INVESTIGACIÓN VULCANOLOGÍA

Una aplicación magnética ayudará a medir las laderas en El Hierro

EFEFUTURO.- Una aplicación basada en el magnetismo será instalada en mayo en la isla de El Hierro para detectar posibles movimientos en una de sus laderas volcánicas.

<p>Vista general de los focos de la erupción volcánica submarina registrada frente a las costas de La Restinga. EFE/Cristóbal García</p>

Vista general de los focos de la erupción volcánica submarina registrada frente a las costas de La Restinga. EFE/Cristóbal García

Un equipo internacional de científicos, entre ellos dos españoles, ha desarrollo en la Academia Checa de las Ciencias el llamado “Spinwire”, un dispositivo que se encargará de medir posibles desprendimientos en la isla.

El aparato tiene varios sensores magnéticos de “permalloy”, una aleación magnética de hierro y níquel, plastificados en un tubo resistente, y a prueba de agua.

Ante la cercanía de un cuerpo de metal envían una señal que puede ser interpretada para medir la distancia hasta el sensor.

En 2012 la isla atrajo a muchos investigadores por la notable actividad volcánica registrada y ahora varios “spinwire” e imanes serán instalados para medir el desplazamiento en una de sus laderas.

Todo a un coste inferior a los métodos actuales 

Gracias a estos dispositivos, los movimientos se podrán detectar con mayor exactitud empleando el magnetismo, todo a un coste inferior a los métodos actuales.

El proyecto tendrá lugar la primera quincena de mayo y ha contado con el apoyo la sociedad de National Geographic y de la Fundación Checa de Ciencias GACR.

Forman parte del equipo la riojana Natalia Rinaldi, de la Universidad de Oviedo, y el físico tarraconense Xavier Martí

Rinaldi, que realiza su tesis doctoral sobre el magnetismo, se encarga de transformar los datos que entrega el “spinwire” a números que los geólogos pueden utilizar.

“El departamento de Magnetismo de la Universidad de Oviedo es un departamento con mucha tradición, pero tal vez esto nos permita dar el salto a un área más aplicada”, dijo Rinaldi a Efe en Praga.

Es un proyecto que incluye una cierta dosis de aventura, ya que los sensores serán instalados en una sima a varias decenas de metros de profundidad y en una zona con actividad volcánica.

“Como soy física, vivo feliz en mi ignorancia y prefiero pensar que los que están al corriente van a controlarlo. Mi papel es que el sensor funcione correctamente”, dijo la riojana entre risas.

Y añadió: “Haré lo que me digan. Si el sensor va donde haga falta, yo voy de apoyo logístico detrás. Yo soy una valiente”. EFEfuturo

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ciencia

Un equipo internacional de científicos, entre ellos dos españoles, ha desarrollo en la Academia Checa de las Ciencias el llamado “Spinwire”, un dispositivo que se encargará de medir posibles desprendimientos en la isla.

El aparato tiene varios sensores magnéticos de “permalloy”, una aleación magnética de hierro y níquel, plastificados en un tubo resistente, y a prueba de agua.

Ante la cercanía de un cuerpo de metal envían una señal que puede ser interpretada para medir la distancia hasta el sensor.

En 2012 la isla atrajo a muchos investigadores por la notable actividad volcánica registrada y ahora varios “spinwire” e imanes serán instalados para medir el desplazamiento en una de sus laderas.

Todo a un coste inferior a los métodos actuales 

Gracias a estos dispositivos, los movimientos se podrán detectar con mayor exactitud empleando el magnetismo, todo a un coste inferior a los métodos actuales.

El proyecto tendrá lugar la primera quincena de mayo y ha contado con el apoyo la sociedad de National Geographic y de la Fundación Checa de Ciencias GACR.

Forman parte del equipo la riojana Natalia Rinaldi, de la Universidad de Oviedo, y el físico tarraconense Xavier Martí

Rinaldi, que realiza su tesis doctoral sobre el magnetismo, se encarga de transformar los datos que entrega el “spinwire” a números que los geólogos pueden utilizar.

“El departamento de Magnetismo de la Universidad de Oviedo es un departamento con mucha tradición, pero tal vez esto nos permita dar el salto a un área más aplicada”, dijo Rinaldi a Efe en Praga.

Es un proyecto que incluye una cierta dosis de aventura, ya que los sensores serán instalados en una sima a varias decenas de metros de profundidad y en una zona con actividad volcánica.

“Como soy física, vivo feliz en mi ignorancia y prefiero pensar que los que están al corriente van a controlarlo. Mi papel es que el sensor funcione correctamente”, dijo la riojana entre risas.

Y añadió: “Haré lo que me digan. Si el sensor va donde haga falta, yo voy de apoyo logístico detrás. Yo soy una valiente”. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?