PACTO CIENCIA

Carmen Vela: un pacto por la ciencia conseguirá financiación estable y creciente

La secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, ha defendido la importancia de lograr un pacto por la ciencia que obligue a todos los partidos políticos a apostar por la investigación, flexibilizar el sistema y garantizar “una financiación estable y creciente”.

<p>En la foto de archivo, la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela. EFE/Mondelo</p>

En la foto de archivo, la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela. EFE/Mondelo

En su asistencia al Foro Nueva Economía, Vela ha avanzado que su departamento se está reuniendo con todos los grupos parlamentarios para trabajar en favor de ese gran acuerdo por la ciencia.




“Sabiendo que la suma, la colaboración y el esfuerzo es lo que tiene valor, estamos trabajando para conseguir un pacto por la ciencia para que todos estemos de verdad comprometidos, mas allá de los planteamientos que tengamos cada uno, y sumemos para hacer buena ciencia y conseguir que nuestro país sea cada vez mejor”.



Según Vela, todos los grupos parlamentarios pueden aportar algo porque todos ellos “llevan ideas para mejorar la ciencia en sus programas” y entre todos será posible aumentar el número de investigadores, conseguir una gestión más flexible y eficaz, mejorar la colaboración público-privada, trabajar por una financiación estable y creciente, y resolver los retos de la agenda ciudadana.



¿Aumentará la dotación presupuestaria?


Preguntada por la posibilidad “real” de que los próximos presupuestos generales del Estado aumenten la dotación para la I+D tras años de grandes recortes, ha advertido que “la ciencia necesita que se aprueben, simplemente porque desde ese momento la Agencia Estatal de la Investigación tendrá su propio presupuesto”, lo que significa disponer de “un dinero estructural” que hasta ahora no ha sido operativo y que en la práctica supondrá 30 millones de euros adicionales para la ciencia.


Sobre las rigideces del sistema de gestión y contratación, Vela ha dicho que, aunque la ciencia tiene “estructuras encorsetadas” que deberían ser más flexibles, “veo difícil que se produzca un cambio radical” de un día para otro, aunque, también en este caso, la plena operatividad de la Agencia será “fundamental” a la hora de agilizar un poco el sistema.



Los contratos predoctorales, según Carmen Vela


Vela también se ha referido a los cambios en las condiciones de los contratos predoctorales recientemente denunciados por los colectivos de jóvenes investigadores, y ha puntualizado que los contratantes son los Organismos Públicos de Investigación (OPI) y las Universidades, y que su departamento tan sólo los financia.




Acto seguido, ha asegurado que los contratos predoctorales están amparados por la Ley de la Ciencia, por lo que llevan un código específico que especifica que estos contratos son excepcionales que no pueden perder derechos aunque se modifiquen sus condiciones.



No obstante, ha explicado que por un cambio normativo de la Seguridad Social, estos contratos han perdido el derecho a la tarjeta sanitaria europea y están obligados a renovar cada 90 días el certificado sanitario sustitutorio, ha explicado Vela.


La secretaría de Estado de I+D+i ya se ha puesto en contacto con la de la Seguridad Social para aclarar el asunto y hacer que los investigadores con este tipo de contratos tengan acceso a la tarjeta sanitaria porque “queremos cuidar de manera especial a los que empiezan y son la base de una carrera científica que nos tiene que llevar a donde queremos que nos lleve”, ha concluido. Efefuturo

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

En su asistencia al Foro Nueva Economía, Vela ha avanzado que su departamento se está reuniendo con todos los grupos parlamentarios para trabajar en favor de ese gran acuerdo por la ciencia.




“Sabiendo que la suma, la colaboración y el esfuerzo es lo que tiene valor, estamos trabajando para conseguir un pacto por la ciencia para que todos estemos de verdad comprometidos, mas allá de los planteamientos que tengamos cada uno, y sumemos para hacer buena ciencia y conseguir que nuestro país sea cada vez mejor”.



Según Vela, todos los grupos parlamentarios pueden aportar algo porque todos ellos “llevan ideas para mejorar la ciencia en sus programas” y entre todos será posible aumentar el número de investigadores, conseguir una gestión más flexible y eficaz, mejorar la colaboración público-privada, trabajar por una financiación estable y creciente, y resolver los retos de la agenda ciudadana.



¿Aumentará la dotación presupuestaria?


Preguntada por la posibilidad “real” de que los próximos presupuestos generales del Estado aumenten la dotación para la I+D tras años de grandes recortes, ha advertido que “la ciencia necesita que se aprueben, simplemente porque desde ese momento la Agencia Estatal de la Investigación tendrá su propio presupuesto”, lo que significa disponer de “un dinero estructural” que hasta ahora no ha sido operativo y que en la práctica supondrá 30 millones de euros adicionales para la ciencia.


Sobre las rigideces del sistema de gestión y contratación, Vela ha dicho que, aunque la ciencia tiene “estructuras encorsetadas” que deberían ser más flexibles, “veo difícil que se produzca un cambio radical” de un día para otro, aunque, también en este caso, la plena operatividad de la Agencia será “fundamental” a la hora de agilizar un poco el sistema.



Los contratos predoctorales, según Carmen Vela


Vela también se ha referido a los cambios en las condiciones de los contratos predoctorales recientemente denunciados por los colectivos de jóvenes investigadores, y ha puntualizado que los contratantes son los Organismos Públicos de Investigación (OPI) y las Universidades, y que su departamento tan sólo los financia.




Acto seguido, ha asegurado que los contratos predoctorales están amparados por la Ley de la Ciencia, por lo que llevan un código específico que especifica que estos contratos son excepcionales que no pueden perder derechos aunque se modifiquen sus condiciones.



No obstante, ha explicado que por un cambio normativo de la Seguridad Social, estos contratos han perdido el derecho a la tarjeta sanitaria europea y están obligados a renovar cada 90 días el certificado sanitario sustitutorio, ha explicado Vela.


La secretaría de Estado de I+D+i ya se ha puesto en contacto con la de la Seguridad Social para aclarar el asunto y hacer que los investigadores con este tipo de contratos tengan acceso a la tarjeta sanitaria porque “queremos cuidar de manera especial a los que empiezan y son la base de una carrera científica que nos tiene que llevar a donde queremos que nos lleve”, ha concluido. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?