INVESTIGACIÓN MATERIALES

Crean una técnica para mejorar la capacidad terapéutica de los implantes

Efefuturo.- Científicos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han creado una nueva técnica que mejora la biocompatibilidad de los materiales empleados en prótesis.

<p>Células en desarrollo sobre una lámina biofuncionalizada. Fuente: UPM.</p>

Células en desarrollo sobre una lámina biofuncionalizada. Fuente: UPM.

El procedimiento consiste en depositar sobre el material una delgada lámina funcional que permite la unión estable de un gran número de especies bioactivas, lo que reduce el riesgo de infección y mejora la reacción del organismo a estos implantes, según una nota de la universidad.


La nota de la UPM recuerda que los materiales empleados en medicina para implantes no han variado sustancialmente en los últimos 20 o 30 años debido, precisamente, a la compleja interacción que se establece entre el material y nuestro organismo.




La superficie del material es esencial para el éxito o fracaso del implante, lo que la convierte en una diana natural de las técnicas destinadas a mejorar la biocompatibilidad de los materiales.



Entre los procedimientos desarrollados para modificar la superficie de los materiales y mejorar la reacción del organismo a los mismos destacan los que permiten crear una unión estable entre la superficie y diversos elementos bioactivos como proteínas.


Esta familia de procedimientos recibe el nombre genérico de técnicas de funcionalización (o de biofuncionalización).


La mayor parte de las técnicas de funcionalización se basan en la reacción química del material con un precursor adecuado.


Las reacciones suelen ser relativamente sencillas, pero tienen el inconveniente de que resultan muy dependientes de la composición del material.



Material utilizado en el implantes


Para superar esta dificultad, un grupo de investigadores de la UPM ha desarrollado un procedimiento de funcionalización versátil y robusto por el que se deposita una lámina delgada funcional con un espesor inferior a una milésima de milímetro sobre el material utilizado en el implante.


La técnica, denominada silanización por vapor activado (AVS por sus iniciales en inglés), puede ser empleada virtualmente con todos los biomateriales metálicos y cerámicos, y la lámina funcional es lo suficientemente versátil como para permitir la unión estable de un gran número de especies bioactivas.


Como señalan sus autores, “la aplicación de este procedimiento abre unas excelentes expectativas para mejorar la reacción del organismo a los implantes”. Efefuturo

Publicado en: Ciencia

El procedimiento consiste en depositar sobre el material una delgada lámina funcional que permite la unión estable de un gran número de especies bioactivas, lo que reduce el riesgo de infección y mejora la reacción del organismo a estos implantes, según una nota de la universidad.


La nota de la UPM recuerda que los materiales empleados en medicina para implantes no han variado sustancialmente en los últimos 20 o 30 años debido, precisamente, a la compleja interacción que se establece entre el material y nuestro organismo.




La superficie del material es esencial para el éxito o fracaso del implante, lo que la convierte en una diana natural de las técnicas destinadas a mejorar la biocompatibilidad de los materiales.



Entre los procedimientos desarrollados para modificar la superficie de los materiales y mejorar la reacción del organismo a los mismos destacan los que permiten crear una unión estable entre la superficie y diversos elementos bioactivos como proteínas.


Esta familia de procedimientos recibe el nombre genérico de técnicas de funcionalización (o de biofuncionalización).


La mayor parte de las técnicas de funcionalización se basan en la reacción química del material con un precursor adecuado.


Las reacciones suelen ser relativamente sencillas, pero tienen el inconveniente de que resultan muy dependientes de la composición del material.



Material utilizado en el implantes


Para superar esta dificultad, un grupo de investigadores de la UPM ha desarrollado un procedimiento de funcionalización versátil y robusto por el que se deposita una lámina delgada funcional con un espesor inferior a una milésima de milímetro sobre el material utilizado en el implante.


La técnica, denominada silanización por vapor activado (AVS por sus iniciales en inglés), puede ser empleada virtualmente con todos los biomateriales metálicos y cerámicos, y la lámina funcional es lo suficientemente versátil como para permitir la unión estable de un gran número de especies bioactivas.


Como señalan sus autores, “la aplicación de este procedimiento abre unas excelentes expectativas para mejorar la reacción del organismo a los implantes”. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?