INVESTIGACIÓN MARTE

El instrumento SOLID para la detección de señales moleculares de vida a prueba en Atacama

EFEFUTURO.- El instrumento SOLID (Signs Of LIfe Detector) para la detección de señales moleculares de vida, que se desarrolla en el Centro de Astrobiología (CAB), viaja al desierto de Atacama, en Chile, dentro del proyecto ARADS (Atacama Rover Astrobiology Drilling Studies) de la NASA.

<p>La investigadora Miriam García Villadangos prepara la impresión de los chips para la campaña ARADS-2016 en el Centro de Astrobiología. Imagen C

La investigadora Miriam García Villadangos prepara la impresión de los chips para la campaña ARADS-2016 en el Centro de Astrobiología. Imagen CAB.

Se trata de una iniciativa que desarrolla tecnología para la exploración planetaria y la campaña de este año consiste en la simulación de un vehículo (rover) equipado con prototipos de instrumentos que son candidatos para futuras misiones en Marte: un perforador y equipos para el análisis de las muestras recogidas, entre ellos SOLID.

La exploración del subsuelo es esencial para alcanzar los objetivos astrobiológicos de la exploración marciana, como son el descubrimiento de compuestos orgánicos y, tal vez, de vida, recuerda el CAB (centro del INTA y del CSIC) en una nota de prensa.
Muchos de los objetivos del programa de ciencia planetaria de la NASA requieren del muestreo y análisis de regolito, lecho de roca o hielo y la transferencia de dichas muestras a los instrumentos de análisis.

Las futuras misiones de exploración marciana prevén realizar estas actividades, incluyendo el vehículo ExoMars (ESA) o el nuevo rover de la misión Mars2020 (NASA).

Para obtener muestras del subsuelo se requiere identificar una ubicación adecuada, el transporte y emplazamiento de un aparato de perforación (por ejemplo un taladro), y la automatización de la operación con una alta fiabilidad, debido al retardo de las comunicaciones con Marte (decenas de minutos), señala el CAB.

Taladro capaz de penetrar hasta un metro o más


En este sentido, los requisitos científicos de profundidad de perforación y volumen de muestra imponen la necesidad de un taladro capaz de penetrar hasta un metro o más.

Así pues, “probando y aprendiendo del funcionamiento del sistema rover/perforador en un entorno análogo nos ayudará a prever y resolver los problemas asociados a la perforación, así como anticipar posibles efectos asociados a la baja gravedad marciana“, apunta Víctor Parro, el investigador del CAB, que se ha trasladado a Chile junto a su equipo para la campaña (Miriam García Villadangos y Juan Manuel Manchado).

ARADS-2016 tiene entre sus objetivos el ensayo in situ de los instrumentos SOLID (CAB) y WCL (Wet Chemistry Laboratory de NASA), para el análisis de muestras suministradas por el perforador/brazo robótico. Asimismo, busca demostrar el traslado de muestras desde el taladro hasta el instrumento SOLID.

Los chips (o microrrays) son el núcleo de SOLID y su preparación en el laboratorio antes de la campaña “es crucial” para el correcto desarrollo de las pruebas in situ, según el CAB.

SOLID consta de dos partes: la SPU (Sample Preparation Unit) y la SAU (Sample Analysis Unit) -en ésta última se encuentran los chips con los 450 anticuerpos impresos-. ARADS-2016 contará con la cuarta versión de SOLID, la más reciente y mejorada. EFEfuturo
Etiquetado con: ,
Publicado en: Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login