TECNOLOGÍA SAMSUNG

Samsung no se da por vencida con las tabletas

EFEFUTURO.- Consciente de “competir con todo el mundo”, Samsung fija en la televisión y la movilidad sus claves de crecimiento y aspira, en este último segmento, a darle la vuelta en 2016 al “fatigado” mercado de las tabletas a golpe de innovación.

<p>El vicepresidente de Samsung en España, Celestino García. </p>

El vicepresidente de Samsung en España, Celestino García.

“Nosotros esperamos hacer una evolución en innovación para poder revitalizar un mercado que sí es cierto que ha tenido cierta fatiga en 2015, pero también provocada porque los móviles han crecido y al crecer han adoptado cosas que eran propiedad de las tabletas”, explica en una entrevista con Efe el vicepresidente de Samsung en España, Celestino García.

Ya que considera que los “phablets” (híbrido entre teléfono y tableta) le están comiendo terreno a las tabletas, la última apuesta de Samsung en ese terreno se ha ido a un tamaño gigante: la Galaxy View, pensada para el entretenimiento, debutó con una pantalla de 18,4 pulgadas.

“Quizás la singularidad de Samsung es que abarcamos mucha categoría de producto. (…) Y eso nos mete un punto de presión porque competimos con todo el mundo”, indica García.

El directivo defiende que la filosofía de la compañía surcoreana es “encontrar oportunidades allá donde se encuentren” y poner la innovación en el mercado, no sólo en los prototipos enseñados en las ferias de tecnología: “Somos una empresa absolutamente pragmática”, dice.

Samsung en el MWC

El internet de las cosas, las ciudades inteligentes y los pagos móviles son parte del futuro de Samsung, según García, unas áreas a las que dará protagonismo en la próxima edición del Mobile World Congress de Barcelona, que arrancará en tres semanas.

El vicepresidente de Samsung España asegura que nunca temió que la feria cambiase de ubicación, tras el cambio de Gobierno en la Ciudad Condal.

“No me consta que hubiera riesgo, a mí personalmente”, matiza García, para quien es “buenísimo” que el evento continúe en Barcelona.

En cuanto al mercado de televisores, Samsung entiende como “una oportunidad” la apuesta de los grandes operadores de telecomunicaciones por los contenidos televisivos, incluso lanzando pantallas exclusivas para sus clientes.

“Es comprensible que, como operadores, le quieran dar sentido a esas redes fantásticas, cada vez más grandes”, apunta García, para quien su compañía entra en ese contexto como la otra parte de la ecuación: suministrando los elementos finales, ya sean móviles, tabletas o televisiones.

La tecnológica coreana es optimista con respecto a la recuperación del consumo en España, lo que ya es “una realidad”, aunque a juicio de García aún es una incógnita todavía cómo ha afectado la reciente crisis a los hábitos de consumo.

“Es una de las grandes preguntas que todas las áreas de marketing se están haciendo”, admite García, para quien hay varias teorías, desde que “el consumidor es más racional” a que el consumidor “quiere olvidar la crisis y volver a darse caprichos”.

Con el auge del internet de las cosas, García subraya el fin de la era de la electrónica de consumo en la que los dispositivos estaban aislados y la entrada en un universo en el que todos los productos no sólo tecnológicos se hablan entre sí.

“Lo retador en este momento para Samsung es entender cuáles van a ser las etapas de digitalización que vamos a tener en los próximos momentos. (…) Se trata, por supuesto, de no ir muy despacio, de ir muy rápido, pero de hablar de los productos y los contextos correctos dependiendo de la adopción tecnológica que veamos en cada uno de los mercados”, asevera.

“Estamos ahora mismo viviendo una revolución digital que llevará asociadas transformaciones en negocios, desapariciones de negocios. Básicamente nuestra dedicación en este momento es leer bien el mercado, contextualizarlo en productos inteligentes que se comuniquen, con productos de Samsung y con productos que no tengan nada que ver con Samsung. He ahí la fórmula ganadora”, concluye. EFEfuturo

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Dispositivos

“Nosotros esperamos hacer una evolución en innovación para poder revitalizar un mercado que sí es cierto que ha tenido cierta fatiga en 2015, pero también provocada porque los móviles han crecido y al crecer han adoptado cosas que eran propiedad de las tabletas”, explica en una entrevista con Efe el vicepresidente de Samsung en España, Celestino García.

Ya que considera que los “phablets” (híbrido entre teléfono y tableta) le están comiendo terreno a las tabletas, la última apuesta de Samsung en ese terreno se ha ido a un tamaño gigante: la Galaxy View, pensada para el entretenimiento, debutó con una pantalla de 18,4 pulgadas.

“Quizás la singularidad de Samsung es que abarcamos mucha categoría de producto. (…) Y eso nos mete un punto de presión porque competimos con todo el mundo”, indica García.

El directivo defiende que la filosofía de la compañía surcoreana es “encontrar oportunidades allá donde se encuentren” y poner la innovación en el mercado, no sólo en los prototipos enseñados en las ferias de tecnología: “Somos una empresa absolutamente pragmática”, dice.

Samsung en el MWC

El internet de las cosas, las ciudades inteligentes y los pagos móviles son parte del futuro de Samsung, según García, unas áreas a las que dará protagonismo en la próxima edición del Mobile World Congress de Barcelona, que arrancará en tres semanas.

El vicepresidente de Samsung España asegura que nunca temió que la feria cambiase de ubicación, tras el cambio de Gobierno en la Ciudad Condal.

“No me consta que hubiera riesgo, a mí personalmente”, matiza García, para quien es “buenísimo” que el evento continúe en Barcelona.

En cuanto al mercado de televisores, Samsung entiende como “una oportunidad” la apuesta de los grandes operadores de telecomunicaciones por los contenidos televisivos, incluso lanzando pantallas exclusivas para sus clientes.

“Es comprensible que, como operadores, le quieran dar sentido a esas redes fantásticas, cada vez más grandes”, apunta García, para quien su compañía entra en ese contexto como la otra parte de la ecuación: suministrando los elementos finales, ya sean móviles, tabletas o televisiones.

La tecnológica coreana es optimista con respecto a la recuperación del consumo en España, lo que ya es “una realidad”, aunque a juicio de García aún es una incógnita todavía cómo ha afectado la reciente crisis a los hábitos de consumo.

“Es una de las grandes preguntas que todas las áreas de marketing se están haciendo”, admite García, para quien hay varias teorías, desde que “el consumidor es más racional” a que el consumidor “quiere olvidar la crisis y volver a darse caprichos”.

Con el auge del internet de las cosas, García subraya el fin de la era de la electrónica de consumo en la que los dispositivos estaban aislados y la entrada en un universo en el que todos los productos no sólo tecnológicos se hablan entre sí.

“Lo retador en este momento para Samsung es entender cuáles van a ser las etapas de digitalización que vamos a tener en los próximos momentos. (…) Se trata, por supuesto, de no ir muy despacio, de ir muy rápido, pero de hablar de los productos y los contextos correctos dependiendo de la adopción tecnológica que veamos en cada uno de los mercados”, asevera.

“Estamos ahora mismo viviendo una revolución digital que llevará asociadas transformaciones en negocios, desapariciones de negocios. Básicamente nuestra dedicación en este momento es leer bien el mercado, contextualizarlo en productos inteligentes que se comuniquen, con productos de Samsung y con productos que no tengan nada que ver con Samsung. He ahí la fórmula ganadora”, concluye. EFEfuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?