Recurso de archivo EFEfuturo

Madrid acoge el congreso `Ingeniería biológica para un mundo mejor´

El uso de la biología síntetica frente a problemas ambientales como el cambio climático será una de las cuestiones que se abordarán en el congreso “Engineering biology for a better world”

<p>TAI01. BANGKOK (TAILANDIA), 09/12/2014.- Una abeja de miel asiática recoge polen de una flor hoy, martes 9 de diciembre de 2014, en el área urban

TAI01. BANGKOK (TAILANDIA), 09/12/2014.- Una abeja de miel asiática recoge polen de una flor hoy, martes 9 de diciembre de 2014, en el área urbana de Bangkok (Tailandia). Las abejas, cruciales para la polinización de las plantas, están desapareciendo, los científicos culpan al uso de plaguicidas, el cambio climático y reducción de medio ambiente como las causas principales. Alrededor de un tercio de los alimentos humanos consumen se basa en el trabajo de los polinizadores como las abejas y otros insectos por lo que es crucial para la población de abejas mundo para mantener la seguridad alimentaria. EFE/BARBARA WALTON

En el congreso “Engineering biology for a better world“, que tendrá lugar los próximos jueves 31 de agosto y viernes 1 de septiembre en Madrid, promovido por la Asociación Europea de Jóvenes Investigadores en Biología Sintética,  se darán cita científicos y representantes de la industria biotecnológica de todo el mundo para discutir las posibilidades que ofrece la biología sintética en la construcción de la sociedad del futuro.

Biología sintética


La biología sintética permite crear “bacterias modificadas” que contienen una parte desarrollada en laboratorios para convertir elementos tóxicos del aire, del agua o de la tierra en “productos limpios” y así ayudar frente a problemas como el cambio climático, ha dicho a Efe el científico Pavel Dvorák.

Esta es la conclusión que el investigador destaca en un artículo recientemente publicado en la revista Biotechnology Advances junto con otros tres científicos del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC entre los que se encuentra el investigador español y director del trabajo, Víctor de Lorenzo.

La biología sintética “apareció hace apenas unos 10 o 15 años”, ha destacado Dvorák a EFEfuturo, quien ha asegurado que “desde entonces nos ha dado herramientas para transformar genomas, así como métodos para construir circuitos genéticos”.

En este sentido, “los científicos llevan intentando modificar organismos desde 1980”, ha reconocido el experto, que ha destacado que, por ejemplo, gracias a estas herramientas se pueden amplificar las rutas bioquímicas de las plantas, -encargadas de su metabolismo-, para que las bacterias modificadas puedan usar dióxido de carbono del aire y convertirlo en un “producto limpio”.

Minimizar el cambio climático


El nuevo planteamiento, además, “permitirá minimizar el cambio climático y otros cambios globales provocados por la acción humana”, según ha indicado de Lorenzo en un comunicado facilitado por el CSIC, pues considera que “abre las puertas al uso bacterias para eliminar los gases de efecto invernadero de la atmósfera o los plásticos de los océanos”.

Además, la biología de sistemas -nacida a la par que la sintética- ofrece métodos computacionales para predecir el funcionamiento de circuitos sintéticos en los ejemplares en los que se implementa, por lo que “podemos predecir al 100 % cómo se va a comportar la parte sintética y evitar situaciones de riesgo”, ha afirmado Dvorák, investigador del CNB del CSIC.

“Hay nuevos problemas para los que ofrecemos nuevas soluciones”, ha añadido el investigador, quien ha reconocido que “esta cuestión puede generar muchas preguntas éticas”.

Por eso “el último capítulo de la investigación habla de la tarea más importante de los científicos: explicar esta tecnología para que se acepte, como la informática”, ha comentado el científico, quien ha recordado que “todos usamos hoy en día ordenadores o teléfonos móviles, a pesar de que no conocemos su funcionamiento”. Efefuturo
Publicado en: Ciencia
En el congreso “Engineering biology for a better world“, que tendrá lugar los próximos jueves 31 de agosto y viernes 1 de septiembre en Madrid, promovido por la Asociación Europea de Jóvenes Investigadores en Biología Sintética,  se darán cita científicos y representantes de la industria biotecnológica de todo el mundo para discutir las posibilidades que ofrece la biología sintética en la construcción de la sociedad del futuro.

Biología sintética


La biología sintética permite crear “bacterias modificadas” que contienen una parte desarrollada en laboratorios para convertir elementos tóxicos del aire, del agua o de la tierra en “productos limpios” y así ayudar frente a problemas como el cambio climático, ha dicho a Efe el científico Pavel Dvorák.

Esta es la conclusión que el investigador destaca en un artículo recientemente publicado en la revista Biotechnology Advances junto con otros tres científicos del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC entre los que se encuentra el investigador español y director del trabajo, Víctor de Lorenzo.

La biología sintética “apareció hace apenas unos 10 o 15 años”, ha destacado Dvorák a EFEfuturo, quien ha asegurado que “desde entonces nos ha dado herramientas para transformar genomas, así como métodos para construir circuitos genéticos”.

En este sentido, “los científicos llevan intentando modificar organismos desde 1980”, ha reconocido el experto, que ha destacado que, por ejemplo, gracias a estas herramientas se pueden amplificar las rutas bioquímicas de las plantas, -encargadas de su metabolismo-, para que las bacterias modificadas puedan usar dióxido de carbono del aire y convertirlo en un “producto limpio”.

Minimizar el cambio climático


El nuevo planteamiento, además, “permitirá minimizar el cambio climático y otros cambios globales provocados por la acción humana”, según ha indicado de Lorenzo en un comunicado facilitado por el CSIC, pues considera que “abre las puertas al uso bacterias para eliminar los gases de efecto invernadero de la atmósfera o los plásticos de los océanos”.

Además, la biología de sistemas -nacida a la par que la sintética- ofrece métodos computacionales para predecir el funcionamiento de circuitos sintéticos en los ejemplares en los que se implementa, por lo que “podemos predecir al 100 % cómo se va a comportar la parte sintética y evitar situaciones de riesgo”, ha afirmado Dvorák, investigador del CNB del CSIC.

“Hay nuevos problemas para los que ofrecemos nuevas soluciones”, ha añadido el investigador, quien ha reconocido que “esta cuestión puede generar muchas preguntas éticas”.

Por eso “el último capítulo de la investigación habla de la tarea más importante de los científicos: explicar esta tecnología para que se acepte, como la informática”, ha comentado el científico, quien ha recordado que “todos usamos hoy en día ordenadores o teléfonos móviles, a pesar de que no conocemos su funcionamiento”. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?