#MWC17

Samsung suple la ausencia del Galaxy S8 en el #MWC17 con tabletas y realidad virtual

Samsung ha presentado en Barcelona dos tabletas, una con Android y otra convertible con Windows, y unas nuevas gafas de realidad virtual Gear VR con mando, en una cita que solía utilizar en el pasado para presentar la última versión del teléfono insignia Galaxy S.

Samsung suple la ausencia del Galaxy S8 en el #MWC17 con tabletas y realidad virtual
La tecnológica surcoreana ha dedicado su cita previa al arranque del Mobile World Congress (MWC), que empieza mañana, a mostrar una tableta con Android, Galaxy Tab S3, y un convertible con Windows 10, Galaxy Book, que está llamado a competir con Surface de Microsoft y iPad Pro de Apple.

Ausencia del Galaxy S8


Galaxy Book es un dos en uno, una tableta que se convierte en portátil al vincularle un teclado. Samsung abandonó hace algunos años el mercado de los ordenadores y en 2017 vuelve a acercarse a él con este híbrido.

Equipado con una cámara trasera de 13 megapixeles y una delantera de 5, llegará al mercado con dos configuraciones: una con pantalla de 12 pulgadas superAMOLED con resolución de 2.160×1.440 píxeles y procesador Intel Core i5 y otra de 10,6 pulgadas, resolución 1.920×1.280 píxeles y chip Intel Core m3.636237414601522828w

Si Galaxy Book está orientado al entorno profesional, la nueva tableta Android de la firma, Galaxy Tab S3, ha sido concebida para el consumo de contenidos audiovisuales.

Tabletas y realidad virtual


Con pantalla de 9,7 pulgadas y resolución de 2.048×1.536 píxeles, cuenta con 4 altavoces estéreos de tecnología Harman y 6.000 miliamperios de batería, lo que proporciona, según Samsung, 12 horas de visionado de vídeo.

Las dos tabletas tienen cámara trasera de 13 megapixeles, 4 gigas de memoria RAM, lápiz S Pen y tecnología HDR.

La última pata de la presentación de Samsung ha sido la realidad virtual. De su colaboración con Oculus -propiedad de Facebook- ha nacido el nuevo casco Gear VR, que ofrece un campo de visión de 101 grados y promete reducir la sensación de mareo.

Pero la principal novedad del nuevo Gear VR es su control remoto: las gafas funcionan con un mando a distancia que aumenta la interacción del usuario (al movimiento de la cabeza, se une la detección de la tracción de la mano).

Moverse por los menús, controlar el volumen, solicitar la vuelta atrás, apuntar, arrastrar o disparar son algunas de las funciones que se podrán hacer con la mano gracias al mando.

El casco, que sólo trabaja asociado a dispositivos de Samsung, será compatible con los modelos Galaxy S6, S6 Edge, S6 Edge+, S7 y S7 Edge.
Barcelona fue el lugar elegido por Samsung para mostrar su nuevo modelo de Galaxy S en los últimos años, pero tras el escándalo de las baterías del “phablet” Note 7 -que tuvo que retirar del mercado por el riesgo de ignición-, la firma tecnológica decidió posponer la presentación de su teléfono estrella a primavera.
El Note 7 ha estado presente en la conferencia porque el responsable de marketing de Samsung Electronics para Europa, David Lowes, ha recordado lo “desafiantes” que han sido los últimos seis meses para la compañía, que no ha cumplido con los “estándares esperables” de calidad.
“Tenemos la determinación de aprender todas las lecciones posibles de esto”, ha dicho Lowes, quien ha afirmado que la compañía ha reforzado sus procesos de control de calidad.
La asociación ecologista Greenpeace se ha encargado de reavivar el incidente del Note 7, ya que ha interrumpido momentáneamente el acto con un cartel con el que pedía el reciclaje de los terminales y ha colgado otra pancarta en el exterior con el mismo mensaje.
Aunque no ha mostrado el Galaxy S8 en Barcelona, la tecnológica surcoreana ha desvelado que desgranará sus detalles el próximo 29 de marzo y que éste modelo incorporará “innovaciones que la industria no ha visto durante mucho tiempo”. EFE
vmg/jj
Etiquetado con:
Publicado en: Dispositivos     Tecnología
La tecnológica surcoreana ha dedicado su cita previa al arranque del Mobile World Congress (MWC), que empieza mañana, a mostrar una tableta con Android, Galaxy Tab S3, y un convertible con Windows 10, Galaxy Book, que está llamado a competir con Surface de Microsoft y iPad Pro de Apple.

