INVESTIGACIÓN ONCOGÉNESIS

Identificada una proteína clave en la progresión de los tumores

Efefuturo.- Investigadores del CSIC han identificado el papel que la proteína WIP desempeña en la progresión de los tumores, un hallazgo que ayudará a buscar nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de tumores muy invasivos.

<p>A la izquierda, células con alta proteína WIP. A la derecha, célula con baja WIP./ CBMSO</p>

A la izquierda, células con alta proteína WIP. A la derecha, célula con baja WIP./ CBMSO

El trabajo, publicado en Cell Reports, ha sido realizado por investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y del Centro Nacional de Biotecnología.

La investigación, que determina que la proteína WIP altera el crecimiento y la capacidad de invasiva de las células iniciadoras de tumores, permitirá proponer nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de tumores tan agresivos como los gliomas, que se producen en el cerebro y la médula espinal.

“La proteína WIP es un regulador de la actina, que es un elemento del esqueleto celular esencial para la forma, proliferación , adhesión y migración de las células, tanto normales como tumorales”, explica Francisco Wandosell, investigador del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, quien ha codirigido el estudio junto a Inés Antón, científica del Centro Nacional de Biotecnología.

Según Wandosell, “el estudio de los mecanismos que ejerce la actina para regular estos procesos (proliferación, adhesión y migración de las células) tiene implicación tanto en el desarrollo de todos los organismos multicelulares como, sobre todo, en los procesos patológicos como los tumores, donde dichos procesos están exacerbados o desregulados”.

“Esta alteración del crecimiento normal celular debida al cambio de la citoarquitectura es la base del crecimiento anómalo tumoral. Además se postula que este crecimiento anómalo se puede iniciar, y/o mantener, por un grupo de células denominadas células “madre” cancerosas o células iniciadoras de tumores.”

La eliminación genética de WIP reduce los niveles de los reguladores

Por su parte, Inés Antón, señala que “la investigación muestra que los niveles altos de WIP favorecen el crecimiento de los gliomas humanos, lo que se traduce en una baja tasa de supervivencia en pacientes. La eliminación genética de WIP reduce los niveles de los reguladores YAP/TAZ y consecuentemente la capacidad de proliferar de los gliomas tanto in vitro, como in vivo en modelos animales”.

“La proteína WIP estabiliza los factores YAP/TAZ sobre todo en la subpoblación tumoral de células iniciadoras de tumores y así promueve y coordina la proliferación celular, mantiene el fenotipo tumoral poco diferenciado y la invasión facilitando la progresión tumoral”.

La descripción de este nuevo mecanismo permite proponer nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de tumores altamente invasivos como los gliomas.

En la investigación han trabajado Ricardo Gargini, Maribel. Escoll, Esther García, Ramón García-Escudero, bajo la dirección de Francisco Wandosell e Inés Antón. EFE

Publicado en: Ciencia

El trabajo, publicado en Cell Reports, ha sido realizado por investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y del Centro Nacional de Biotecnología.

La investigación, que determina que la proteína WIP altera el crecimiento y la capacidad de invasiva de las células iniciadoras de tumores, permitirá proponer nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de tumores tan agresivos como los gliomas, que se producen en el cerebro y la médula espinal.

“La proteína WIP es un regulador de la actina, que es un elemento del esqueleto celular esencial para la forma, proliferación , adhesión y migración de las células, tanto normales como tumorales”, explica Francisco Wandosell, investigador del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, quien ha codirigido el estudio junto a Inés Antón, científica del Centro Nacional de Biotecnología.

Según Wandosell, “el estudio de los mecanismos que ejerce la actina para regular estos procesos (proliferación, adhesión y migración de las células) tiene implicación tanto en el desarrollo de todos los organismos multicelulares como, sobre todo, en los procesos patológicos como los tumores, donde dichos procesos están exacerbados o desregulados”.

“Esta alteración del crecimiento normal celular debida al cambio de la citoarquitectura es la base del crecimiento anómalo tumoral. Además se postula que este crecimiento anómalo se puede iniciar, y/o mantener, por un grupo de células denominadas células “madre” cancerosas o células iniciadoras de tumores.”

La eliminación genética de WIP reduce los niveles de los reguladores

Por su parte, Inés Antón, señala que “la investigación muestra que los niveles altos de WIP favorecen el crecimiento de los gliomas humanos, lo que se traduce en una baja tasa de supervivencia en pacientes. La eliminación genética de WIP reduce los niveles de los reguladores YAP/TAZ y consecuentemente la capacidad de proliferar de los gliomas tanto in vitro, como in vivo en modelos animales”.

“La proteína WIP estabiliza los factores YAP/TAZ sobre todo en la subpoblación tumoral de células iniciadoras de tumores y así promueve y coordina la proliferación celular, mantiene el fenotipo tumoral poco diferenciado y la invasión facilitando la progresión tumoral”.

La descripción de este nuevo mecanismo permite proponer nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de tumores altamente invasivos como los gliomas.

En la investigación han trabajado Ricardo Gargini, Maribel. Escoll, Esther García, Ramón García-Escudero, bajo la dirección de Francisco Wandosell e Inés Antón. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?