Mikel Sánchez: Aunque sin evidencia científica, el plasma mejora en patologías traumatológicas

Efefuturo.- El tratamiento con plasma enriquecido con plaquetas “carece de evidencia científica alguna que demuestre su funcionamiento” en patologías traumatológicas, aunque produce mejorías clínicas en la reducción del dolor y los derrames articulares, según sostiene el traumatólogo Mikel Sánchez, pionero en la aplicación de esta técnica

<p>El traumatólogo Mikel Sánchez, pionero en el implante de células plasmáticas de crecimiento para combatir las lesiones, durante la entrevista c

El traumatólogo Mikel Sánchez, pionero en el implante de células plasmáticas de crecimiento para combatir las lesiones, durante la entrevista concedida a Efe. EFE/Luis Tejido

“Se promete más de lo que realmente está demostrado”, afirma Sánchez en una entrevista con Efe, en la que asegura que, pese al auge experimentado en torno a las infiltraciones de plasma rico en factores de crecimiento (PRP), especialmente entre deportistas de elite, no se ha podido constatar en ningún caso una mejoría de regeneración que sea “apreciable radiográficamente”.

Artrosis de rodilla y tendinitis

Sin embargo, sí ha visto en un 60 ó 70 % de los pacientes con artrosis de rodilla producirse “una mejoría clínica”, en cuanto a reducción de dolor y de derrames articulares, así como también que en fracturas acelera “un poquito” la curación, “pero tampoco en unos plazos tan importantes como para que sean significativos”, ha reconocido.

En la tendinitis, por ejemplo, dolencia crónica de la que fue tratado en su día el tenista Rafael Nadal con varias infiltraciones de PRP, “consiguen una mejoría clínica entre un 50 % y un 60 % de los pacientes”, ha detallado el investigador.

Sánchez, conocido como ‘el mago de las rodillas‘ y pionero en aplicar esta técnica en lesiones y dolencias traumatológicas crónicas, ha tratado a numerosos deportistas como Rafael Nadal y los futbolistas Xavi, Iniesta y Pujol, así como al rey emérito Juan Carlos.

Desarrollo del plasma

Director médico y científico de la Unidad de Cirugía Artroscópica del hospital Vithas San José de Vitoria, Sánchez fue distinguido con el Premio Nacional de las Artes y Ciencias Aplicadas al Deporte en 2014, junto al también alavés Eduardo Anitua, fundador del laboratorio que desarrolló el plasma rico en factores de crecimiento.

“El plasma rico en plaquetas son células que tienen proteínas en la superficie. Conocemos el funcionamiento de algunas de esas proteínas, como que aceleran la consolidación del hueso o facilitan la reparación de la parte interna de los vasos sanguíneos, pero de otras todavía ni sabemos exactamente qué es lo que hacen”, ha explicado.

“Se supone que en poco tiempo conseguiremos más información y resultados, pero es una terapia que todavía está muy por ver, muy por experimentar, y sobre todo muy por conocer”, ha señalado el traumatólogo, quien cree que si muchas personas recurren a este método es porque “es asequible, con pocas complicaciones y muy fácil de realizar, pues se trata de sacarte sangre, centrifugarla y volverla a inyectar”, ha considerado.

“Es algo que aunque no sepas muy bien si te va a dar una gran mejoría, como tampoco te va a empeorar, pues lo utilizas”, ha dicho, antes de señalar que, en este caso, en comparación con las infiltraciones de ácido hialurónico, sí está demostrado que el PRP funciona “un poquito mejor”.

Infiltración de células madre

Las ultimas investigaciones en traumatología ya apuntan a la infiltración de células madre, una “prometedora” técnica que “a diferencia del plasma rico en plaquetas sí parece ser que tiene capacidad regenerativa”, si bien todavía los datos “son incipientes”.

“Actualmente, únicamente se esta haciendo en dos centros del país y bajo estricta tutela y vigilancia de la Agencia Española del Medicamento”, ha indicado Sánchez, quien, cauteloso, ha comentado que, como cualquier proceso de investigación, puede llevar años, “una década tranquilamente, y ya veremos”.

Por eso, “cuando la gente vende inyecciones de células madre, eso no es así, te pueden poner productos derivados o plasma rico en plaquetas, pero células madre no“, ha resuelto el cirujano.

Preguntado por la frecuente lesión que afecta a muchos futbolistas, la rotura del ligamento cruzado anterior, el especialista ha sostenido que, tras ser intervenidos, un 85 % de ellos se recupera al máximo nivel, una condición que podrían alcanzar a partir de los ocho meses, aunque ya sería posible que volvieran a jugar a los seis.

