ESPACIO ASTRONOMÍA

El punto más luminoso jamás observado es un agujero negro

Efefuturo.- Hasta ahora, se pensaba que ASASSN-15lh -un punto de luz en una galaxia lejana extraordinariamente luminoso-, era la estrella más brillante jamás observada. Ahora, un estudio internacional sostiene que esa fuente luminosa es un agujero negro destrozando a una estrella que pasó demasiado cerca.

<p>Esta ilustración muestra un agujero negro supermasivo que gira velozmente rodeado por un disco de acreción. Crédito: ESO, ESA/Hubble, M. Kornmes

Esta ilustración muestra un agujero negro supermasivo que gira velozmente rodeado por un disco de acreción. Crédito: ESO, ESA/Hubble, M. Kornmesser

El trabajo, resultado de las observaciones de varios observatorios de todo el mundo, incluido el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), se publica en Nature Astronomy.


ASASSN-15lh fue descubierto el año pasado durante un sondeo automatizado de todo el cielo en busca de supernovas, estrellas en explosión que liberan enormes cantidades de energía y luz.


El punto luminoso fue detectado y clasificado como una supernova superluminosa, es decir, la explosión de una estrella extremadamente masiva al final de su vida.




La estrella era dos veces más brillante que la que -hasta ese día- ostentaba el récord del mundo y, en su apogeo, era veinte veces más brillante que la luz total de la Vía Láctea entera.



Pero ahora, un equipo internacional, liderado por Giorgos Leloudas del Instituto Weizmann de Ciencias (Israel) y por el Centro de Cosmología Oscura (Dinamarca), ha llevado a cabo más observaciones de la galaxia lejana en la que tuvo lugar la explosión (situada a unos 4.000 millones años luz de la Tierra) y propone una nueva explicación para este extraordinario evento.


Tras observar la fuente durante diez meses, “hemos llegado a la conclusión de que la explicación no encaja con una supernova extraordinariamente brillante. Nuestros resultados indican que el evento fue causado, probablemente, por un agujero negro supermasivo que gira a mucha velocidad a medida que destruye a una estrella de baja masa”, explica Leloudas.


El estudio sostiene que las fuerzas gravitatorias extremas de un agujero negro supermasivo, situado en el centro de la galaxia anfitriona, han desgarrado a una estrella similar a nuestro Sol que se hallaba demasiado cerca (lo que se conoce como “evento de disrupción de marea”, algo que hasta ahora solo se ha observado una decena de veces).


El agujero negro absorbió a la estrella en un proceso conocido como “espaguetificación“. Los choques entre ambos y el calor generado por la acreción hicieron el resto y provocaron una explosión de luz semejante a la que se produce con la explosión de una supernova muy brillante, lo suficiente para confundir a los astrónomos.




Recreación artística de un agujero negro en veloz rotación destrozando a una estrella. ESO, ESA/Hubble, M. Kornmesser

Recreación artística de un agujero negro en veloz rotación destrozando a una estrella. ESO, ESA/Hubble, M. Kornmesser


El equipo ha llegado a las nuevas conclusiones gracias a las observaciones hechas con algunos de los telescopios más importantes del mundo, tanto en tierra como en el espacio, como el VLT (Very Large Telescope) en el Observatorio Paranal de ESO; el telescopio NTT (New Technology Telescope) en el Observatorio La Silla de ESO; y el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA.


Además, “hay varios aspectos independientes a las observaciones que sugieren que este evento fue, en efecto, una alteración de la marea y no una supernova superluminosa”, explica el coautor Morgan Fraser, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), -ahora en la University College de Dublín (Irlanda)-.


En concreto, los datos revelaron que el evento pasó por tres fases distintas durante los 10 meses de observaciones realizadas, y el conjunto total de los datos es más parecido a lo que se espera de una interrupción de marea que a una supernova superluminosa.


Además, se ha observado un rebrote de brillo en luz ultravioleta, así como un aumento de temperatura, lo cual reduce la probabilidad de que se trate de una supernova, según los astrónomos.


Por último, el evento ha tenido lugar en un lugar -una galaxia roja, masiva y pasiva- que no es el habitual para estos eventos de explosión de supernova superluminosa, que suelen acontecer en galaxias enanas con formación estelar. Efefuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Astrofísica     Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login