Ausencia del Galaxy S8


Galaxy Book es un dos en uno, una tableta que se convierte en portátil al vincularle un teclado. Samsung abandonó hace algunos años el mercado de los ordenadores y en 2017 vuelve a acercarse a él con este híbrido.

Equipado con una cámara trasera de 13 megapixeles y una delantera de 5, llegará al mercado con dos configuraciones: una con pantalla de 12 pulgadas superAMOLED con resolución de 2.160×1.440 píxeles y procesador Intel Core i5 y otra de 10,6 pulgadas, resolución 1.920×1.280 píxeles y chip Intel Core m3.636237414601522828w

Si Galaxy Book está orientado al entorno profesional, la nueva tableta Android de la firma, Galaxy Tab S3, ha sido concebida para el consumo de contenidos audiovisuales.

Tabletas y realidad virtual


Con pantalla de 9,7 pulgadas y resolución de 2.048×1.536 píxeles, cuenta con 4 altavoces estéreos de tecnología Harman y 6.000 miliamperios de batería, lo que proporciona, según Samsung, 12 horas de visionado de vídeo.

Las dos tabletas tienen cámara trasera de 13 megapixeles, 4 gigas de memoria RAM, lápiz S Pen y tecnología HDR.

La última pata de la presentación de Samsung ha sido la realidad virtual. De su colaboración con Oculus -propiedad de Facebook- ha nacido el nuevo casco Gear VR, que ofrece un campo de visión de 101 grados y promete reducir la sensación de mareo.

Pero la principal novedad del nuevo Gear VR es su control remoto: las gafas funcionan con un mando a distancia que aumenta la interacción del usuario (al movimiento de la cabeza, se une la detección de la tracción de la mano).

Moverse por los menús, controlar el volumen, solicitar la vuelta atrás, apuntar, arrastrar o disparar son algunas de las funciones que se podrán hacer con la mano gracias al mando.

El casco, que sólo trabaja asociado a dispositivos de Samsung, será compatible con los modelos Galaxy S6, S6 Edge, S6 Edge+, S7 y S7 Edge.
Barcelona fue el lugar elegido por Samsung para mostrar su nuevo modelo de Galaxy S en los últimos años, pero tras el escándalo de las baterías del “phablet” Note 7 -que tuvo que retirar del mercado por el riesgo de ignición-, la firma tecnológica decidió posponer la presentación de su teléfono estrella a primavera.
El Note 7 ha estado presente en la conferencia porque el responsable de marketing de Samsung Electronics para Europa, David Lowes, ha recordado lo “desafiantes” que han sido los últimos seis meses para la compañía, que no ha cumplido con los “estándares esperables” de calidad.
“Tenemos la determinación de aprender todas las lecciones posibles de esto”, ha dicho Lowes, quien ha afirmado que la compañía ha reforzado sus procesos de control de calidad.
La asociación ecologista Greenpeace se ha encargado de reavivar el incidente del Note 7, ya que ha interrumpido momentáneamente el acto con un cartel con el que pedía el reciclaje de los terminales y ha colgado otra pancarta en el exterior con el mismo mensaje.
Aunque no ha mostrado el Galaxy S8 en Barcelona, la tecnológica surcoreana ha desvelado que desgranará sus detalles el próximo 29 de marzo y que éste modelo incorporará “innovaciones que la industria no ha visto durante mucho tiempo”. EFE
vmg/jj

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?