Y “prácticamente igual” ocurriría para la vuelta a la práctica en cualquier otra disciplina deportiva, como el balonmano, baloncesto o tenis, con la salvedad de aquellos deportes sin ejercicios de apoyo, como la natación, donde la recuperación de esta dolencia “sería más pronta”, ha declarado. Efefuturo

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ciencia

“Se promete más de lo que realmente está demostrado”, afirma Sánchez en una entrevista con Efe, en la que asegura que, pese al auge experimentado en torno a las infiltraciones de plasma rico en factores de crecimiento (PRP), especialmente entre deportistas de elite, no se ha podido constatar en ningún caso una mejoría de regeneración que sea “apreciable radiográficamente”.

Artrosis de rodilla y tendinitis

Sin embargo, sí ha visto en un 60 ó 70 % de los pacientes con artrosis de rodilla producirse “una mejoría clínica”, en cuanto a reducción de dolor y de derrames articulares, así como también que en fracturas acelera “un poquito” la curación, “pero tampoco en unos plazos tan importantes como para que sean significativos”, ha reconocido.

En la tendinitis, por ejemplo, dolencia crónica de la que fue tratado en su día el tenista Rafael Nadal con varias infiltraciones de PRP, “consiguen una mejoría clínica entre un 50 % y un 60 % de los pacientes”, ha detallado el investigador.

Sánchez, conocido como ‘el mago de las rodillas‘ y pionero en aplicar esta técnica en lesiones y dolencias traumatológicas crónicas, ha tratado a numerosos deportistas como Rafael Nadal y los futbolistas Xavi, Iniesta y Pujol, así como al rey emérito Juan Carlos.

Desarrollo del plasma

Director médico y científico de la Unidad de Cirugía Artroscópica del hospital Vithas San José de Vitoria, Sánchez fue distinguido con el Premio Nacional de las Artes y Ciencias Aplicadas al Deporte en 2014, junto al también alavés Eduardo Anitua, fundador del laboratorio que desarrolló el plasma rico en factores de crecimiento.

“El plasma rico en plaquetas son células que tienen proteínas en la superficie. Conocemos el funcionamiento de algunas de esas proteínas, como que aceleran la consolidación del hueso o facilitan la reparación de la parte interna de los vasos sanguíneos, pero de otras todavía ni sabemos exactamente qué es lo que hacen”, ha explicado.

“Se supone que en poco tiempo conseguiremos más información y resultados, pero es una terapia que todavía está muy por ver, muy por experimentar, y sobre todo muy por conocer”, ha señalado el traumatólogo, quien cree que si muchas personas recurren a este método es porque “es asequible, con pocas complicaciones y muy fácil de realizar, pues se trata de sacarte sangre, centrifugarla y volverla a inyectar”, ha considerado.

“Es algo que aunque no sepas muy bien si te va a dar una gran mejoría, como tampoco te va a empeorar, pues lo utilizas”, ha dicho, antes de señalar que, en este caso, en comparación con las infiltraciones de ácido hialurónico, sí está demostrado que el PRP funciona “un poquito mejor”.

Infiltración de células madre

Las ultimas investigaciones en traumatología ya apuntan a la infiltración de células madre, una “prometedora” técnica que “a diferencia del plasma rico en plaquetas sí parece ser que tiene capacidad regenerativa”, si bien todavía los datos “son incipientes”.

“Actualmente, únicamente se esta haciendo en dos centros del país y bajo estricta tutela y vigilancia de la Agencia Española del Medicamento”, ha indicado Sánchez, quien, cauteloso, ha comentado que, como cualquier proceso de investigación, puede llevar años, “una década tranquilamente, y ya veremos”.

Por eso, “cuando la gente vende inyecciones de células madre, eso no es así, te pueden poner productos derivados o plasma rico en plaquetas, pero células madre no“, ha resuelto el cirujano.

Preguntado por la frecuente lesión que afecta a muchos futbolistas, la rotura del ligamento cruzado anterior, el especialista ha sostenido que, tras ser intervenidos, un 85 % de ellos se recupera al máximo nivel, una condición que podrían alcanzar a partir de los ocho meses, aunque ya sería posible que volvieran a jugar a los seis.

Y “prácticamente igual” ocurriría para la vuelta a la práctica en cualquier otra disciplina deportiva, como el balonmano, baloncesto o tenis, con la salvedad de aquellos deportes sin ejercicios de apoyo, como la natación, donde la recuperación de esta dolencia “sería más pronta”, ha declarado. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?