POLÍTICA CIENTÍFICA

Denuncian el ‘suicidio científico’ de España frente al ‘milagro económico’

Un grupo de investigadores españoles ha publicado un artículo en la revista Euroscientist en el que denuncian que España es “la excepción europea” en ciencia, por la falta de inversión y porque dentro del “milagro económico” que defiende el Gobierno se está produciendo un “suicidio científico”.

<p>Laboratorio: toma de muestras para una analítica. EFE/J.A. Aragón</p>

Laboratorio: toma de muestras para una analítica. EFE/J.A. Aragón

Euroscientist es una revista sobre la ciencia europea editada por la organización Euroscience y el artículo lo firman 16 investigadores de diversos organismos públicos de investigación (OPI), que piden corregir la dirección de la política científica “antes de que sea demasiado tarde”.

“Un verdadero milagro económico debe basarse en un sólido sistema nacional de I+D+i; de lo contrario solo conseguiremos un espejismo económico”, señalan los autores del artículo, cuyo primer firmante es Luis V. García, del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Restricciones de financiación en el “milagro económico”


Diariamente, lamentan, los científicos que han tenido la oportunidad de quedarse en España se enfrentan a “desafíos enormes”, incluyendo “graves restricciones de financiación y cero esperanzas de progreso profesional”.

Para los autores, “es la falta de interés y no la recesión lo que está obstaculizando la investigación científica”.
Los firmantes de este artículo, titulado “España, la excepción europea: ‘milagro económico’ y suicidio científico”, están a su vez agrupados en la “Plataforma 5s6s“, constituida por un grupo de científicos de distintos OPI para pedir ser evaluados, tal y como ocurre con los investigadores de las universidades y la mayoría de los del CSIC.

Se trata de una vieja reivindicación -de más de 20 años- de los investigadores, que la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación recogió en 2011 y que a día de hoy no se ha cumplido.

Escalas de los OPI


Esta ley unificó todas las escalas científicas de los OPI, de modo que a partir de 2012 las únicas escalas son las de Científico Titular, Investigador Científico y Profesor de Investigación.

La norma determinaba además que el sistema retributivo fuera también común, de ahí la petición de los investigadores.

En 2014, el Ministerio de Economía trabajó en un real decreto que regulara estas medidas pero “finalmente quedó aparcado arguyendo problemas presupuestarios”, señalaron en su día a Efe los afectados.


patentesFotografía de archivo de una investigadora. EFE/Marta Pérez


Por eso, los investigadores del Instituto de Salud Carlos III, Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, Instituto Geológico y Minero de España, Instituto Español de Oceanografía e Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria se han unido en una plataforma.

Los afectados son más de 700 y piden ser evaluados como el resto de los científicos públicos en España.

En la carta publicada hoy también recogen esta reivindicación; la evaluación, de ser positiva, va ligada a la percepción de unos complementos -sexenios y quinquenios-; conseguirlos supondría terminar con las “remuneraciones discrecionales” y reducir la brecha salarial que existe con respecto a los científicos del CSIC y de las universidades, que sí son evaluados por la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora.

Aprobación en el Congreso


El pasado junio, el Congreso instó por unanimidad al Gobierno a aprobar en el plazo máximo de tres meses un reglamento que posibilite la evaluación de todos los científicos de los OPI.

Varios científicos no españoles que trabajan aquí preparan una queja ante la Comisión Europea para solicitar a la UE que exija al Gobierno el cumplimiento de la ley y “prohíba la discriminación”, explican en Euroscientist. Efefuturo
Euroscientist es una revista sobre la ciencia europea editada por la organización Euroscience y el artículo lo firman 16 investigadores de diversos organismos públicos de investigación (OPI), que piden corregir la dirección de la política científica “antes de que sea demasiado tarde”.

“Un verdadero milagro económico debe basarse en un sólido sistema nacional de I+D+i; de lo contrario solo conseguiremos un espejismo económico”, señalan los autores del artículo, cuyo primer firmante es Luis V. García, del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Restricciones de financiación en el “milagro económico”


Diariamente, lamentan, los científicos que han tenido la oportunidad de quedarse en España se enfrentan a “desafíos enormes”, incluyendo “graves restricciones de financiación y cero esperanzas de progreso profesional”.

Para los autores, “es la falta de interés y no la recesión lo que está obstaculizando la investigación científica”.
Los firmantes de este artículo, titulado “España, la excepción europea: ‘milagro económico’ y suicidio científico”, están a su vez agrupados en la “Plataforma 5s6s“, constituida por un grupo de científicos de distintos OPI para pedir ser evaluados, tal y como ocurre con los investigadores de las universidades y la mayoría de los del CSIC.

Se trata de una vieja reivindicación -de más de 20 años- de los investigadores, que la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación recogió en 2011 y que a día de hoy no se ha cumplido.

Escalas de los OPI


Esta ley unificó todas las escalas científicas de los OPI, de modo que a partir de 2012 las únicas escalas son las de Científico Titular, Investigador Científico y Profesor de Investigación.

La norma determinaba además que el sistema retributivo fuera también común, de ahí la petición de los investigadores.

En 2014, el Ministerio de Economía trabajó en un real decreto que regulara estas medidas pero “finalmente quedó aparcado arguyendo problemas presupuestarios”, señalaron en su día a Efe los afectados.


patentesFotografía de archivo de una investigadora. EFE/Marta Pérez


Por eso, los investigadores del Instituto de Salud Carlos III, Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, Instituto Geológico y Minero de España, Instituto Español de Oceanografía e Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria se han unido en una plataforma.

Los afectados son más de 700 y piden ser evaluados como el resto de los científicos públicos en España.

En la carta publicada hoy también recogen esta reivindicación; la evaluación, de ser positiva, va ligada a la percepción de unos complementos -sexenios y quinquenios-; conseguirlos supondría terminar con las “remuneraciones discrecionales” y reducir la brecha salarial que existe con respecto a los científicos del CSIC y de las universidades, que sí son evaluados por la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora.

Aprobación en el Congreso


El pasado junio, el Congreso instó por unanimidad al Gobierno a aprobar en el plazo máximo de tres meses un reglamento que posibilite la evaluación de todos los científicos de los OPI.

Varios científicos no españoles que trabajan aquí preparan una queja ante la Comisión Europea para solicitar a la UE que exija al Gobierno el cumplimiento de la ley y “prohíba la discriminación”, explican en Euroscientist. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?