premios jaime I

Quesada censura que España no tenga un Ministerio de ciencia e investigación

Efefuturo.- El catedrático de Análisis Económico de la Universitat de València y adjunto al presidente ejecutivo de los Premios Rey Jaime I, Javier Quesada, advierte de lo “peyorativo” que supone para España que ciencia, tecnología e investigación no merezcan la importancia suficiente para tener un ministerio propio.

<p>El adjunto al presidente ejecutivo de los Premios Jaime I , Javier Quedasa, en una entrevista con la Agencia EFE. EFE/Manuel Bruque</p>

El adjunto al presidente ejecutivo de los Premios Jaime I , Javier Quedasa, en una entrevista con la Agencia EFE. EFE/Manuel Bruque

“La mejor fortaleza de un país hoy en día la dan la ciencia y la tecnología y echo en falta un ministerio” que los englobe, asegura en una entrevista a EFE el también director general de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA) que preside el científico Santiago Grisolía.


A su juicio, España ha ido a “contracorriente” en Europa y, frente a otros países que se han reforzado en innovación e investigación para salir mejor de la recesión, nuestro país “ha recortado sin darse cuenta de que los daños causados son irreversibles”.


A apenas dos semanas para que se entreguen los Premios Rey Jaime I en la Lonja de Valencia, el 24 de noviembre, en un acto en el que se espera la presencia de los reyes Felipe VI y Letizia, Quesada reivindica la importancia de estos galardones, que buscan atraer la atención sobre la actividad investigadora “que transforme el país y lo mejore”.



Jaime I, unos premios eminentemente científicos


Descarta compararlos con los Premios Princesa de Asturias, que ve “distintos” ya que los Jaime I son “muy ajustados” a la ciencia y al emprendimiento y premian trabajos hechos en España aunque el premiado sea extranjero, y espera que estos galardones, que ya han llegado a su vigésimo octava edición, “continúen veintiocho años más”.


Considera que debería reforzarse el apoyo a los mismos, especialmente por parte de la Generalitat, que hace unos años les otorgaba alrededor de 800.000 euros y actualmente no llega a los 120.000. “No llega a financiar ni la mitad de un premio, que cuesta 240.000”, afirma.


Los Premios Rey Jaime I sí cuentan, no obstante, con el apoyo de las empresas privadas, que son las principales patrocinadoras de las seis categorías -Investigación Básica, Economía, Investigación Médica, Protección del Medio Ambiente, Nuevas Tecnologías y Emprendedor-, dotadas cada una de ellas con un premio de 100.000 euros.




Quesada reconoce como escaso el número de mujeres en estos premios, ya que no llegan ni al 10 % en las candidaturas, pero lo achaca a que la mujer ha llegado al mundo de la ciencia “con retraso”, pero se muestra seguro de que esto cambiará “en muy pocos años”.



Además, después de que uno de los premiados, Francisco Martínez Mojica, aspirara al último Nobel de Medicina y Química, afirma que en España hay “materia prima” para ganar este preciado galardón en el futuro.


Licenciado en Ciencias Económicas por la Universitat de València y doctor en Economía por la Universidad de Cincinnati (Ohio), Quesada ha desarrollado su investigación en el campo de la economía financiera y monetaria y en el de las nuevas tecnologías y el crecimiento económico.



Lo urgente, siempre antes que lo importante


Considera que el Gobierno de España ha priorizado en problemas “más inmediatos” como el empleo, pero recuerda que el “empleo de mañana depende la investigación y el desarrollo”.


“A lo mejor -advierte-, lo que tenemos es algo de miopía porque tratamos lo inmediato como más urgente, pero lo importante puede no ser lo más inmediato”.




La falta de inversiones en ciencia e investigación en los últimos años pasará factura a España, que tendrá que recuperar los “diez años perdidos” en estas áreas, y reclama la puesta en marcha de un modelo estable de financiación que no dependa del partido político de turno o de los vaivenes económicos.



Para I+D+i los compromisos presupuestarios deberían ser consensuados y de quinquenio a quinquenio“, asegura Quesada, quien también confía en que España cuente pronto con una Ley de Mecenazgo, una materia en la que países como Francia, Alemania, Reino Unido o Estados Unidos le llevan “una gran delantera”.


