RENDIMIENTO PÓRTATIL

El peso pluma de los portátiles da la talla en rendimiento

EFEFUTURO.- LG ha sorprendido a muchos con su ultra PC de sólo 980 gramos de peso. El Slimbook, es decir “libro delgado”, hace honor a su nombre y nos recuerda a un MacBook Air. Sus fortalezas son su pantalla Full HD con panel IPS, su disco duro sólido que obviamente no hace nada de ruido y permite un arranque en siete segundos y su mencionada ligereza. Y todo ello sin perder fuerza para, por ejemplo, montar el vídeo que acompaña esta información.

<p>LG Slimbook 14Z950 </p>

LG Slimbook 14Z950

Cuando pensamos en un portátil ultrafino, que sea como llevar una carpeta bajo el brazo para movernos con él a muchos les viene a la mente modelos emblemáticos como la serie Air de los portátiles de Apple –quizá el referente de la categoría- y algunos modelos muy atractivos de pantallas de 13 o 14 pulgadas como el Asus Zenbook UX501Lenovo Yoga 3 Pro o HP Elitebook 1020.

Son modelos que ofrecen una comodidad incomparable para llevarlos en una cartera o mochila como el que lleva un libro, pero que tienen lógicamente un precio más elevado y un límite en cuanto a la potencia y rendimiento en actividades que exigen mucho a la máquina como, por ejemplo, editar vídeo.

El último invitado en llegar a la fiesta es el LG Slimbook, un ordenador con sólo 980 gramos de peso y que a pesar de las posibles reticencias iniciales sorprende por su comportamiento.

Pero la clave está en no quedarse en las medidas mínimas de peso y grosor, sino en ver si es un equipo que sirve para realizar la mayor parte de tareas que ejecuta el usuario medios.

Y sí, nos ha sorprendido tras un uso intenso por varias razones.

La primera es el placer de arrancar en sólo 7 segundos -o menos si venimos de stand by- para acabar así con la típica pereza de conectar el ordenador sólo para consultar correo o una navegación mínima.

Todo esto es gracias a su disco duro sólido (SSD) de 256 Gb que garantiza un silencio absoluto y esa rapidez de arranque a la que nos hemos acostumbrado gracias a móviles y tabletas.

Cuenta con un procesador Intel Core i5 y 4 gigas de RAM.

Una gran pantalla

Pero si algo deja asombrado al usuario desde un primer momento es la pantalla.

LG Slimbook 14Z950

Tenemos una pantalla con resolución Full HD que se ve tan bien que recuerda a las míticas retinas de Apple.

Todo ellos es gracias al clásico panel IPS que LG aplica a sus móviles tope de gama y que ofrece unos colores y una nitidez más que notable.

Más puntos a favor son sus conexiones y puertos. Tenemos 2 USB 3.0, Salida HDMI, Micro USB, ranura para tarjeta micro SD…

La batería  son dos celdas que suman 9.000 miliamperios y se estira bastante.

Con un uso puntual del ordenador puede estirarse varios días incluso.

Desde el punto de vista estético, la carcasa es de un blanco mate bonito y en general es resistente, nada endeble.

Su teclado, que hemos probado escribiendo miles de palabras resulta muy cómodo, pero nos ofrece alguna duda esas teclas en blanco, si no se pondrán feas con el uso.

Asimismo, el touchpad tiene muy buena sesnsibilidad también.

En resumen, un equipo que sorprende por los colores de su pantalla y por la experiencia de cambiar de un portátil tradicional a uno con SSD.

De la ventaja que supone su ligereza no hace falta comentar nada, pesar menos de un kilo ya impresiona lo suficiente.

Eso sí, el precio de estos equipos como comentábamos exige una inversión que actualmente para este Slimbook asciende a unos 1.100 euros. EFEFUTURO

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Dispositivos

Cuando pensamos en un portátil ultrafino, que sea como llevar una carpeta bajo el brazo para movernos con él a muchos les viene a la mente modelos emblemáticos como la serie Air de los portátiles de Apple –quizá el referente de la categoría- y algunos modelos muy atractivos de pantallas de 13 o 14 pulgadas como el Asus Zenbook UX501Lenovo Yoga 3 Pro o HP Elitebook 1020.

Son modelos que ofrecen una comodidad incomparable para llevarlos en una cartera o mochila como el que lleva un libro, pero que tienen lógicamente un precio más elevado y un límite en cuanto a la potencia y rendimiento en actividades que exigen mucho a la máquina como, por ejemplo, editar vídeo.

El último invitado en llegar a la fiesta es el LG Slimbook, un ordenador con sólo 980 gramos de peso y que a pesar de las posibles reticencias iniciales sorprende por su comportamiento.

Pero la clave está en no quedarse en las medidas mínimas de peso y grosor, sino en ver si es un equipo que sirve para realizar la mayor parte de tareas que ejecuta el usuario medios.

Y sí, nos ha sorprendido tras un uso intenso por varias razones.

La primera es el placer de arrancar en sólo 7 segundos -o menos si venimos de stand by- para acabar así con la típica pereza de conectar el ordenador sólo para consultar correo o una navegación mínima.

Todo esto es gracias a su disco duro sólido (SSD) de 256 Gb que garantiza un silencio absoluto y esa rapidez de arranque a la que nos hemos acostumbrado gracias a móviles y tabletas.

Cuenta con un procesador Intel Core i5 y 4 gigas de RAM.

Una gran pantalla

Pero si algo deja asombrado al usuario desde un primer momento es la pantalla.

LG Slimbook 14Z950

Tenemos una pantalla con resolución Full HD que se ve tan bien que recuerda a las míticas retinas de Apple.

Todo ellos es gracias al clásico panel IPS que LG aplica a sus móviles tope de gama y que ofrece unos colores y una nitidez más que notable.

Más puntos a favor son sus conexiones y puertos. Tenemos 2 USB 3.0, Salida HDMI, Micro USB, ranura para tarjeta micro SD…

La batería  son dos celdas que suman 9.000 miliamperios y se estira bastante.

Con un uso puntual del ordenador puede estirarse varios días incluso.

Desde el punto de vista estético, la carcasa es de un blanco mate bonito y en general es resistente, nada endeble.

Su teclado, que hemos probado escribiendo miles de palabras resulta muy cómodo, pero nos ofrece alguna duda esas teclas en blanco, si no se pondrán feas con el uso.

Asimismo, el touchpad tiene muy buena sesnsibilidad también.

En resumen, un equipo que sorprende por los colores de su pantalla y por la experiencia de cambiar de un portátil tradicional a uno con SSD.

De la ventaja que supone su ligereza no hace falta comentar nada, pesar menos de un kilo ya impresiona lo suficiente.

Eso sí, el precio de estos equipos como comentábamos exige una inversión que actualmente para este Slimbook asciende a unos 1.100 euros. EFEFUTURO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?