INVESTIGACIÓN ENVEJECIMIENTO

La falta de una única proteína acelera el envejecimiento muscular en ratones

EFEFUTURO.- Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) de Barcelona han descubierto en ratones jóvenes que la pérdida de la proteína ‘Mitofusina 2’ en los músculos acelera el envejecimiento y les causa sarcopenia prematura, similar a las condiciones musculares de ratones viejos.

<p>Comparación entre una mitocondria de músculo sano y una mitocondria de músculo sin Mitofusina 2 (2b) (D. Sebastián, IRB Barcelona, CIBERDEM).</

Comparación entre una mitocondria de músculo sano y una mitocondria de músculo sin Mitofusina 2 (2b) (D. Sebastián, IRB Barcelona, CIBERDEM).

La sarcopenia, o degeneración de masa muscular y pérdida de fuerza asociada, es una de las condiciones más debilitantes de la vejez que no se sabe tratar.

En su investigación, que publica la revista “The EMBO Journal”, los científicos del IRB proponen que aumentar la actividad de la Mitofusina 2 sería una buena estrategia para mejorar la sarcopenia.

Según los médicos, una de las alteraciones que más afecta a la calidad de vida de las personas mayores es la atrofia muscular inducida por la edad con la consiguiente pérdida de fuerza, conocida como sarcopenia.

Hacia los 55 años, las personas comienzan a disminuir su masa muscular, hasta edades avanzadas, cuando la pérdida es ya más crítica y hasta ahora se desconoce cómo se llega a la sarcopenia ni cómo tratarla.

Mitofusina 2, necesaria para unos músculos sanos

La investigación del IRB, en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), ha descubierto en ratones que la proteína Mitofusina 2 es necesaria para mantener unos músculos sanos, y por lo tanto que esta proteína podría ser una diana terapéutica válida para mejorar la sarcopenia en gente mayor.

Liderados por Antonio Zorzano, coordinador del programa de Medicina Molecular del IRB y catedrático de la UB, los científicos han observado que los ratones durante el envejecimiento y de forma natural van perdiendo la Mitofusina 2 en los músculos.

Los investigadores han comprobado que la baja actividad de esta proteína en ratones de 24 meses (equivalentes a una persona de 80 años) está directamente relacionada con la atrofia muscular y la sarcopenia que presentan.

También han confirmado la asociación entre pérdida de Mitofusina 2 y envejecimiento muscular cuando eliminan la proteína en el músculo de ratones de 6 meses (equivalentes a una persona de 30 años) porque aceleran el envejecimiento, reproduciendo prematuramente las condiciones de la musculatura de ratones viejos.

Esquema donde se muestra la relación entre niveles de expresión de Mitofusina 2 y envejecimiento muscular  (D. Sebastián, IRB Barcelona, CIBERDEM).

Esquema donde se muestra la relación entre niveles de expresión de Mitofusina 2 y envejecimiento muscular (D. Sebastián, IRB Barcelona, CIBERDEM).

“Durante cinco años hemos recogido pruebas suficientemente significativas que demuestran la contribución de Mitofusina 2 para mantener la buena salud de los músculos en ratones y que nos permiten pensar en una estrategia terapéutica para la sarcopenia”, ha resumido David Sebastián, investigador del IRB y del CIBERDEM.

“La sarcopenia no es un problema menor, porque hace que algunas personas mayores necesiten ayuda para sus tareas cotidianas”, ha detallado Antonio Zorzano, jefe del Laboratorio de enfermedades metabólicas complejas y mitocondrias del IRB.

Según Zorzano, “si queremos aumentar la salud de las personas mayores este es un problema que hay que abordar”.

Mitofusina 2, importante también en la vejez

Zorzano tiene en marcha un estudio en colaboración con geriatras del Hospital de Sant Joan de Déu para demostrar que la represión de Mitofusina 2 también ocurre durante el envejecimiento humano.

“Es la prueba necesaria si queremos hacer el traslado a la clínica”, ha dicho el investigador, que también tiene a punto la tecnología para buscar moléculas farmacológicas para potenciar la actividad de Mitofusina 2.