Quesada destaca que mientras en España la mitad del gasto en investigación lo hacen las empresas y el resto las universidades y el sector publico, en Europa la implicación empresarial llega a los dos tercios. El objetivo, señala, debería ser que en 2020, el compromiso de gasto de las empresas llegara al 66 %. EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

“La mejor fortaleza de un país hoy en día la dan la ciencia y la tecnología y echo en falta un ministerio” que los englobe, asegura en una entrevista a EFE el también director general de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA) que preside el científico Santiago Grisolía.


A su juicio, España ha ido a “contracorriente” en Europa y, frente a otros países que se han reforzado en innovación e investigación para salir mejor de la recesión, nuestro país “ha recortado sin darse cuenta de que los daños causados son irreversibles”.


A apenas dos semanas para que se entreguen los Premios Rey Jaime I en la Lonja de Valencia, el 24 de noviembre, en un acto en el que se espera la presencia de los reyes Felipe VI y Letizia, Quesada reivindica la importancia de estos galardones, que buscan atraer la atención sobre la actividad investigadora “que transforme el país y lo mejore”.



Jaime I, unos premios eminentemente científicos


Descarta compararlos con los Premios Princesa de Asturias, que ve “distintos” ya que los Jaime I son “muy ajustados” a la ciencia y al emprendimiento y premian trabajos hechos en España aunque el premiado sea extranjero, y espera que estos galardones, que ya han llegado a su vigésimo octava edición, “continúen veintiocho años más”.


Considera que debería reforzarse el apoyo a los mismos, especialmente por parte de la Generalitat, que hace unos años les otorgaba alrededor de 800.000 euros y actualmente no llega a los 120.000. “No llega a financiar ni la mitad de un premio, que cuesta 240.000”, afirma.


Los Premios Rey Jaime I sí cuentan, no obstante, con el apoyo de las empresas privadas, que son las principales patrocinadoras de las seis categorías -Investigación Básica, Economía, Investigación Médica, Protección del Medio Ambiente, Nuevas Tecnologías y Emprendedor-, dotadas cada una de ellas con un premio de 100.000 euros.




Quesada reconoce como escaso el número de mujeres en estos premios, ya que no llegan ni al 10 % en las candidaturas, pero lo achaca a que la mujer ha llegado al mundo de la ciencia “con retraso”, pero se muestra seguro de que esto cambiará “en muy pocos años”.



Además, después de que uno de los premiados, Francisco Martínez Mojica, aspirara al último Nobel de Medicina y Química, afirma que en España hay “materia prima” para ganar este preciado galardón en el futuro.


Licenciado en Ciencias Económicas por la Universitat de València y doctor en Economía por la Universidad de Cincinnati (Ohio), Quesada ha desarrollado su investigación en el campo de la economía financiera y monetaria y en el de las nuevas tecnologías y el crecimiento económico.



Lo urgente, siempre antes que lo importante


Considera que el Gobierno de España ha priorizado en problemas “más inmediatos” como el empleo, pero recuerda que el “empleo de mañana depende la investigación y el desarrollo”.


“A lo mejor -advierte-, lo que tenemos es algo de miopía porque tratamos lo inmediato como más urgente, pero lo importante puede no ser lo más inmediato”.




La falta de inversiones en ciencia e investigación en los últimos años pasará factura a España, que tendrá que recuperar los “diez años perdidos” en estas áreas, y reclama la puesta en marcha de un modelo estable de financiación que no dependa del partido político de turno o de los vaivenes económicos.



Para I+D+i los compromisos presupuestarios deberían ser consensuados y de quinquenio a quinquenio“, asegura Quesada, quien también confía en que España cuente pronto con una Ley de Mecenazgo, una materia en la que países como Francia, Alemania, Reino Unido o Estados Unidos le llevan “una gran delantera”.


Quesada destaca que mientras en España la mitad del gasto en investigación lo hacen las empresas y el resto las universidades y el sector publico, en Europa la implicación empresarial llega a los dos tercios. El objetivo, señala, debería ser que en 2020, el compromiso de gasto de las empresas llegara al 66 %. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?