TECNOLOGÍA TELEFONÍA

Los móviles chinos ganan terreno

EFEFUTURO.- La desaceleración de la economía china está ralentizando las ventas mundiales de teléfonos inteligentes, mientras que la mayor penetración de los terminales chinos pone en jaque a las empresas tradicionales como Samsung, según un informe presentado hoy por Standard & Poor’s.

<p>Imagen de uno de los teléfonos de Xiaomi.</p>

Imagen de uno de los teléfonos de Xiaomi.

El informe destaca que el mercado de teléfonos inteligentes está sufriendo una ralentización a nivel mundial, ya que del crecimiento del 30 % en 2014 se ha pasado a un 10 % durante este año.

La principal razón que JungHong Park, uno de los autores del estudio, atribuye a esta bajada es “la desaceleración de la economía China”, en la que en la primera mitad de este año 2015 ha disminuido un 1 % el volumen de ventas, y se trata del país donde se venden más teléfonos inteligentes de todo el mundo.

Otro factor relacionado con esta bajada es que muchos ciudadanos chinos compraron hace unos años su primer teléfono móvil, por lo que ahora sólo comprarían uno nuevo para renovarlo, una situación común en los países donde el mercado de móviles está consolidado.

Aún así, este “estancamiento” de las ventas también afectaría a EEUU y a Europa Occidental, mientras que se espera una “mayor demanda” en la India y en los países de Oriente Medio y África en los dos próximos años.

Por otro lado, compañías chinas como Xiaomi o Huawei han ganado terreno a nivel mundial y ponen en jaque a gigantes como Samsung, que pasó de ser la marca más vendida en China durante 2012 a estar en el cuarto puesto en la actualidad (detrás de Xiaomi, Huawei y Apple, en este orden).

A nivel mundial, estas dos compañías chinas ya han superado a las empresas medianas como la surcoreana LG o la japonesa Sony y se sitúan por detrás de Samsung y Apple.

El informe explica que los fabricantes chinos ofrecen precios más baratos y características muy similares a los productos de compañías como Samsung, lo que hace que los consumidores se abran a nuevas marcas y no tengan fidelidad a su compañía pasada.

Quien rompe esta dinámica es Apple, que -según Andrew Chang, otro de los autores del informe- se mantiene “extremadamente fuerte” en el mercado y que basa su éxito en una “fuerte lealtad respecto a la marca”, donde los consumidores la ven como un producto que aporta estatus a pesar de sus altos precios.

En el año 2014 se vendieron más de 1.300 millones de teléfonos inteligentes en el mundo, casi 300 millones más que en 2013, de los que un 40 % se fabricaron en China, país que absorbió el año pasado algo más de 400 millones de unidades (en torno a un 30 % del total mundial). EFEfuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Dispositivos

El informe destaca que el mercado de teléfonos inteligentes está sufriendo una ralentización a nivel mundial, ya que del crecimiento del 30 % en 2014 se ha pasado a un 10 % durante este año.

La principal razón que JungHong Park, uno de los autores del estudio, atribuye a esta bajada es “la desaceleración de la economía China”, en la que en la primera mitad de este año 2015 ha disminuido un 1 % el volumen de ventas, y se trata del país donde se venden más teléfonos inteligentes de todo el mundo.

Otro factor relacionado con esta bajada es que muchos ciudadanos chinos compraron hace unos años su primer teléfono móvil, por lo que ahora sólo comprarían uno nuevo para renovarlo, una situación común en los países donde el mercado de móviles está consolidado.

Aún así, este “estancamiento” de las ventas también afectaría a EEUU y a Europa Occidental, mientras que se espera una “mayor demanda” en la India y en los países de Oriente Medio y África en los dos próximos años.

Por otro lado, compañías chinas como Xiaomi o Huawei han ganado terreno a nivel mundial y ponen en jaque a gigantes como Samsung, que pasó de ser la marca más vendida en China durante 2012 a estar en el cuarto puesto en la actualidad (detrás de Xiaomi, Huawei y Apple, en este orden).

A nivel mundial, estas dos compañías chinas ya han superado a las empresas medianas como la surcoreana LG o la japonesa Sony y se sitúan por detrás de Samsung y Apple.

El informe explica que los fabricantes chinos ofrecen precios más baratos y características muy similares a los productos de compañías como Samsung, lo que hace que los consumidores se abran a nuevas marcas y no tengan fidelidad a su compañía pasada.

Quien rompe esta dinámica es Apple, que -según Andrew Chang, otro de los autores del informe- se mantiene “extremadamente fuerte” en el mercado y que basa su éxito en una “fuerte lealtad respecto a la marca”, donde los consumidores la ven como un producto que aporta estatus a pesar de sus altos precios.

En el año 2014 se vendieron más de 1.300 millones de teléfonos inteligentes en el mundo, casi 300 millones más que en 2013, de los que un 40 % se fabricaron en China, país que absorbió el año pasado algo más de 400 millones de unidades (en torno a un 30 % del total mundial). EFEfuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?