INVESTIGACIÓN SOLAR

Miden señales en dos líneas espectrales de la radiación del Sol

El experimento CLASP (Chromospheric Lyman-Alpha SpectroPolarimeter), que surgió de las investigaciones teóricas realizadas en el Instituto de Astrofísica de Canarias, abre una nueva ventana de investigación al lograr medir señales de polarización en dos líneas espectrales de la radiación ultravioleta del Sol.

<p>Observaciones obtenidas con CLASP de la intensidad y polarización de la radiación solar en la línea Lyman-alfa del hidrógeno a 1216 Angstroms.

Observaciones obtenidas con CLASP de la intensidad y polarización de la radiación solar en la línea Lyman-alfa del hidrógeno a 1216 Angstroms.

Una nota del IAC indica que la polarización observada proporciona información sobre el campo magnético y la geometría del plasma en la “enigmática región” de transición entre la cromosfera y la corona del Sol.

CLASP es un proyecto internacional cuyos primeros resultados se acaban de publicar en la revista “The Astrophysical Journal”.

El instrumento CLASP, lanzado el 3 de septiembre de 2015 en un cohete suborbital de la NASA, midió por primera vez la polarización de la radiación ultravioleta del Sol en las líneas Lyman-alfa del hidrógeno y del Si III a 1206 Angstroms.

El instrumento realizó las observaciones por encima de 150 kilómetros de altura, donde dicha radiación ultravioleta comienza a ser medible, mientras ascendía hasta 300 kilómetros de altura siguiendo una trayectoria parabólica.


Los cuatro centros de investigación responsables de esta misión (NAOJ, NASA/MSFC, IAS, IAC) han anunciado los primeros resultados publicados.
Se sabe muy poco de los mecanismos físicos que domina la región de transición entre la cromosfera y la corona del Sol, zona en la que en apenas 100 kilómetros, la temperatura pasa de diez mil grados en la cromosfera a más de un millón de grados en la corona.

Según los científicos, la clave está en los campos magnéticos y por ello CLASP observa la polarización en líneas del espectro ultravioleta, sensible mediante el efecto Hanle a la presencia de campos magnéticos en la base de la corona solar.

El efecto Hanle consiste en la modificación, debida a la acción de un campo magnético, de la polarización lineal producida por procesos de “scattering” (absorción y re-emisión de fotones) en una línea espectral.

El profesor de investigación del CSIC en el IAC y uno de los cuatro investigadores principales del proyecto CLASP, Javier Trujillo, explica en la nota que mientras que la polarización de la línea Lyman-alfa es sensible a campos magnéticos con intensidades entre 10 y 100 gaus, la línea del Si III lo es a campos magnéticos más intensos.

El científico agrega que la medida simultánea de la polarización en dos líneas espectrales con diferente sensibilidad “puede ayudarnos a determinar con mayor precisión el campo magnético en las regiones externas de la atmósfera solar (cromosfera, región de transición y corona)”.

Añade que es en esas regiones de la atmósfera solar donde se producen los fenómenos explosivos que pueden afectar seriamente a la magnetosfera de la Tierra, el escudo que protege de las partículas energéticas del viento solar.

“Por eso es de enorme importancia desarrollar nuevas técnicas para determinar el campo magnético del plasma en la alta cromosfera y corona del Sol”, asegura Andrés Asensio Ramos, otro de los científicos del IAC que participa en el proyecto CLASP.

Un hito en Física Solar


Los expertos indican que el haber medido por primera vez la polarización este experimento supone un hito en Física Solar y abre una nueva ventana de investigación en astrofísica que es la espectropolarimetría ultravioleta.

Según Luca Belluzzi, otro de los miembros del proyecto CLASP que trabaja ahora en el Istituto Ricerche Solari Locarno (IRSOL, Suiza), este experimento ha confirmado los resultados de las investigaciones teóricas que motivaron su desarrollo.

En el centro de la línea Lyman-alfa, donde opera el efecto Hanle, la variación espacial de la polarización lineal observada no se puede explicar con los modelos tridimensionales actuales de la cromosfera solar, comenta Jiri Stepan, científico de la Academia de Ciencias de la República Checa que se encuentra actualmente en estancia de sabático en el IAC.

El equipo de científicos observará en una segunda fase las líneas resonantes del magnesio ionizado e interpretará las observaciones espectro-polarimétricas que se lograrán con la nueva generación de telescopios terrestres y espaciales. EFE
Publicado en: Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login