INVENTOS COTIDIANOS

Veintisiete inventos que cada día nos ‘salvan la vida’

EFEFUTURO.- La fregona, el bolígrafo, el plástico de burbujas o las bolsas de té son algunos de los inventos que “nos salvan la vida” todos los días y que ahora la exposición “Héroes ocultos” reúne en Madrid hasta el 18 de abril para explicar su origen, hoy prácticamente desconocido para el gran público.

 

<p>La exposición 'Héroes ocultos' está en Madrid hasta el 18 de abril. Imagen facilitada por la Obra Social 'la Caixa'.</p>

La exposición 'Héroes ocultos' está en Madrid hasta el 18 de abril. Imagen facilitada por la Obra Social 'la Caixa'.

En la plaza de Salvador Dalí de la capital, la Obra Social “la Caixa” ha unido inventos que fueron “novedosos en su momento” y que han cambiado “determinados aspectos” de nuestra vida, ha explicado el director corporativo de la entidad en Madrid, Rafael Chueca.
Mientras que algunos de los inventos son consecuencia de una elaborada estrategia comercial, otros deben su origen al azar.

Por ejemplo, las bolsas de té surgieron por el “mal uso” que hacían los consumidores del producto cuando echaban los gránulos directamente en la taza y no en la tetera.

Imagen de Pepo Segura facilitada por la Obra Social ‘la Caixa’.



Para introducir el nuevo elemento en el mercado, sus creadores optaron por realizar una campaña publicitaria que explicara cómo debían utilizarse, ha señalado el comisario de la exposición, Guillem Ferrán.

También por casualidad y fruto de una cinta adhesiva que no pegaba “lo suficiente” surgieron las notas adhesivas, más conocidas como “post-it“.

Los papeles que hoy utilizamos para recordar tareas o apuntar números de teléfono nacieron en una Iglesia donde un científico decidió recubrir un papel con la cinta adhesiva “fallida” porque el punto de libro de su cantoral se caía constantemente y así podría despegarlo con facilidad y señalar distintas páginas.

Algunos “made in Spain”


A pesar de que fue en Estados Unidos donde surgió la idea de utilizar un palo para empujar un paño y limpiar el suelo, fue el español Manuel Jalón el que supo “conectar” los dos elementos e inventó el escurridor.

A partir de 1964 los europeos dejaban de arrodillarse para pulir los suelos e incorporaban una “escoba con flecos” a sus hogares.

¿Y el plástico de burbujas para embalar?

Fue un viaje en avión en los años cincuenta lo que inspiró al ingeniero que observó que las nubes amortiguaban el descenso del avión antes del aterrizaje y decidió sellar aire dentro de un plástico.

Muchos de los objetos expuestos buscan mejorar o perfeccionar un producto ya creado.

Con el propósito de mejorar las botellas de cristal aparece un envase de cartón, plástico y aluminio que protege de la luz el contenido y es más ligero de transportar, el tetrabrik.

Según ha explicado el comisario, “la idea inicial” era crear una máquina que fabricara estos envases con el objetivo de que el propio granjero envasara la leche.

Actitud emprendedora


Imagen de Pepo Segura facilitada por la Obra Social ‘la Caixa’.



Entre la muestra de aproximadamente 27 artilugios puede conocerse el origen del clip, las pinzas de tender, la cremallera o la problemática que supuso crear los bolígrafos.

El principal obstáculo con el que se encontraron los ingenieros que trabajaron en desarrollar los bolígrafos era “cómo obtener un flujo uniforme de tinta”.

Problema que solucionó un inventor húngaro que introdujo una bola en la punta y creó el modelo en el que se basó Marcel Bich para crear los Bic Cristal.

Entre los objetivos de “Héroes ocultos” se encuentra despertar “una actitud emprendedora” entre los visitantes y demostrar que “una idea de diseño puede acabar siendo una vía de negocio”.

