TECNOLOGÍA SAMSUNG

Gran pantalla y con asistente personal: así es el Galaxy S8

Samsung ha presentado hoy sus nuevos teléfonos inteligentes de gama alta Galaxy S8 y S8+, con pantallas de 5,8 y 6,2 pulgadas que acaparan casi toda la superficie y en los que debuta el asistente personal Bixby.

<p>Imagen del teléfono inteligente de Samsung Galaxy S8. Crédito: Samsung.</p>

Imagen del teléfono inteligente de Samsung Galaxy S8. Crédito: Samsung.

La tecnológica surcoreana ha desvelado hoy en Nueva York los detalles sus nuevos terminales estrella, con los que quiere dejar atrás las nubes negras causadas por el escándalo del Galaxy Note 7, el “phablet” que tuvo que retirar del mercado por un problema de ignición de sus baterías.

“Ha sido un reto de año para Samsung”, ha reconocido el presidente de la división móvil de la compañía, DJ Koh, quien destacó que hay que ser humildes a la hora de aprender de los errores para superarlos y que el Galaxy S8 supone “un importante nuevo comienzo” y que existe “un nuevo compromiso con la seguridad, la calidad y la producción cuidada”.

Las pantallas, de 5,8 pulgadas para el S8 y de 6,2 para el S8+, son la característica más destacada de los terminales.

Todo pantalla

Para lograr un tamaño que sea manejable con una sola mano, la tecnológica ha reducido casi por completo los marcos horizontales -verticales no tiene-, ha optado por un formato 18,5:9 y ha eliminado el botón de menú -en la pantalla se ha habilitado una zona sensible a la presión que hace las mismas funciones-.

Cuenta con HDR+ y una resolución de 2.960×1.440 píxeles y permite que el usuario divida la pantalla para realizar dos tareas a la vez: como enviar un mensaje mientras ve un vídeo.

Con una pantalla monopolizadora, bordes laterales curvos y esquinas redondeadas, la firma sostiene que el S8 es el dispositivo “más bello” que ha fabricado hasta la fecha.

“Entramos en una nueva era de teléfonos inteligentes sin bordes ni límites”, ha sostenido Koh, que ha añadido que lo que hoy resulta extraordinario el día de mañana se convertirá en habitual.

Su asistente personal se llama Bixby

Con él, Samsung entra en la batalla de los asistentes personales: el nuevo Bixby aspira a plantarle cara a Siri de Apple, Alexa de Amazon y Google Assistant.

Bixby ofrece información solicitada y maneja la configuración del terminal: por ejemplo, se le puede ordenar que no se moleste al usuario durante un tiempo determinado, abrir la galería de fotos, enseñar los vídeos grabados en un momento determinado o mostrar una imagen en el televisor.

El asistente está integrado con la cámara, de manera que se le puede solicitar que identifique un producto determinado o un lugar -para conocer información de un monumento, gracias a un acuerdo con Foursquare-.

En algunos territorios, Samsung ha firmado un acuerdo de colaboración con Amazon para que los usuarios puedan comprar directamente los objetos que Bixby escanea con la cámara.

La tecnológica quiere que la interacción con el asistente sea natural, que el usuario elija cómo relacionarse con él en cada momento, mediante voz o textos, y sostiene que Bixby es un servicio contextual que entiende dónde está y qué hace el usuario y se adapta a cada situación.

El asistente -al que se accede mediante un botón lateral del S8- nace con imperfecciones que, según Samsung, se irán puliendo porque su inteligencia artificial aprende y evoluciona con el uso.

En una primera fase, estará disponible en inglés y coreano, aunque poco después llegará en español latino y chino. La versión de Bixby en castellano estará lista en el segundo semestre del año, según fuentes de Samsung España.

El móvil-ordenador: DEX

Otra de las novedades del S8 es que podrá utilizarse como un ordenador cuando se asocie a un “dock” que lo conecta a una pantalla y a un teclado. Una vez enlazados, el sistema operativo se adapta a un formato de ventanas (DEX).

En el apartado gráfico, el S8 cuenta con una cámara principal de 12 megapíxeles y una frontal de 8 megapíxeles con autofoco y reconocimiento facial. Ambas tienen una apertura f/1.7.

Para cada foto, el teléfono toma tres imágenes y selecciona y compacta los mejores elementos de cada una. Además, ofrece la posibilidad de aplicar filtros o hacer composiciones con dibujos (“stickers”).

Sumergible, el nuevo Galaxy cuenta con tres medidas de seguridad biométrica: se podrá desbloquear mediante reconocimiento facial, con la huella dactilar o con el iris.

Según Samsung, el reconocimiento del iris es el control biométrico más seguro porque esta membrana ocular no cambia a lo largo de la vida. Sin embargo, es el más lento de los tres ofrecidos por el terminal, siendo el desbloqueo facial el más rápido.

El terminal, con Android 7.0 como sistema operativo, está equipado con un procesador propio de ocho núcleos que aumenta la potencia en un 10 % y la capacidad gráfica en un 21 % en comparación con el S7. En su interior, además, una memoria RAM de 4 gigas y un almacenamiento de 64 GB que puede ampliarse en otros 256 gigas.

La batería del nuevo Galaxy es de 3.000 miliamperios por hora y soporta la carga inalámbrica y rápida.

A la venta en abril

Los terminales llegarán a los primeros mercados el 21 de abril, una semana más tarde en España -donde se comercializarán en los colores negro, plata y gris azulado-, aunque ya se encuentra en preventa online. El modelo más pequeño costará 809 euros, mientras que el S8+ tendrá un precio de 909 euros.

