Inicio / Entrada de Blog / Alientos de esperanza para la ciencia

Alientos de esperanza para la ciencia

La llegada de una cápsula espacial a un cometa y el estreno mundial de una película han sido la buena noticia del mes porque confirman que la investigación científica y la ciencia, sí pueden estar al alcance de todos y que ésta última no sólo es interesante sino que también emocionante.

¿No suspiraste aliviado y te latió más rápido el corazón cuando una sonda de la cápsula Rosetta descendió sobre la superficie de un cometa? No es para menos. Era la primera vez en la historia del hombre que ocurría una hazaña de este tipo, esta vez a cargo de la Agencia Espacial Europea(ESA).

Imagen de la sonda Philae adosada al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. ESA 


“La misión de Rosetta ha asegurado un lugar en los libros de la historia: no sólo fue el primer encuentro con un cometa en órbita sino que la primera que deposita un artefacto sobre su superficie”, aseguró con evidente orgullo Jean-Jacques Dordain, director general de ESA.

“Con Rosetta estamos abriendo la puerta al origen del planeta Tierra y a lograr un mejor conocimiento sobre nuestro futuro”, agregó en la celebración del momento culminante de un viaje de más de diez años por el cosmos realizado por la cápsula europea.

“Estamos realizando ahora el mejor análisis científico jamás logrado de uno de los restos más antiguos de nuestro Sistema Solar”, señaló Alvaro Giménez, director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA.
Al escuchar esas palabras ¿cuántos más habrán pensado como yo en el porvenir de nuestro planeta acuciado por el cambio climático que amenaza con la autodestrucción si no cambiamos nuestros hábitos?

Posiblemente hayan sugerido que la solución debe ser científica, que hay que persistir en la investigación de las causas que lo provocan y en la de formas para evitar el fin de nuestro hogar en el Universo, sobre todoahora que Estados Unidos parece menos interesado en la ciencia espacial de la cual fue líder hasta hace unos años. 

También te habrá latido un poco más el corazón al ver la película Interstellar porque, precisamente, describe al comenzar lo que pudiera ocurrir en la Tierra si no la cuidamos y porque concluye vaticinando que, para preservar la especie, nuestro hogar será inhabitable y tendremos que buscar otro en el Universo.

Pero, por sobre todo, el filme manifiesta la necesidad de volver al espacio, de seguir buscando exoplanetas, esos cuerpos rocosos que en otras galaxias giran en torno a un sol a una distancia similar a la de la Tierra, que posiblemente contienen agua, fuerza de gravedad y atmósfera, es decir las condiciones esenciales para el surgimiento de una actividad biológica.

Además de contar una historia humana en el marco de la ciencia ficción, Interstellar desarrolla una trama que deja establecido que el afán de exploración del ser humano y la búsqueda de nuevas fronteras están por encima de todo, incluso de su propia vida familiar.

Pero la película también tiene su fuerte en teorías científicas difíciles de comprender pero que en la obra se explican e inducen a pensar en la maravillosa inmensidad del Universo.

Uno tras otro van desfilando términos como la mecánica cuántica, la teoría de la Relatividad y la relación entre el tiempo y el espacio, además de conceptos como el “gusano cósmico”, los agujeros negros, el horizonte eventual, el espacio curvo y la expansión del Universo.

Los actores de Gravity, George Clooney y Sandra Bullock. EFE/Jason Szenes 


La teoría de que al desplazarse a una velocidad mayor que la de la luz el viajero envejece con menor rapidez que en la Tierra había sido expresada en la película El planeta de los simios cuando, a su regreso a casa, los astronautas encuentran los restos de la Estatua de la Libertad en un planeta Tierra destruido.

Pero el concepto quedó todavía más claro cuando Cooper, el personaje principal de Interstellar, que no ha envejecido un ápice, acude a un hospital instalado en un planeta que es el nuevo hogar de la especie humana para visitar a su hija que está muriendo de senectud.

Me quedó la feliz impresión de que al escuchar de esos temas en la película el espectador se acerca un poquito más a los cerebros geniales de teóricos de la astrofísica como Albert Einstein o Stephen Hawking, ese sabio británico que nos ha dado nuevas luces sobre el origen del cosmos, la naturaleza y lo que puede ser el destino final del Universo.

Hace un año, cuando comenzó la exhibición de la película Gravity critiqué duramente su desprecio por ciertas verdades científicas y el desarrollo de una trama al más puro estilo de Hollywood.

En esta ocasión debo admitir que se trata de cine y que tanto Gravity como Interstellar, aunque no sean absolutamente fieles al rigor científico, al menos cumplen con el objetivo de interesar al espectador por la ciencia, esta vez la astrofísica.

Sin duda el cine nos está ayudando a comprender conceptos de la astrofísica que hasta ahora nos parecían inaccesibles.

Prueba de ello es la película La teoría del todo, que junto con mostrarnos la vida de Hawking, nos pone una vez más frente a esos conceptos como la teoría de la relatividad, el tiempo y el espacio, los agujeros negros, Dios y eso tan difícil de entender, la singularidad.

 
(Sin votaciones)
Cargando…