INVESTIGACIÓN ALZHÉIMER

Constatan la eficacia de una terapia contra el cáncer en alzhéimer

EFEFUTURO.- La modulación del sistema inmune es cada vez más una estrategia terapéutica. Ahora, un equipo de investigadores israelíes demuestra cómo una terapia inmunológica contra el cáncer, recientemente aprobada en EEUU, puede ser eficaz también contra el alzhéimer al mejorar la memoria en ratones.

<p>Una mujer acude a una terapia para pacientes de alzhéimer. EFE</p>

Una mujer acude a una terapia para pacientes de alzhéimer. EFE

Los resultados de este trabajo se publican en la revista científica Nature Medicine, en un artículo que firman, entre otros, Michal Schwartz, del Instituto Weizmann de Rehovot, Israel.

En concreto, este estudio identifica algunos “puntos de control inmunitarios” como posibles vías para atacar el alzhéimer y posiblemente otras enfermedades neurológicas degenerativas.

Estos puntos de control son rutas específicas en las células inmunes que necesitan ser activadas o desactivadas para iniciar la respuesta inmune deseada.

En ocasiones, las células cancerosas usan estos puntos de control para esconderse y evitar ser atacadas por el sistema inmune. 

Imagen de unos ratones de laboratorio. EFE Brad Rickerby 

El sistema inmunológico, entre otras funciones, evita que las células del propio organismo sean atacadas.

Los nuevos sistemas de inmunoterapia frente al cáncer en los últimos años se han orientado, en lugar de atacar directamente a las células cancerosas, a estimular las propias defensas del cuerpo para combatirlas.

Para lograrlo, el sistema inmunitario lo hace precisamente a través de esos puntos de control.

La agencia americana del medicamento (FDA en sus siglas en inglés) aprobó recientemente una nueva terapia inmunológica para un tipo de cáncer capaz de bloquear una de estos puntos de control, el llamado PD-1; el tratamiento favorece que el sistema inmunológico combata las propias células cancerígenas.

En el estudio de Nature Medicine, Schwart y sus colegas utilizaron modelos de ratón de la enfermedad de Alzhéimer que acumulan el péptido beta amiloide tóxico en el cerebro con deterioro progresivo de la memoria.

Así, demostraron que aquellos ratones tratados con el bloqueador PD-1 durante tres días mostraban, un mes después, un mejor rendimiento de la memoria y una disminución de la patología y de la inflamación cerebral, en comparación con aquellos ratones que recibieron placebo o que no recibieron tratamiento.

Mejoría más pronunciada en el aprendizaje y memoria

Además, estos científicos detectaron una mejoría más pronunciada en el aprendizaje, en la memoria y en la patología de aquellos animales que fueron tratados en dos sesiones durante dos meses consecutivos.

Los autores sugieren que el bloqueador de la vía PD-1 promueve el reclutamiento de células inmunes protectoras en el cerebro, lo que favorecería la eliminación de la proteína beta amiloide tóxica del cerebro, según Nature Medicine.

Para el bioquímico español José Manuel Bautista, de la Universidad Complutense de Madrid, este trabajo es importante porque además de identificar una vía endógena de eliminación de la placa amiloide tóxica mediante el sistema inmune, podría representar un desarrollo rápido de un fármaco frente a la enfermedad de Alzheimer.

“Este bloqueante de PD-1, al estar licenciado para el cáncer, no requerirá de todos los estudios clínicos que ya se hayan realizado para poder dotarle de esta nueva indicación terapéutica”. EFEfuturo

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

Los resultados de este trabajo se publican en la revista científica Nature Medicine, en un artículo que firman, entre otros, Michal Schwartz, del Instituto Weizmann de Rehovot, Israel.

En concreto, este estudio identifica algunos “puntos de control inmunitarios” como posibles vías para atacar el alzhéimer y posiblemente otras enfermedades neurológicas degenerativas.

Estos puntos de control son rutas específicas en las células inmunes que necesitan ser activadas o desactivadas para iniciar la respuesta inmune deseada.

En ocasiones, las células cancerosas usan estos puntos de control para esconderse y evitar ser atacadas por el sistema inmune. 

Imagen de unos ratones de laboratorio. EFE Brad Rickerby 

El sistema inmunológico, entre otras funciones, evita que las células del propio organismo sean atacadas.

Los nuevos sistemas de inmunoterapia frente al cáncer en los últimos años se han orientado, en lugar de atacar directamente a las células cancerosas, a estimular las propias defensas del cuerpo para combatirlas.

Para lograrlo, el sistema inmunitario lo hace precisamente a través de esos puntos de control.

La agencia americana del medicamento (FDA en sus siglas en inglés) aprobó recientemente una nueva terapia inmunológica para un tipo de cáncer capaz de bloquear una de estos puntos de control, el llamado PD-1; el tratamiento favorece que el sistema inmunológico combata las propias células cancerígenas.

En el estudio de Nature Medicine, Schwart y sus colegas utilizaron modelos de ratón de la enfermedad de Alzhéimer que acumulan el péptido beta amiloide tóxico en el cerebro con deterioro progresivo de la memoria.

Así, demostraron que aquellos ratones tratados con el bloqueador PD-1 durante tres días mostraban, un mes después, un mejor rendimiento de la memoria y una disminución de la patología y de la inflamación cerebral, en comparación con aquellos ratones que recibieron placebo o que no recibieron tratamiento.

Mejoría más pronunciada en el aprendizaje y memoria

Además, estos científicos detectaron una mejoría más pronunciada en el aprendizaje, en la memoria y en la patología de aquellos animales que fueron tratados en dos sesiones durante dos meses consecutivos.

Los autores sugieren que el bloqueador de la vía PD-1 promueve el reclutamiento de células inmunes protectoras en el cerebro, lo que favorecería la eliminación de la proteína beta amiloide tóxica del cerebro, según Nature Medicine.

Para el bioquímico español José Manuel Bautista, de la Universidad Complutense de Madrid, este trabajo es importante porque además de identificar una vía endógena de eliminación de la placa amiloide tóxica mediante el sistema inmune, podría representar un desarrollo rápido de un fármaco frente a la enfermedad de Alzheimer.

“Este bloqueante de PD-1, al estar licenciado para el cáncer, no requerirá de todos los estudios clínicos que ya se hayan realizado para poder dotarle de esta nueva indicación terapéutica”. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?