INVESTIGACIÓN PATENTES

La Universidad de Extremadura, entre las mayores solicitantes de patentes en España

La Universidad de Extremadura ha impulsado 155 solicitudes de producción industrial (patentes y modelos de utilidad) a lo largo de sus más de 40 años de historia y en 2015 ocupó el puesto 14 en el ránking de los 20 mayores solicitantes de patentes en España y el séptimo entre las universidades públicas.

<p>Fotografía de archivo de una investigadora. EFE/Marta Pérez</p>

Fotografía de archivo de una investigadora. EFE/Marta Pérez

Así lo reflejan los últimos datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), que depende del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.


Del total de solicitudes, 120 son exclusivas de la UEx y en las 35 restantes la institución universitaria es cotitular con otras universidades, algunas extranjeras, por ejemplo de Estonia y Brasil, centros de investigación, hospitales y empresas, entre otros.


El 85 % de las solicitudes de propiedad industrial de la UEx corresponden a patentes (por las que se reconoce a alguien una invención y los derechos que de ella se derivan y que tienen una protección de 20 años) y un 15 % a modelos de utilidad (de menor rango que la patente, consistente, por ejemplo, en dar una nueva utilidad a algo existente y que tiene una protección de 10 años).




Aparatos de simulación acrobática, un diluyente de congelación para el semen equino, herbicidas biodegradables, respirómetros portátiles para el diagnóstico en cultivos agrícolas o un mortero compuesto de corcho para la rehabilitación de edificios antiguos, son algunas de las patentes licenciadas con las que cuenta la UEX.



El proceso de solicitud de una patente puede durar entre tres y cuatro años y una vez que se concede la misma y se registra en la OEPM, su autor ya puede firmar contratos de licencia y empezar a negociar con ella.


El vicerrector de Investigación, Transferencia e Innovación, Manuel González Lena, ha explicado, en declaraciones a Efe, que la UEx “todavía está en la fase de generación de un importante número de patentes”, ocupa “un buen lugar en producción científica“, pero “necesita aumentar su presencia en transferencia de resultados”.


“Somos muy jóvenes en este sentido”, ha precisado González Lena, según el cual aún falta lograr que las empresas se interesen por las patentes de la UEx, que tengan esa aplicación real y se puedan obtener beneficios económicos importantes por ellas.


El vicerrector cree que cuantas más patentes tenga la UEx, más posibilidades tendrá luego de comercializarlas, por lo que se está incentivando a los profesores para que investiguen y patenten. De hecho, la universidad corre con todos los gastos del proceso.


La UEx tiene ahora mismo 30 contratos de licencia con algunas empresas extremeñas pero, sobre todo, con Spin-off de base tecnológica, que surgen de los propios profesores de la universidad que están implicados en esa patente y que para explotarla necesitan una empresa.


En cuanto a los sectores presentes en las solicitudes de protección industrial, González Lena ha destacado las “ciencias médicas o veterinaria”, “deportes, juegos y distracciones”, así como “alimentos” y “agricultura”; “elementos que están muy relacionados con Extremadura“.



Transferencia de resultados


Aunque la asignatura pendiente de la UEx sea la transferencia de resultados de la patente, el vicerrector ha aclarado que hay otros caminos en los que la universidad sí cumple esa vocación de servicio público en el sentido de ofrecer soluciones a la sociedad.


Así, la UEx viene firmando con empresas e instituciones “del orden de 250 contratos o convenios anuales” de prestación de servicios y asesoramiento por “valor de aproximadamente cinco millones de euros al año”.


Ha puesto como ejemplo que una empresa de tratamiento de agua tenga un problema con la eliminación de un contaminante y, sin necesidad de tener una patente, la Universidad extremeña puede realizar un estudio e investigación, en base a su experiencia y conocimiento, para darle una solución a ese problema.


“Esto también es transferencia de resultados y, además, con un resultado económico importante”, ha apuntado.


Por otro lado, el vicerrector ha hecho un llamamiento a los políticos para que entiendan que la inversión en investigación es una inversión “a futuro” y ha reivindicado “un pacto nacional por la investigación” ya que “aquellos países que tienen un sistema de I+D+i potentes son los que mejor han sorteado la crisis”.




“Siempre es mucho mejor inventar y descubrir tecnología que no comprarla”, ha añadido el vicerrector, para el que “España está muy lejos del nivel europeo y Extremadura está muy lejos de la media nacional”.



En esta línea, ha señalado que la investigación en una universidad pública se consigue fundamentalmente a través de presentar proyectos a convocatorias competitivas, que en los últimos años han estado “muy paralizadas” a nivel nacional y regional.


La UEx ha tenido “una caída tanto en número de proyectos como financiación de aproximadamente el 40 % en estos últimos años”.


No obstante, ha resaltado que en el ámbito autonómico “parece que se reactiva de nuevo la política de inversión en investigación” y ha avanzado que “en breve se va a aprobar el VI Plan Regional de Investigación por parte de la Junta”, que ya ha sido aprobado por el Consejo Asesor de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.