Samsung también ha actualizado su cámara Gear 360: la nueva versión graba vídeo 360 en ultra alta definición (4k) y permite emitir en directo en Youtube, Facebook y la plataforma propia, Samsung VR. Efefuturo

Encuéntralo en Amazon

amazon


Publicado en: Dispositivos

La tecnológica surcoreana ha desvelado hoy en Nueva York los detalles sus nuevos terminales estrella, con los que quiere dejar atrás las nubes negras causadas por el escándalo del Galaxy Note 7, el “phablet” que tuvo que retirar del mercado por un problema de ignición de sus baterías.

“Ha sido un reto de año para Samsung”, ha reconocido el presidente de la división móvil de la compañía, DJ Koh, quien destacó que hay que ser humildes a la hora de aprender de los errores para superarlos y que el Galaxy S8 supone “un importante nuevo comienzo” y que existe “un nuevo compromiso con la seguridad, la calidad y la producción cuidada”.

Las pantallas, de 5,8 pulgadas para el S8 y de 6,2 para el S8+, son la característica más destacada de los terminales.

Todo pantalla

Para lograr un tamaño que sea manejable con una sola mano, la tecnológica ha reducido casi por completo los marcos horizontales -verticales no tiene-, ha optado por un formato 18,5:9 y ha eliminado el botón de menú -en la pantalla se ha habilitado una zona sensible a la presión que hace las mismas funciones-.

Cuenta con HDR+ y una resolución de 2.960×1.440 píxeles y permite que el usuario divida la pantalla para realizar dos tareas a la vez: como enviar un mensaje mientras ve un vídeo.

Con una pantalla monopolizadora, bordes laterales curvos y esquinas redondeadas, la firma sostiene que el S8 es el dispositivo “más bello” que ha fabricado hasta la fecha.

“Entramos en una nueva era de teléfonos inteligentes sin bordes ni límites”, ha sostenido Koh, que ha añadido que lo que hoy resulta extraordinario el día de mañana se convertirá en habitual.

Su asistente personal se llama Bixby

Con él, Samsung entra en la batalla de los asistentes personales: el nuevo Bixby aspira a plantarle cara a Siri de Apple, Alexa de Amazon y Google Assistant.

Bixby ofrece información solicitada y maneja la configuración del terminal: por ejemplo, se le puede ordenar que no se moleste al usuario durante un tiempo determinado, abrir la galería de fotos, enseñar los vídeos grabados en un momento determinado o mostrar una imagen en el televisor.

El asistente está integrado con la cámara, de manera que se le puede solicitar que identifique un producto determinado o un lugar -para conocer información de un monumento, gracias a un acuerdo con Foursquare-.

En algunos territorios, Samsung ha firmado un acuerdo de colaboración con Amazon para que los usuarios puedan comprar directamente los objetos que Bixby escanea con la cámara.

La tecnológica quiere que la interacción con el asistente sea natural, que el usuario elija cómo relacionarse con él en cada momento, mediante voz o textos, y sostiene que Bixby es un servicio contextual que entiende dónde está y qué hace el usuario y se adapta a cada situación.

El asistente -al que se accede mediante un botón lateral del S8- nace con imperfecciones que, según Samsung, se irán puliendo porque su inteligencia artificial aprende y evoluciona con el uso.

En una primera fase, estará disponible en inglés y coreano, aunque poco después llegará en español latino y chino. La versión de Bixby en castellano estará lista en el segundo semestre del año, según fuentes de Samsung España.

El móvil-ordenador: DEX

Otra de las novedades del S8 es que podrá utilizarse como un ordenador cuando se asocie a un “dock” que lo conecta a una pantalla y a un teclado. Una vez enlazados, el sistema operativo se adapta a un formato de ventanas (DEX).

En el apartado gráfico, el S8 cuenta con una cámara principal de 12 megapíxeles y una frontal de 8 megapíxeles con autofoco y reconocimiento facial. Ambas tienen una apertura f/1.7.

Para cada foto, el teléfono toma tres imágenes y selecciona y compacta los mejores elementos de cada una. Además, ofrece la posibilidad de aplicar filtros o hacer composiciones con dibujos (“stickers”).

Sumergible, el nuevo Galaxy cuenta con tres medidas de seguridad biométrica: se podrá desbloquear mediante reconocimiento facial, con la huella dactilar o con el iris.

Según Samsung, el reconocimiento del iris es el control biométrico más seguro porque esta membrana ocular no cambia a lo largo de la vida. Sin embargo, es el más lento de los tres ofrecidos por el terminal, siendo el desbloqueo facial el más rápido.

El terminal, con Android 7.0 como sistema operativo, está equipado con un procesador propio de ocho núcleos que aumenta la potencia en un 10 % y la capacidad gráfica en un 21 % en comparación con el S7. En su interior, además, una memoria RAM de 4 gigas y un almacenamiento de 64 GB que puede ampliarse en otros 256 gigas.

La batería del nuevo Galaxy es de 3.000 miliamperios por hora y soporta la carga inalámbrica y rápida.

A la venta en abril

Los terminales llegarán a los primeros mercados el 21 de abril, una semana más tarde en España -donde se comercializarán en los colores negro, plata y gris azulado-, aunque ya se encuentra en preventa online. El modelo más pequeño costará 809 euros, mientras que el S8+ tendrá un precio de 909 euros.

Samsung también ha actualizado su cámara Gear 360: la nueva versión graba vídeo 360 en ultra alta definición (4k) y permite emitir en directo en Youtube, Facebook y la plataforma propia, Samsung VR. Efefuturo

Encuéntralo en Amazon

amazon


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?