INVESTIGACIÓN METABOLISMO

El cuerpo de los sherpas utiliza el oxígeno más eficientemente

Los sherpas, habitantes de las montañas del Himalaya, han desarrollado adaptaciones metabólicas que permiten a los tejidos utilizar el oxígeno de forma más eficiente, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

<p>Imagen de un sherpa nepalí, los guías de los escaladores extranjeros. EFE/Narendra Shrestha</p>

Imagen de un sherpa nepalí, los guías de los escaladores extranjeros. EFE/Narendra Shrestha

La investigación, realizada por la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, considera que estos mecanismos contribuyen al buen desempeño que tienen los sherpas para lidiar con altitudes tan extremas.

Para saber cuáles son esos mecanismos de adaptación, los científicos analizaron dos grupos que ascendieron de forma gradual al Campo Base del Everest, ubicado a 5.300 metros sobre el nivel del mar.

Precisamente, el estudio es parte del proyecto Xtreme Everest, que apunta a entender las respuestas del cuerpo ante altitudes extremas como la de la montaña más alta del mundo, que alcanza los 8.848 metros.

Fotografía cedida por Noriyuki Muraguchi de la japonesa Tamae Watanabe tras llegar a la cima del Everest con el sherpa Mingma Sherpa. EFE



Uno de los grupos estaba compuesto por investigadores que trabajaban en el laboratorio del Campo Base y el otro, por 15 sherpas.

De todos ellos, los científicos tomaron muestras de la sangre y de los músculos, para luego poder comparar.
En las muestras de los sherpas, los investigadores hallaron que las mitocondrias, los elementos de las células que producen energía, eran más eficientes incluso al principio de la investigación.

Una de las diferencias clave estaba en los niveles de fosfocreatina, una molécula que actúa como reserva de energía.

Luego de dos meses en la altura, los niveles de fosfocreatina caían en las personas de zonas bajas, mientras que en los sherpas subían.

En general, las medidas que tomaron los investigadores en la base no cambiaron luego con la altitud, lo que para ellos sugiere que las diferencias son innatas.

En el primer grupo, los resultados tendían a modificarse luego de un tiempo, lo que sugiere que esos cuerpos se estaban aclimatando.

Nuestros resultados sugieren una base metabólica en la adaptación de los sherpas, que puede permitir a esta población sobrevivir y desempeñarse a una gran altitud. Estas adaptaciones también pueden apuntalar el superior desempeño de los alpinistas sherpas de élite a una altitud extrema“, sostienen los investigadores en el estudio.

Por eso, para los investigadores, aunque las personas de zonas bajas pasen tiempo a una elevada altitud y sus cuerpos se adapten, de todas formas no podrán igualar la eficiencia que los sherpas han logrado como una adaptación evolutiva.

Los resultados del estudio, según los investigadores, pueden ayudar a la comunidad científica a desarrollar nuevas formas de tratar la hipoxia, como se denomina la falta de oxígeno en los tejidos. EFE
Publicado en: Ciencia
La investigación, realizada por la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, considera que estos mecanismos contribuyen al buen desempeño que tienen los sherpas para lidiar con altitudes tan extremas.

Para saber cuáles son esos mecanismos de adaptación, los científicos analizaron dos grupos que ascendieron de forma gradual al Campo Base del Everest, ubicado a 5.300 metros sobre el nivel del mar.

Precisamente, el estudio es parte del proyecto Xtreme Everest, que apunta a entender las respuestas del cuerpo ante altitudes extremas como la de la montaña más alta del mundo, que alcanza los 8.848 metros.

Fotografía cedida por Noriyuki Muraguchi de la japonesa Tamae Watanabe tras llegar a la cima del Everest con el sherpa Mingma Sherpa. EFE



Uno de los grupos estaba compuesto por investigadores que trabajaban en el laboratorio del Campo Base y el otro, por 15 sherpas.

De todos ellos, los científicos tomaron muestras de la sangre y de los músculos, para luego poder comparar.
En las muestras de los sherpas, los investigadores hallaron que las mitocondrias, los elementos de las células que producen energía, eran más eficientes incluso al principio de la investigación.

Una de las diferencias clave estaba en los niveles de fosfocreatina, una molécula que actúa como reserva de energía.

Luego de dos meses en la altura, los niveles de fosfocreatina caían en las personas de zonas bajas, mientras que en los sherpas subían.

En general, las medidas que tomaron los investigadores en la base no cambiaron luego con la altitud, lo que para ellos sugiere que las diferencias son innatas.

En el primer grupo, los resultados tendían a modificarse luego de un tiempo, lo que sugiere que esos cuerpos se estaban aclimatando.

Nuestros resultados sugieren una base metabólica en la adaptación de los sherpas, que puede permitir a esta población sobrevivir y desempeñarse a una gran altitud. Estas adaptaciones también pueden apuntalar el superior desempeño de los alpinistas sherpas de élite a una altitud extrema“, sostienen los investigadores en el estudio.

Por eso, para los investigadores, aunque las personas de zonas bajas pasen tiempo a una elevada altitud y sus cuerpos se adapten, de todas formas no podrán igualar la eficiencia que los sherpas han logrado como una adaptación evolutiva.

Los resultados del estudio, según los investigadores, pueden ayudar a la comunidad científica a desarrollar nuevas formas de tratar la hipoxia, como se denomina la falta de oxígeno en los tejidos. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?