INVESTIGACIÓN LEISHMANIASIS

Hallan mecanismo que permite al parásito Leishmania esquivar la respuesta inmune

Efefuturo.- Un equipo de investigadores españoles ha identificado un mecanismo que permite al parásito de la Leishmania, el causante de la leishmaniasis, esquivar la respuesta inmune y desarrollar así la infección.

<p>Imagen del CNIC obtenida por microscopía confocal donde puede observarse el material genético de parásitos Leishmania major, así como la tinci

Imagen del CNIC obtenida por microscopía confocal donde puede observarse el material genético de parásitos Leishmania major, así como la tinción con una proteína recombinante que contiene el dominio extracelular de los receptores Mincle o Dectin-1.

El trabajo lo lideran científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y los resultados se publican en la revista Immunity.

La leishmaniasis es una enfermedad causada por un parásito que se transmite a los humanos por la picadura de mosquitos de la arena (flebótomos) infectados.

Se presenta principalmente en personas que residen en las zonas tropicales y subtropicales, pero también está presente en los países de la cuenca mediterránea, incluido España donde en 2012 se detectó un brote en un municipio de Madrid.

Los perros, como reservorios de la enfermedad

Además, los perros actúan como reservorios de la enfermedad, recuerda el CNIC en una nota de prensa.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, su prevalencia es de 12 millones de personas y cada año se producen 1,3 millones de nuevos casos y entre 20.000 y 30.000 defunciones.

Es una de las cinco parasitosis más importantes y pertenece al grupo de las “enfermedades olvidadas”, debido a su amplia distribución, incidencia y dificultad de control.

Los investigadores del CNIC Salvador Iborra, María Martínez y David Sancho. Imagen facilitada por el CNIC.

Los investigadores del CNIC Salvador Iborra, María Martínez y David Sancho. Imagen CNIC.

La forma más grave, la leishmaniasis visceral, también conocida como “kala azar“, se caracteriza por episodios irregulares de fiebre, pérdida de peso o anemia.

Todos los pacientes con leishmaniasis visceral requieren la administración inmediata de un tratamiento completo, que en muchas ocasiones es tóxico e ineficaz; a pesar de que los pacientes que se han recuperado de una leishmaniasis son resistentes a la reinfección, en la actualidad no existe una vacuna eficaz.

En este trabajo los científicos identifican un mecanismo del parásito que “sabotea” la respuesta inmune: demuestran que la responsable es una molécula producida y secretada por el propio parásito que es capaz de unirse específicamente a un receptor llamado Mincle (Clec4e) expresado en células presentadoras de antígeno (células dendríticas) para “sabotear” su función.

En el estudio se ha visto una reducción del 90 % en el número de parásitos de Leishmania en ratones deficientes en Mincle.

En la actualidad no existe una vacuna eficaz frente a esta enfermedad y este trabajo, en el que han colaborado científicos de otros centros nacionales e internacionales, abre la puerta a mejorar precisamente esa eficacia. Efefuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

El trabajo lo lideran científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y los resultados se publican en la revista Immunity.

La leishmaniasis es una enfermedad causada por un parásito que se transmite a los humanos por la picadura de mosquitos de la arena (flebótomos) infectados.

Se presenta principalmente en personas que residen en las zonas tropicales y subtropicales, pero también está presente en los países de la cuenca mediterránea, incluido España donde en 2012 se detectó un brote en un municipio de Madrid.

Los perros, como reservorios de la enfermedad

Además, los perros actúan como reservorios de la enfermedad, recuerda el CNIC en una nota de prensa.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, su prevalencia es de 12 millones de personas y cada año se producen 1,3 millones de nuevos casos y entre 20.000 y 30.000 defunciones.

Es una de las cinco parasitosis más importantes y pertenece al grupo de las “enfermedades olvidadas”, debido a su amplia distribución, incidencia y dificultad de control.

Los investigadores del CNIC Salvador Iborra, María Martínez y David Sancho. Imagen facilitada por el CNIC.

Los investigadores del CNIC Salvador Iborra, María Martínez y David Sancho. Imagen CNIC.

La forma más grave, la leishmaniasis visceral, también conocida como “kala azar“, se caracteriza por episodios irregulares de fiebre, pérdida de peso o anemia.

Todos los pacientes con leishmaniasis visceral requieren la administración inmediata de un tratamiento completo, que en muchas ocasiones es tóxico e ineficaz; a pesar de que los pacientes que se han recuperado de una leishmaniasis son resistentes a la reinfección, en la actualidad no existe una vacuna eficaz.

En este trabajo los científicos identifican un mecanismo del parásito que “sabotea” la respuesta inmune: demuestran que la responsable es una molécula producida y secretada por el propio parásito que es capaz de unirse específicamente a un receptor llamado Mincle (Clec4e) expresado en células presentadoras de antígeno (células dendríticas) para “sabotear” su función.

En el estudio se ha visto una reducción del 90 % en el número de parásitos de Leishmania en ratones deficientes en Mincle.

En la actualidad no existe una vacuna eficaz frente a esta enfermedad y este trabajo, en el que han colaborado científicos de otros centros nacionales e internacionales, abre la puerta a mejorar precisamente esa eficacia. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?