En esa línea, la exposición cuenta con un “laboratorio” para que a través de juegos interactivos los más jóvenes desarrollen su capacidad de observación y aprendan a “detectar problemas” a los que encontrar una solución.

Durante un mes los visitantes podrán conocer el origen y la evolución de “pequeños” inventos que aunque pueden pasar desapercibidos son los “héroes ocultos” que mejoran y facilitan nuestro día a día.EFEfuturo

 
Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia
En la plaza de Salvador Dalí de la capital, la Obra Social “la Caixa” ha unido inventos que fueron “novedosos en su momento” y que han cambiado “determinados aspectos” de nuestra vida, ha explicado el director corporativo de la entidad en Madrid, Rafael Chueca.
Mientras que algunos de los inventos son consecuencia de una elaborada estrategia comercial, otros deben su origen al azar.

Por ejemplo, las bolsas de té surgieron por el “mal uso” que hacían los consumidores del producto cuando echaban los gránulos directamente en la taza y no en la tetera.

Imagen de Pepo Segura facilitada por la Obra Social ‘la Caixa’.



Para introducir el nuevo elemento en el mercado, sus creadores optaron por realizar una campaña publicitaria que explicara cómo debían utilizarse, ha señalado el comisario de la exposición, Guillem Ferrán.

También por casualidad y fruto de una cinta adhesiva que no pegaba “lo suficiente” surgieron las notas adhesivas, más conocidas como “post-it“.

Los papeles que hoy utilizamos para recordar tareas o apuntar números de teléfono nacieron en una Iglesia donde un científico decidió recubrir un papel con la cinta adhesiva “fallida” porque el punto de libro de su cantoral se caía constantemente y así podría despegarlo con facilidad y señalar distintas páginas.

Algunos “made in Spain”


A pesar de que fue en Estados Unidos donde surgió la idea de utilizar un palo para empujar un paño y limpiar el suelo, fue el español Manuel Jalón el que supo “conectar” los dos elementos e inventó el escurridor.

A partir de 1964 los europeos dejaban de arrodillarse para pulir los suelos e incorporaban una “escoba con flecos” a sus hogares.

¿Y el plástico de burbujas para embalar?

Fue un viaje en avión en los años cincuenta lo que inspiró al ingeniero que observó que las nubes amortiguaban el descenso del avión antes del aterrizaje y decidió sellar aire dentro de un plástico.

Muchos de los objetos expuestos buscan mejorar o perfeccionar un producto ya creado.

Con el propósito de mejorar las botellas de cristal aparece un envase de cartón, plástico y aluminio que protege de la luz el contenido y es más ligero de transportar, el tetrabrik.

Según ha explicado el comisario, “la idea inicial” era crear una máquina que fabricara estos envases con el objetivo de que el propio granjero envasara la leche.

Actitud emprendedora


Imagen de Pepo Segura facilitada por la Obra Social ‘la Caixa’.



Entre la muestra de aproximadamente 27 artilugios puede conocerse el origen del clip, las pinzas de tender, la cremallera o la problemática que supuso crear los bolígrafos.

El principal obstáculo con el que se encontraron los ingenieros que trabajaron en desarrollar los bolígrafos era “cómo obtener un flujo uniforme de tinta”.

Problema que solucionó un inventor húngaro que introdujo una bola en la punta y creó el modelo en el que se basó Marcel Bich para crear los Bic Cristal.

Entre los objetivos de “Héroes ocultos” se encuentra despertar “una actitud emprendedora” entre los visitantes y demostrar que “una idea de diseño puede acabar siendo una vía de negocio”.

En esa línea, la exposición cuenta con un “laboratorio” para que a través de juegos interactivos los más jóvenes desarrollen su capacidad de observación y aprendan a “detectar problemas” a los que encontrar una solución.

Durante un mes los visitantes podrán conocer el origen y la evolución de “pequeños” inventos que aunque pueden pasar desapercibidos son los “héroes ocultos” que mejoran y facilitan nuestro día a día.EFEfuturo

 

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?