Además, según Zorzano, hay otro fenómeno de degeneración muscular extrema, en este caso asociado a enfermedad, especialmente en cáncer, llamado caquexia.

“Si encontramos una molécula que mejore el estado de los músculos, se debería testar en pacientes de cáncer con caquexia -ha propuesto Zorzano-, porque en algunos casos es la auténtica causa de la muerte de los enfermos”. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

La sarcopenia, o degeneración de masa muscular y pérdida de fuerza asociada, es una de las condiciones más debilitantes de la vejez que no se sabe tratar.

En su investigación, que publica la revista “The EMBO Journal”, los científicos del IRB proponen que aumentar la actividad de la Mitofusina 2 sería una buena estrategia para mejorar la sarcopenia.

Según los médicos, una de las alteraciones que más afecta a la calidad de vida de las personas mayores es la atrofia muscular inducida por la edad con la consiguiente pérdida de fuerza, conocida como sarcopenia.

Hacia los 55 años, las personas comienzan a disminuir su masa muscular, hasta edades avanzadas, cuando la pérdida es ya más crítica y hasta ahora se desconoce cómo se llega a la sarcopenia ni cómo tratarla.

Mitofusina 2, necesaria para unos músculos sanos

La investigación del IRB, en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), ha descubierto en ratones que la proteína Mitofusina 2 es necesaria para mantener unos músculos sanos, y por lo tanto que esta proteína podría ser una diana terapéutica válida para mejorar la sarcopenia en gente mayor.

Liderados por Antonio Zorzano, coordinador del programa de Medicina Molecular del IRB y catedrático de la UB, los científicos han observado que los ratones durante el envejecimiento y de forma natural van perdiendo la Mitofusina 2 en los músculos.

Los investigadores han comprobado que la baja actividad de esta proteína en ratones de 24 meses (equivalentes a una persona de 80 años) está directamente relacionada con la atrofia muscular y la sarcopenia que presentan.

También han confirmado la asociación entre pérdida de Mitofusina 2 y envejecimiento muscular cuando eliminan la proteína en el músculo de ratones de 6 meses (equivalentes a una persona de 30 años) porque aceleran el envejecimiento, reproduciendo prematuramente las condiciones de la musculatura de ratones viejos.

Esquema donde se muestra la relación entre niveles de expresión de Mitofusina 2 y envejecimiento muscular  (D. Sebastián, IRB Barcelona, CIBERDEM).

Esquema donde se muestra la relación entre niveles de expresión de Mitofusina 2 y envejecimiento muscular (D. Sebastián, IRB Barcelona, CIBERDEM).

“Durante cinco años hemos recogido pruebas suficientemente significativas que demuestran la contribución de Mitofusina 2 para mantener la buena salud de los músculos en ratones y que nos permiten pensar en una estrategia terapéutica para la sarcopenia”, ha resumido David Sebastián, investigador del IRB y del CIBERDEM.

“La sarcopenia no es un problema menor, porque hace que algunas personas mayores necesiten ayuda para sus tareas cotidianas”, ha detallado Antonio Zorzano, jefe del Laboratorio de enfermedades metabólicas complejas y mitocondrias del IRB.

Según Zorzano, “si queremos aumentar la salud de las personas mayores este es un problema que hay que abordar”.

Mitofusina 2, importante también en la vejez

Zorzano tiene en marcha un estudio en colaboración con geriatras del Hospital de Sant Joan de Déu para demostrar que la represión de Mitofusina 2 también ocurre durante el envejecimiento humano.

“Es la prueba necesaria si queremos hacer el traslado a la clínica”, ha dicho el investigador, que también tiene a punto la tecnología para buscar moléculas farmacológicas para potenciar la actividad de Mitofusina 2.

Además, según Zorzano, hay otro fenómeno de degeneración muscular extrema, en este caso asociado a enfermedad, especialmente en cáncer, llamado caquexia.

“Si encontramos una molécula que mejore el estado de los músculos, se debería testar en pacientes de cáncer con caquexia -ha propuesto Zorzano-, porque en algunos casos es la auténtica causa de la muerte de los enfermos”. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?