ISRAEL ARQUEOLOGÍA

Un huso milenario indica que la cultura ghasuliana pudo conocer el plomo

EFEFUTURO.- Un curioso objeto hallado en el desierto del Négev (sur de Israel), que algunos investigadores tipifican como un primitivo huso de la antigua cultura ghasuliana, reabre el debate científico sobre el uso del plomo en esta parte del Levante Mediterráneo.

<p>Fotografía de un curioso objeto hallado en el desierto del Négev (sur de Israel), que algunos investigadores tipifican como un primitivo huso de

Fotografía de un curioso objeto hallado en el desierto del Négev (sur de Israel), que algunos investigadores tipifican como un primitivo huso de la antigua cultura ghassuliana, que reabre el debate científico sobre el uso del plomo en esta parte del Levante Mediterráneo. EFE/Tal Rogovsky

El objeto, una simple vara de madera con una suerte de pomo en uno de los lados, ha sido descubierto en la cueva subterránea de Ashalim, explorada por primera vez hace más de tres décadas y que ha vuelto a ser sometida a estudio, esta vez con fines climáticos.

El objeto ha pasado pruebas de carbono catorce y se remonta al quinto milenio antes de Cristo”, dijo a Efe la investigadora Naamá Yahalom-Mack, del Departamento de Ciencias de la Tierra y Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, que está a cargo del proyecto de investigación.
Hasta ahora los científicos pensaban que el plomo se conoció en esta región unos mil años después, si bien el objeto descubierto situaría su primer uso a finales del período calcolítico.

Según Yahalom Mack, de su descubrimiento no se puede concluir aún si la cultura ghasuliana, con orígenes en el Valle del Jordán y la parte actualmente jordana del Mar Muerto, tenía la capacidad y el conocimiento suficiente como para extraer el plomo del mineral o si bien el objeto fue traído así, ya labrado, desde otra zona.

El estudio isotópico del metal se asemeja al de la región de Anatolia (en la moderna Turquía), pero no sabemos dónde fue separado“, señala en una entrevista con Efe en la que subrayó que hasta ahora se tiene constancia de esa capacidad sólo unos mil años después y no directamente extraído del mineral.

El plomo no es un metal que conociéramos de esa época, sino de finales del cuarto milenio a.C. y como parte del proceso de extracción de la plata, además de que entonces no tenía gran valor porque el plomo ni es bonito ni lo suficientemente duro como para hacer nada”, agrega.

Cultura ghasuliana, de las más destacadas del Mediterráneo


La cultura ghasuliana, que por su dominio del cobre es un claro ejemplo del calcolítico local, fue una de las más destacadas en el sur del Levante Mediterráneo durante ese período que se extendió entre el 4.500 y el 3.500 a.C. aproximadamente.

Sus miembros emigraron hacia el sur desde Siria hasta lo que hoy es el territorio israelí del desierto del Negev, donde levantaron pequeños asentamientos de casas trapezoidales y rudimentarios ladrillos de barro, además de desarrollar un colorido arte pictórico en las paredes.

También trabajaban el marfil y otros metales, por lo que para su tiempo está considerada una cultura relativamente avanzada.

La investigación arqueológica llevada a cabo recientemente en Ashalim ha dejado al descubierto restos humanos de alrededor del año 4.200 a.C., así como todo tipo de objetos ceremoniales, partes de vasijas y la extraña vara con el cabezal de plomo.

Cuando lo encontramos nos preguntamos si los miembros de esta cultura utilizaban el plomo con algún fin o si su existencia se desprendía del proceso para obtener plata”, señala Yahalom-Mack sobre una pregunta a la que todavía no consiguen dar respuesta.

El huso misterioso


En medio del misterio que rodea el inusual objeto, quien ha sido más atrevida en su valoración ha sido Dafna Langgut, del Departamento de Arqueología y Antiguas Culturas de Medio Oriente, en la Universidad de Tel Aviv.

En un artículo científico con sus conclusiones del hallazgo que será publicado próximamente, esta investigadora sostiene que la vara con el pomo de plomo es un antiguo huso para trenzar cuerdas.

Es lo que interpreta del estudio de un pequeño orificio en el cabezal de una vara que ni era suficientemente larga como para servir de apoyo a un caminante ni tampoco como arma, y por la más que notoria intencionalidad de colocar un peso desproporcionado en unos de sus extremos. EFEFUTURO
Etiquetado con:
Publicado en: Humanidades

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90 Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCityBlogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?