Inicio / Entrada de Blog / Adolfina García: “La pregunta es si queremos ser libres o no”

Adolfina García: “La pregunta es si queremos ser libres o no”

Adolfina García: “La pregunta es si queremos ser libres o no”
“La pregunta es: ¿queremos ser libres o no? ¿Y hasta qué punto estamos dispuestos a renunciar a nuestra libertad si a cambio nos facilitan una vida más o menos cómoda?” plantea a Efe la periodista y escritora Adolfina García en su novela Planeta dónald, que publica Alberto Santos Editor.

Alienígenas con aires de pato


El argumento de esta obra “no tiene nada que ver con Donald Trump”, bromea la autora, ya que se centra en los problemas de convivencia entre los seres humanos y una raza extraterrestre cuyo aspecto físico incluye una protuberancia sobre el pico que recuerda al Pato Donald, el famoso personaje de Walt Disney.

Los “dónalds” han colonizado la Tierra y han instaurado un gobierno dictatorial pero paternalista, una sociedad sin discriminación de ningún tipo -racial, sexual, religiosa…- en la que todo el mundo está alimentado y vive con comodidad, pero el ser humano no es libre para decidir su destino ya que vive bajo el control alienígena.



“Es un texto de especulación social, dentro de lo que se conoce como ciencia ficción ‘soft’, que me ha permitido explorar el funcionamiento del mundo, por qué hacemos lo que hacemos a diario y a qué estamos dispuestos a renunciar…, o no”, ha explicado la escritora.

Periodismo, literatura y libertad


Cordobesa de nacimiento, madrileña de adopción y en la actualidad vecina de Oslo, García comenzó a publicar relatos de terror en 1992 y se convirtió rápidamente en una de las principales promesas del género fantástico de la denominada Generación Hispacon, la de los escritores españoles que vieron sus primeras obras publicadas en los años 90 del siglo XX.

Sin embargo, el ejercicio de su profesión como periodista “absorbió por completo mi carrera literaria” y sólo ahora, tras mudarse a Noruega por razones familiares, “he recuperado el tiempo y cierta libertad para volver a escribir”, lo que se ha materializado en esta novela, su primer texto en este formato, además de volver por sus fueros con un relato de terror titulado 50 % algodón 50 % poliéster incluido en la antología No son molinos de Editorial Cerbero.

El cuento “trata de un adolescente acosado en un mercadillo por una anciana de 80 años…, y no te puedo contar más porque lo destripo”, ha explicado García respecto a su esta narración de terror incluida en una recopilación autocalificada de “cachava y boina”, subgénero que mezcla el género fantástico con el mundo rural de “la España profunda”.



Aunque sus relatos se han movido hasta el momento en el formato de la narración corta y el género de terror, “siempre me ha gustado mucho la ciencia ficción, sobre todo la ‘hard’, así que empecé un cuento que se fue complicando y complicando…, y al final terminó en esta novela”, confiesa García.

Proyectos, de uno en uno


La experiencia le ha satisfecho ya que “conseguir una novela redonda es un reto para un escritor” y por ello está dispuesta a emprender nuevos proyectos.

No obstante se reconoce “obsesiva escribiendo y no empiezo nada nuevo sin terminar lo anterior”, de manera que cuando empieza con un texto “me levanto por la mañana pensando en escribir, me pongo en cuanto puedo y le dedico todo el tiempo posible hasta la noche…, así un día y otro hasta que acabo”.

Por ello esperará a que se cierre definitivamente el lanzamiento de Planeta dónald, que se presentará en el próximo festival Celsius 232 de Avilés, antes de emprender nuevas aventuras editoriales.

Internet y mujeres


García también ha comentado las diferencias entre los escritores y el fandom de los años 90 del siglo XX y la actualidad, centrándose fundamentalmente en Internet porque “ahora estamos permanentemente en contacto y nos conocemos mucho más”, además de “estar al tanto de todo lo que se publica”.

Otro punto importante es la gran presencia actual de mujeres escribiendo y publicando pues “siempre hubo más mujeres que hombres ejerciendo el periodismo pero en la literatura y, sobre todo, en el género fantástico, éramos raras y ahora las escritoras abundan”.

Y es que, entre sus recuerdos, está muy presente el de “cuando era joven y jugaba a rol…, éramos sólo dos chicas entre decenas de chicos y ahora eso ha cambiado radicalmente”.



Sobre su recorrido vital, que le ha llevado a viajar y residir en distintos lugares, ha asegurado que “me gusta viajar pero, más que hacerlo por iniciativa propia, me han arrastrado las circunstancias” pese a lo cual afirma estar contenta, especialmente por su actual aventura noruega, ya que “vivir en el extra njero es una experiencia estupenda, te abre mucho la mente”.

Eso sí, en Noruega “hay mucha novela negra, pero poca ciencia ficción y, la que hay, es mayoritariamente anglosajona”. EFE

ppm

 
(Sin votaciones)
Cargando…