mosquito tigre

Los viajes de verano (en coche) del mosquito tigre

Cinco de cada 1.000 coches que circulan diariamente en verano por la ciudad de Barcelona transportan un mosquito tigre, un invasor incapaz de volar grandes distancias y que se está extendiendo por toda España.

<p>Fotos de mosquitos tigre dentro de los coches enviadas por la ciudadanía con la app. Imagen de Mosquito Alert facilitada por el CREAF.</p>

Fotos de mosquitos tigre dentro de los coches enviadas por la ciudadanía con la app. Imagen de Mosquito Alert facilitada por el CREAF.

Un equipo de científicos del proyecto Mosquito Alert, junto con el Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat, la Universidad Pompeu Fabra (UPF), el CREAF y el CEAB-CSIC ha demostrado que el transporte accidental en coche es el mecanismo más evidente de la expansión del mosquito tigre por España.

En el estudio, que publica la revista Scientific Reports, los expertos inspeccionaron 770 vehículos al azar en controles policiales en los peajes y en las estaciones de la ITV.

Con la información recabada, los científicos han elaborado un modelo matemático que predice el transporte de mosquitos tigre a través de los coches entre las provincias españolas.

Según ha explicado Roger Eritja, entomólogo del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat, un mosquito tigre adulto sólo es capaz de volar unos pocos cientos de metros.

Pese a ello, aparecen mosquitos tigre en lugares muy alejados de los puntos de cría donde ha nacido.
La investigación ha constatado que un verano, en el Área de Barcelona, circulan cada día entre 12.000 y 71.000 coches con un mosquito tigre en su interior.

El trabajo ha evaluado en qué medida el coche podría ser un medio para el mosquito tigre a la hora colonizar nuevas áreas y ha cuantificado por primera vez el transporte pasivo de mosquitos en coche entre las provincias de España a través de un ránking de las principales provincias exportadoras y receptoras de este mosquito.

Un aspirador especial para cazar mosquitos


Para hacer el estudio, durante el verano de 2015 inspeccionaron 770 coches escogidos al azar en el Área Metropolitana de Barcelona.

“Con la ayuda de un aspirador especial para cazar mosquitos aspiramos el interior de los coches prestando atención a las partes más oscuras y estrechas del coche, por ejemplo bajo los asientos, que es donde suelen esconderse”, ha detallado Isis Sanpera, del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat.

Según Eritja, “hasta ahora ya sabíamos que los humanos hemos ayudado involuntariamente a los mosquitos a viajar cientos de kilómetros a través de nuestros barcos o aviones”.

“Ahora -ha añadido- tenemos números que demuestran que viajar en coche es un mecanismo de dispersión y eso nos servirá para mejorar el seguimiento y control de la especie”.
Imagen de un mosquito tigre (Aedes albopictus), detectado por primera vez en Cataluña en agosto de 2004. EFE


Según el director de Mosquito Alert, Frederic Bartomeus, esta evidencia también permitirá mejorar la predicción epidemiológica ya que “el mosquito tigre es un vector de enfermedades y cuanto más entendamos del alcance real de su capacidad de dispersión, menor será el riesgo para la salud pública”.

Eritja ha puntualizado, sin embargo, que “aún no sabemos qué proporción de los mosquitos autoestopistas sobreviven durante el viaje y en el lugar adonde llegan”, por lo que han empezado a hacer análisis de ADN de los mosquitos para saber su procedencia.

El estudio también ha concluido que Barcelona es la principal provincia exportadora de mosquitos, seguida de Tarragona, Valencia, Alicante y Murcia y advierte que Madrid es la provincia con más riesgo de sufrir la llegada de estos mosquitos polizones, por las muchas conexiones viarias que hay con el resto de provincias.

Según el estudio, la mayoría de mosquitos procederían de Barcelona, Valencia y Málaga”, ha señalado John Palmer, investigador de la UPF, que ha anunciado que hace pocos días han confirmado la presencia del mosquito tigre en la Comunidad de Madrid. EFE
Publicado en: Ciencia
Un equipo de científicos del proyecto Mosquito Alert, junto con el Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat, la Universidad Pompeu Fabra (UPF), el CREAF y el CEAB-CSIC ha demostrado que el transporte accidental en coche es el mecanismo más evidente de la expansión del mosquito tigre por España.

En el estudio, que publica la revista Scientific Reports, los expertos inspeccionaron 770 vehículos al azar en controles policiales en los peajes y en las estaciones de la ITV.

Con la información recabada, los científicos han elaborado un modelo matemático que predice el transporte de mosquitos tigre a través de los coches entre las provincias españolas.

Según ha explicado Roger Eritja, entomólogo del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat, un mosquito tigre adulto sólo es capaz de volar unos pocos cientos de metros.

Pese a ello, aparecen mosquitos tigre en lugares muy alejados de los puntos de cría donde ha nacido.
La investigación ha constatado que un verano, en el Área de Barcelona, circulan cada día entre 12.000 y 71.000 coches con un mosquito tigre en su interior.

El trabajo ha evaluado en qué medida el coche podría ser un medio para el mosquito tigre a la hora colonizar nuevas áreas y ha cuantificado por primera vez el transporte pasivo de mosquitos en coche entre las provincias de España a través de un ránking de las principales provincias exportadoras y receptoras de este mosquito.

Un aspirador especial para cazar mosquitos


Para hacer el estudio, durante el verano de 2015 inspeccionaron 770 coches escogidos al azar en el Área Metropolitana de Barcelona.

“Con la ayuda de un aspirador especial para cazar mosquitos aspiramos el interior de los coches prestando atención a las partes más oscuras y estrechas del coche, por ejemplo bajo los asientos, que es donde suelen esconderse”, ha detallado Isis Sanpera, del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat.

Según Eritja, “hasta ahora ya sabíamos que los humanos hemos ayudado involuntariamente a los mosquitos a viajar cientos de kilómetros a través de nuestros barcos o aviones”.

“Ahora -ha añadido- tenemos números que demuestran que viajar en coche es un mecanismo de dispersión y eso nos servirá para mejorar el seguimiento y control de la especie”.
Imagen de un mosquito tigre (Aedes albopictus), detectado por primera vez en Cataluña en agosto de 2004. EFE


Según el director de Mosquito Alert, Frederic Bartomeus, esta evidencia también permitirá mejorar la predicción epidemiológica ya que “el mosquito tigre es un vector de enfermedades y cuanto más entendamos del alcance real de su capacidad de dispersión, menor será el riesgo para la salud pública”.

Eritja ha puntualizado, sin embargo, que “aún no sabemos qué proporción de los mosquitos autoestopistas sobreviven durante el viaje y en el lugar adonde llegan”, por lo que han empezado a hacer análisis de ADN de los mosquitos para saber su procedencia.

El estudio también ha concluido que Barcelona es la principal provincia exportadora de mosquitos, seguida de Tarragona, Valencia, Alicante y Murcia y advierte que Madrid es la provincia con más riesgo de sufrir la llegada de estos mosquitos polizones, por las muchas conexiones viarias que hay con el resto de provincias.

Según el estudio, la mayoría de mosquitos procederían de Barcelona, Valencia y Málaga”, ha señalado John Palmer, investigador de la UPF, que ha anunciado que hace pocos días han confirmado la presencia del mosquito tigre en la Comunidad de Madrid. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?