A González Lena este plan le resulta “muy ilusionante”, pues “por fin va a ser una herramienta de mucho impulso para la I+D+i” e incorpora planes para crear nuevos talentos y recuperar a los que se han visto obligados a marcharse fuera de la región y de España. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

Así lo reflejan los últimos datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), que depende del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.


Del total de solicitudes, 120 son exclusivas de la UEx y en las 35 restantes la institución universitaria es cotitular con otras universidades, algunas extranjeras, por ejemplo de Estonia y Brasil, centros de investigación, hospitales y empresas, entre otros.


El 85 % de las solicitudes de propiedad industrial de la UEx corresponden a patentes (por las que se reconoce a alguien una invención y los derechos que de ella se derivan y que tienen una protección de 20 años) y un 15 % a modelos de utilidad (de menor rango que la patente, consistente, por ejemplo, en dar una nueva utilidad a algo existente y que tiene una protección de 10 años).




Aparatos de simulación acrobática, un diluyente de congelación para el semen equino, herbicidas biodegradables, respirómetros portátiles para el diagnóstico en cultivos agrícolas o un mortero compuesto de corcho para la rehabilitación de edificios antiguos, son algunas de las patentes licenciadas con las que cuenta la UEX.



El proceso de solicitud de una patente puede durar entre tres y cuatro años y una vez que se concede la misma y se registra en la OEPM, su autor ya puede firmar contratos de licencia y empezar a negociar con ella.


El vicerrector de Investigación, Transferencia e Innovación, Manuel González Lena, ha explicado, en declaraciones a Efe, que la UEx “todavía está en la fase de generación de un importante número de patentes”, ocupa “un buen lugar en producción científica“, pero “necesita aumentar su presencia en transferencia de resultados”.


“Somos muy jóvenes en este sentido”, ha precisado González Lena, según el cual aún falta lograr que las empresas se interesen por las patentes de la UEx, que tengan esa aplicación real y se puedan obtener beneficios económicos importantes por ellas.


El vicerrector cree que cuantas más patentes tenga la UEx, más posibilidades tendrá luego de comercializarlas, por lo que se está incentivando a los profesores para que investiguen y patenten. De hecho, la universidad corre con todos los gastos del proceso.


La UEx tiene ahora mismo 30 contratos de licencia con algunas empresas extremeñas pero, sobre todo, con Spin-off de base tecnológica, que surgen de los propios profesores de la universidad que están implicados en esa patente y que para explotarla necesitan una empresa.


En cuanto a los sectores presentes en las solicitudes de protección industrial, González Lena ha destacado las “ciencias médicas o veterinaria”, “deportes, juegos y distracciones”, así como “alimentos” y “agricultura”; “elementos que están muy relacionados con Extremadura“.



Transferencia de resultados


Aunque la asignatura pendiente de la UEx sea la transferencia de resultados de la patente, el vicerrector ha aclarado que hay otros caminos en los que la universidad sí cumple esa vocación de servicio público en el sentido de ofrecer soluciones a la sociedad.


Así, la UEx viene firmando con empresas e instituciones “del orden de 250 contratos o convenios anuales” de prestación de servicios y asesoramiento por “valor de aproximadamente cinco millones de euros al año”.


Ha puesto como ejemplo que una empresa de tratamiento de agua tenga un problema con la eliminación de un contaminante y, sin necesidad de tener una patente, la Universidad extremeña puede realizar un estudio e investigación, en base a su experiencia y conocimiento, para darle una solución a ese problema.


“Esto también es transferencia de resultados y, además, con un resultado económico importante”, ha apuntado.


Por otro lado, el vicerrector ha hecho un llamamiento a los políticos para que entiendan que la inversión en investigación es una inversión “a futuro” y ha reivindicado “un pacto nacional por la investigación” ya que “aquellos países que tienen un sistema de I+D+i potentes son los que mejor han sorteado la crisis”.




“Siempre es mucho mejor inventar y descubrir tecnología que no comprarla”, ha añadido el vicerrector, para el que “España está muy lejos del nivel europeo y Extremadura está muy lejos de la media nacional”.



En esta línea, ha señalado que la investigación en una universidad pública se consigue fundamentalmente a través de presentar proyectos a convocatorias competitivas, que en los últimos años han estado “muy paralizadas” a nivel nacional y regional.


La UEx ha tenido “una caída tanto en número de proyectos como financiación de aproximadamente el 40 % en estos últimos años”.


No obstante, ha resaltado que en el ámbito autonómico “parece que se reactiva de nuevo la política de inversión en investigación” y ha avanzado que “en breve se va a aprobar el VI Plan Regional de Investigación por parte de la Junta”, que ya ha sido aprobado por el Consejo Asesor de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.


A González Lena este plan le resulta “muy ilusionante”, pues “por fin va a ser una herramienta de mucho impulso para la I+D+i” e incorpora planes para crear nuevos talentos y recuperar a los que se han visto obligados a marcharse fuera de la región y de España. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?