INVESTIGACIÓN GENÉTICA

Encuentran 17 variantes genéticas asociadas a depresión, neurosis y bienestar

EFEFUTURO.- Un consorcio internacional de científicos, integrado por más de 200 investigadores, ha identificado 17 nuevas variantes genéticas asociadas a la depresión, la neurosis y falta de bienestar, en esto último por primera vez, y ha constatado que algunas de estas marcas genéticas se dan en uno y en otro caso.

<p>Los investigadores Isaac Subirana, Mikel Esnaola, Juan R. González, Marcos López, Carles Hernández, Natàlia Vilor (arriba), Lara Nonell, Carlos

Los investigadores Isaac Subirana, Mikel Esnaola, Juan R. González, Marcos López, Carles Hernández, Natàlia Vilor (arriba), Lara Nonell, Carlos Ruiz, Ibon Tamayo y Alejandro Cáceres (abajo). Foto facilitada por González/CREAL.

Los resultados del estudio se publican en la revista científica Nature Genetics en un artículo en el que se describen dos variantes genéticas asociadas a síntomas depresivos, once a la inestabilidad emocional o neurosis y tres al bienestar subjetivo, un término que en ciencias sociales se utiliza para describir el bienestar psicológico humano y que incluye distintos aspectos.

Entre ellos, las emociones experimentadas en un momento determinado o el grado de felicidad con la vida en general.
Para llegar a las conclusiones de este trabajo, los investigadores analizaron el genoma de 300.000 personas, en concreto se estudiaron 2,5 millones de variantes comunes y su asociación o no con los síntomas depresivos, la neurosis o la falta de bienestar, que combinaron con cuestionarios hechos a los participantes.

El análisis se hizo en dos partes; primero se verificaron aquellas mutaciones genéticas “muy, muy evidentes”, es decir, estadísticamente significativas (los científicos buscaron las marcas que se repetían para depresión, neurosis o falta de bienestar).

Luego los hallazgos se replicaron en otras muestras independientes, ha informado a Efe Juan Ramón González, del grupo de investigación de Bioinformática del Centro de Investigación de Epidemiología Ambiental y uno de los firmantes de este trabajo.

Variantes relacionadas entre sí


“Estos análisis nos han permitido encontrar variantes genéticas asociadas con síntomas depresivos y/o neurosis que también están relacionadas con el bienestar subjetivo y viceversa”, explica este investigador en una nota del centro de epidemiología ambiental.

En este tipo de patologías el ambiente juega un factor fundamental, por ejemplo el entorno familiar. Imagen de archivo. EFE/Sergio Barrenechea.



Según González, este estudio demuestra que los tres rasgos comparten “fuertemente” una misma base genética; “hemos estimado que la correlación genética es de 0.8 (entre un valor que va de 0 a 1)”.

No obstante, González señala que el hecho de haber identificado y tener estas variantes genéticas no quiere decir que se vayan a desarrollar estas enfermedades complejas: “no hemos encontrado el gen de la depresión o el de la neurosis o falta de bienestar”.

El ambiente juega un papel fundamental


En este sentido, recuerda que en este tipo de patologías el ambiente juega un factor fundamental, por ejemplo el entorno familiar, y el poder explicativo de cada variante genética individual que se identifican es “extremadamente pequeño”.

“La genética es sólo uno de los factores que influyen en estos rasgos psicológicos, sin embargo, el ambiente es tan o más importante que los efectos genéticos con los cuales interacciona”.

Se trata de una investigación básica, en la que se encuentran las primeras variantes genéticas asociadas a depresión, neurosis y bienestar, y en un futuro estas marcas podrían servir de dianas terapéuticas para posibles fármacos, subraya González. EFEfuturo
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ciencia
Los resultados del estudio se publican en la revista científica Nature Genetics en un artículo en el que se describen dos variantes genéticas asociadas a síntomas depresivos, once a la inestabilidad emocional o neurosis y tres al bienestar subjetivo, un término que en ciencias sociales se utiliza para describir el bienestar psicológico humano y que incluye distintos aspectos.

Entre ellos, las emociones experimentadas en un momento determinado o el grado de felicidad con la vida en general.
Para llegar a las conclusiones de este trabajo, los investigadores analizaron el genoma de 300.000 personas, en concreto se estudiaron 2,5 millones de variantes comunes y su asociación o no con los síntomas depresivos, la neurosis o la falta de bienestar, que combinaron con cuestionarios hechos a los participantes.

El análisis se hizo en dos partes; primero se verificaron aquellas mutaciones genéticas “muy, muy evidentes”, es decir, estadísticamente significativas (los científicos buscaron las marcas que se repetían para depresión, neurosis o falta de bienestar).

Luego los hallazgos se replicaron en otras muestras independientes, ha informado a Efe Juan Ramón González, del grupo de investigación de Bioinformática del Centro de Investigación de Epidemiología Ambiental y uno de los firmantes de este trabajo.

Variantes relacionadas entre sí


“Estos análisis nos han permitido encontrar variantes genéticas asociadas con síntomas depresivos y/o neurosis que también están relacionadas con el bienestar subjetivo y viceversa”, explica este investigador en una nota del centro de epidemiología ambiental.

En este tipo de patologías el ambiente juega un factor fundamental, por ejemplo el entorno familiar. Imagen de archivo. EFE/Sergio Barrenechea.



Según González, este estudio demuestra que los tres rasgos comparten “fuertemente” una misma base genética; “hemos estimado que la correlación genética es de 0.8 (entre un valor que va de 0 a 1)”.

No obstante, González señala que el hecho de haber identificado y tener estas variantes genéticas no quiere decir que se vayan a desarrollar estas enfermedades complejas: “no hemos encontrado el gen de la depresión o el de la neurosis o falta de bienestar”.

El ambiente juega un papel fundamental


En este sentido, recuerda que en este tipo de patologías el ambiente juega un factor fundamental, por ejemplo el entorno familiar, y el poder explicativo de cada variante genética individual que se identifican es “extremadamente pequeño”.

“La genética es sólo uno de los factores que influyen en estos rasgos psicológicos, sin embargo, el ambiente es tan o más importante que los efectos genéticos con los cuales interacciona”.

Se trata de una investigación básica, en la que se encuentran las primeras variantes genéticas asociadas a depresión, neurosis y bienestar, y en un futuro estas marcas podrían servir de dianas terapéuticas para posibles fármacos, subraya González. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?