VIDEOJUEGOS PLAYSTATION

La realidad virtual crecerá despacio, según James Armstrong

EFEFUTURO.- El consejero delegado de Sony Computer Entertainment para España y Portugal, James Armstrong, considera que la realidad virtual inaugurará una “nueva experiencia” de juego pero será un fenómeno que arrancará despacio y que irá creciendo a medida que mejoren la tecnología y los contenidos y su precio se abarate.

<p>Casco de realidad virtual de Sony, Project Morpheus.</p>

Casco de realidad virtual de Sony, Project Morpheus.

El directivo, que abandonará su cargo el próximo 30 de noviembre después de dos décadas al frente del negocio de PlayStation, ha indicado en un encuentro con periodistas en Madrid que deja la compañía en “una época muy buena”, tras haber pasado unos años de crisis en los que el mercado “decreció muchísimo”.

Armstrong ha sostenido que la compañía pasó de vender más de un millón de consolas al año (con PlayStation 1 y PlayStation 2) y de ser el tercer mercado más importante para Sony por detrás de Japón y Estados Unidos a caer hasta las 400.000 unidades anuales con PlayStation 3: “fue una máquina muy difícil“, ha reconocido.

Ha asegurado que el negocio se está recuperando y que en 2016 Sony colocará PlayStation 4 en España a un ritmo similar a los mejores años de PS1 y PS2.

Según Armstrong, en 2015 ya se están vendiendo más juegos para PS4 que para PS3, el ritmo de venta de las últimas semanas alcanza las 18.000 consolas y las previsiones para el “black friday” son de 35.000 unidades.

Momentos amargos


El directivo ha reconocido que los pobres resultados cosechados por la consola portátil PlayStation Vita fueron un trago “muy amargo” para él, que atribuye no haber llegado a los objetivos marcados a tres razones: el precio elevado de la máquina, la falta de un catálogo de títulos potente y la competencia del juego móvil.

Aunque bajo sus órdenes Sony ha producido una veintena de juegos españoles, el consejero delegado ha lamentado no haber hecho “mucho más por el desarrollo” local.
De hecho, ha avanzado que quiere seguir ligado al ámbito del desarrollo de videojuegos en España: “Me retiro de Sony, no me retiro del mundo”.

“Quiero dedicarle tiempo a mi familia porque le he dedicado mucho tiempo a la industria, a Sony, y muy poco a mi familia. (…) Quiero trabajar algunos días al mes para estar activo y no perder capacidad intelectual”, ha dicho.

Armstrong ha aclarado que finaliza su vinculación con Sony Computer Entertainment de “mutuo acuerdo” y “en buenos términos”.

Por el momento se desconoce quién tomará el relevo al frente del negocio de PlayStation. EFEfuturo
El directivo, que abandonará su cargo el próximo 30 de noviembre después de dos décadas al frente del negocio de PlayStation, ha indicado en un encuentro con periodistas en Madrid que deja la compañía en “una época muy buena”, tras haber pasado unos años de crisis en los que el mercado “decreció muchísimo”.

Armstrong ha sostenido que la compañía pasó de vender más de un millón de consolas al año (con PlayStation 1 y PlayStation 2) y de ser el tercer mercado más importante para Sony por detrás de Japón y Estados Unidos a caer hasta las 400.000 unidades anuales con PlayStation 3: “fue una máquina muy difícil“, ha reconocido.

Ha asegurado que el negocio se está recuperando y que en 2016 Sony colocará PlayStation 4 en España a un ritmo similar a los mejores años de PS1 y PS2.

Según Armstrong, en 2015 ya se están vendiendo más juegos para PS4 que para PS3, el ritmo de venta de las últimas semanas alcanza las 18.000 consolas y las previsiones para el “black friday” son de 35.000 unidades.

Momentos amargos


El directivo ha reconocido que los pobres resultados cosechados por la consola portátil PlayStation Vita fueron un trago “muy amargo” para él, que atribuye no haber llegado a los objetivos marcados a tres razones: el precio elevado de la máquina, la falta de un catálogo de títulos potente y la competencia del juego móvil.

Aunque bajo sus órdenes Sony ha producido una veintena de juegos españoles, el consejero delegado ha lamentado no haber hecho “mucho más por el desarrollo” local.
De hecho, ha avanzado que quiere seguir ligado al ámbito del desarrollo de videojuegos en España: “Me retiro de Sony, no me retiro del mundo”.

“Quiero dedicarle tiempo a mi familia porque le he dedicado mucho tiempo a la industria, a Sony, y muy poco a mi familia. (…) Quiero trabajar algunos días al mes para estar activo y no perder capacidad intelectual”, ha dicho.

Armstrong ha aclarado que finaliza su vinculación con Sony Computer Entertainment de “mutuo acuerdo” y “en buenos términos”.

Por el momento se desconoce quién tomará el relevo al frente del negocio de PlayStation. EFEfuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?