JÚPITER SATÉLITES

Captan el colapso de la atmósfera del satélite Ío durante un eclipse en Júpiter

EFEFUTURO.- Ío, satélite de Júpiter, tarda en completar una vuelta a su planeta 1,7 días terrestres y, cada día, la sombra de Júpiter se cierne sobre el satélite en un eclipse que dura unas dos horas y que produce un brusco cambio de temperatura, además del “colapso” de la atmósfera del satélite durante el citado eclipse.

<p>Los datos obtenidos con el telescopio Gemini, de ocho metros de diámetro, han permitido monitorizar un eclipse en Ío por primera vez. En la image

Los datos obtenidos con el telescopio Gemini, de ocho metros de diámetro, han permitido monitorizar un eclipse en Ío por primera vez. En la imagen, el satélite después de comenzar el eclipse. Southwest Research Institute.

Estas son algunas de las conclusiones que han sacado un grupo de investigadores, con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), después de haber observado varios de estos eclipses, informa el CSIC en una nota de prensa.


Los resultados se publican en la revista Journal of Geophysical Research: Planets, en un artículo en el que los investigadores describen un fenómeno “único en nuestro Sistema Solar: la atmósfera de Ío prácticamente desaparece al comenzar el eclipse para volver a aparecer cuando Ío sale de la sombra de Júpiter“, indica el CSIC.




Júpiter e Ío fotografiados por el telescopio espacial Hubble. J. Spencer (Lowell Observatory-NASA-ESA).

Júpiter e Ío fotografiados por el telescopio espacial Hubble. J. Spencer (Lowell Observatory-NASA-ESA).


“La variabilidad de la tenue atmósfera de Ío ya era conocida, y no sabíamos si se debía a la actividad volcánica -es el objeto con los volcanes más activos de todo el Sistema Solar- o a un equilibrio térmico con la superficie, es decir, a un intercambio de gas con la superficie”, subraya Miguel Ángel López Valverde, investigador del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA).


Los datos obtenidos con el telescopio Gemini, de ocho metros de diámetro, han permitido monitorizar un eclipse en Ío por primera vez.


Cada día, y durante dos horas, la sombra de Júpiter cubre la pequeña luna y su temperatura cae de los -148 grados centígrados a los -168 grados.


Con el descenso de temperatura, el dióxido de azufre que forma la atmósfera se congela y se deposita sobre la superficie, para sublimar y rellenarla cuando Ío sale del eclipse y la luz del Sol calienta los hielos.




“Hemos comprobado que se pierde el 80 % de la atmósfera hasta que el satélite sale del eclipse”, detalla López Valverde, quien añade: “Esto ha sido toda una sorpresa porque nunca habíamos observado un colapso atmosférico de estas características”.



Además, “nos ha permitido zanjar el viejo problema: la atmósfera no está directamente formada por gases volcánicos, sino por la sublimación de los hielos en superficie”.


Ío, que muestra un tamaño similar al de la Luna, es de los cuatro grandes satélites de Júpiter, conocidos como satélites galileanos, el más próximo al planeta.




Ío, satélite de Júpiter

Imagen artística de Ío en la que se puede apreciar la actividad volcánica antes del eclipse. Southwest Research Institute.


Las interacciones gravitatorias entre ellos fuerzan las órbitas hacia una geometría elíptica, de modo que las distancias con respecto a Júpiter se vuelven variables y se generan distorsiones -similares a las mareas que provoca la Luna sobre los océanos terrestres-.


Estas fricciones desencadenan una fuerte actividad volcánica en Ío, cuya superficie se rejuvenece con las erupciones, que producen corrientes de lava de cientos de kilómetros y columnas de dióxido de azufre que se elevan hasta 400 kilómetros, resume el CSIC. EFEfuturo

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login