TEORÍA RELATIVIDAD

Primera pista de los efectos de la relatividad en estrellas que orbitan agujeros negros

Científicos europeos han detectado el ligero desvío de una estrella con respecto a la órbita que le correspondería según la física clásica, dando con las primeras pistas de los efectos de la Teoría de la Relatividad General de Einstein sobre este tipo de cuerpos celestes.

<p>Esta ilustración muestra las órbitas de tres de las estrellas que están muy cerca del agujero negro supermasivo del centro de la Vía Láctea. E

Esta ilustración muestra las órbitas de tres de las estrellas que están muy cerca del agujero negro supermasivo del centro de la Vía Láctea. ESO/M. Parsa/L. Calçada.

El Observatorio Austral Europeo (ESO) informó en un comunicado que un equipo de astrónomos ha hecho este descubrimiento al revisar datos del telescopio VLT de los últimos 20 años de la estrella S2, próxima al agujero negro supermasivo que se encuentra en el centro de la Vía Láctea.

Al comparar los datos orbitales observados con los teóricos de la física newtoniana se registró una pequeña desviación que “es consistente con las predicciones de la relatividad general”.
Según el ESO, si se confirma sería la primera vez que se ha logrado una medida de la fuerza de los efectos relativistas generales en estrellas orbitando alrededor de un agujero negro supermasivo.

Esa “ligera” desviación es uno de “los sutiles efectos” predichos por la Teoría de la Relatividad General, un “prometedor resultado” para nuevos trabajos en este ámbito que el ESO realizará en los próximos meses.

Más estudios de la estrella S2


En concreto, el ESO pretende seguir estudiando a la S2 en 2018, momento en el que la estrella se acercará mucho al agujero negro, con la incorporación de un nuevo instrumento que mejorará la precisión de las mediciones.
Este “prometedor” resultado es un preludio de mediciones y pruebas mucho más precisas de la relatividad que se harán con el instrumento GRAVITY cuando la estrella S2 pase muy cerca del agujero negro en 2018, según este organismo.

El agujero negro del centro de la Vía Láctea, el más cercano a la tierra, se encuentra a unos 26.000 años luz, y tiene una masa de cuatro millones de veces nuestro sol.

Este “monstruo” está rodeado por un pequeño grupo de estrellas, entre las que se encuentra la S2, que orbita a gran velocidad en el fuerte campo gravitatorio del agujero negro, un entorno “perfecto”, según el ESO “para probar la física gravitacional y, particularmente, la teoría de la Relatividad”. Efefuturo

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login