TRASTORNO ALCOHÓLICO FETAL

Té verde contra el Trastorno Alcohólico Fetal

Administrar flavonoide epigalocatequina galato (EGCG), una sustancia que contiene el té verde, a niños con Trastornos del Espectro Alcohólico-Fetal (TEAF) mejora su comportamiento, según un estudio hecho por el Hospital Clínic.

<p>Imagen de archivo de un bebé. EFE/Javier Lizón</p>

Imagen de archivo de un bebé. EFE/Javier Lizón

Se trata de la misma sustancia, que actúa como un modulador de la plasticidad neuronal, que se ha demostrado eficaz para favorecer el neurodesarrollo en casos de Síndrome de Down.

El estudio se presentará mañana, sábado, en las II Jornadas sobre el TEAF que se celebrará en la maternidad del Hospital Clínic con la participación de pacientes, expertos y profesionales para discutir sobre este trastorno desde una perspectiva global.

El estudio, financiado por la Fundación Mútua Madrileña (FMM), ha consistido en administrar el flavonoide epigalocatequina galato (EGCG) a niños con TEAF durante un año.
Al final el año de tratamiento, los médicos han observado “efectos positivos y estadísticamente significativos” en algunos aspectos cognitivos y conductuales.

Según ha informado el Hospital Clínic, la mejora se ha dado en el área cognitiva verbal (razonamiento, comprensión y expresión verbal) y en la conducta exteriorizada (disminución de las conductas agresivas), además de mejoras relacionadas con la conducta social.

Actualmente sólo hay un grupo de investigación clínica y básica conjunta sobre el TEAF en España, el GRIE, que está bajo el paraguas de BCNatal, un centro de referencia nacional e internacional en medicina materno-fetal que es fruto de la unión del Hospital Sant Joan de Deu Barcelona y del Hospital Clínic.

Estos dos hospitales han puesto en marcha una Unidad experta en TEAF que comenzará a funcionar después del verano y que actualmente se encuentra pendiente de financiación pública por parte de la Generalitat.

Alcohol y gestación, relación directa


Los médicos han recordado que hay una relación directa entre consumo de alcohol durante el embarazo y efectos adversos en la gestación y en el desarrollo fetal y del recién nacido.

Los bebés expuestos a ello pueden sufrir discapacidades físicas y cognitivas, así como problemas de conducta y de aprendizaje, y, a menudo, se pueden dar varias afectaciones vez.

La prevalencia del conjunto de manifestaciones que pueden producir el TEAF está entre 9 y 10 por 1.000 recién nacidos vivos, según los expertos, que denuncian que se trata de un trastorno infradiagnosticado.

Según el Hospital Clínic, datos obtenidos mediante matrices biológicas, en concreto cabello de la madre, muestran que un 40% de las mujeres embarazadas de nuestro entorno consumen alcohol durante el embarazo.
Además, en los últimos años, el aumento de adopciones de niños procedentes de países donde la población consume cantidades elevadas de alcohol, sobre todo de los países de Europa del Este, es un factor que incrementa la prevalencia en este colectivo.

Las II jornadas sobre el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF) que se celebrarán este fin de semana han sido organizadas por el Grupo de Investigación Infancia y Entorno (GRIE), coordinado por el doctor Óscar García-Algar, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Clínic-Maternitat, en colaboración con la asociación SAFGroup (Asociación de familias de niños con Síndrome Acohólico Fetal).

En las jornadas participarán tanto especialistas internacionales como pacientes afectados, madres y padres y profesionales del ámbito de la psicología, la educación, la comunicación, el derecho y otras disciplinas para dialogar sobre el trastorno desde una perspectiva global. EFE
Publicado en: Ciencia
Se trata de la misma sustancia, que actúa como un modulador de la plasticidad neuronal, que se ha demostrado eficaz para favorecer el neurodesarrollo en casos de Síndrome de Down.

El estudio se presentará mañana, sábado, en las II Jornadas sobre el TEAF que se celebrará en la maternidad del Hospital Clínic con la participación de pacientes, expertos y profesionales para discutir sobre este trastorno desde una perspectiva global.

El estudio, financiado por la Fundación Mútua Madrileña (FMM), ha consistido en administrar el flavonoide epigalocatequina galato (EGCG) a niños con TEAF durante un año.
Al final el año de tratamiento, los médicos han observado “efectos positivos y estadísticamente significativos” en algunos aspectos cognitivos y conductuales.

Según ha informado el Hospital Clínic, la mejora se ha dado en el área cognitiva verbal (razonamiento, comprensión y expresión verbal) y en la conducta exteriorizada (disminución de las conductas agresivas), además de mejoras relacionadas con la conducta social.

Actualmente sólo hay un grupo de investigación clínica y básica conjunta sobre el TEAF en España, el GRIE, que está bajo el paraguas de BCNatal, un centro de referencia nacional e internacional en medicina materno-fetal que es fruto de la unión del Hospital Sant Joan de Deu Barcelona y del Hospital Clínic.

Estos dos hospitales han puesto en marcha una Unidad experta en TEAF que comenzará a funcionar después del verano y que actualmente se encuentra pendiente de financiación pública por parte de la Generalitat.

Alcohol y gestación, relación directa


Los médicos han recordado que hay una relación directa entre consumo de alcohol durante el embarazo y efectos adversos en la gestación y en el desarrollo fetal y del recién nacido.

Los bebés expuestos a ello pueden sufrir discapacidades físicas y cognitivas, así como problemas de conducta y de aprendizaje, y, a menudo, se pueden dar varias afectaciones vez.

La prevalencia del conjunto de manifestaciones que pueden producir el TEAF está entre 9 y 10 por 1.000 recién nacidos vivos, según los expertos, que denuncian que se trata de un trastorno infradiagnosticado.

Según el Hospital Clínic, datos obtenidos mediante matrices biológicas, en concreto cabello de la madre, muestran que un 40% de las mujeres embarazadas de nuestro entorno consumen alcohol durante el embarazo.
Además, en los últimos años, el aumento de adopciones de niños procedentes de países donde la población consume cantidades elevadas de alcohol, sobre todo de los países de Europa del Este, es un factor que incrementa la prevalencia en este colectivo.

Las II jornadas sobre el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF) que se celebrarán este fin de semana han sido organizadas por el Grupo de Investigación Infancia y Entorno (GRIE), coordinado por el doctor Óscar García-Algar, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Clínic-Maternitat, en colaboración con la asociación SAFGroup (Asociación de familias de niños con Síndrome Acohólico Fetal).

En las jornadas participarán tanto especialistas internacionales como pacientes afectados, madres y padres y profesionales del ámbito de la psicología, la educación, la comunicación, el derecho y otras disciplinas para dialogar sobre el trastorno desde una perspectiva global. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?