Inicio / Entrada de Blog / Argentinosaurus camina por primera vez después de 94 millones de años

Argentinosaurus camina por primera vez después de 94 millones de años


 

Un grupo de expertos de la Universidad de Manchester ha reconstruido digitalmente uno de los dinosaurios más grandes que poblaron la Tierra hace 94 millones de años y lo ha puesto en movimiento, refutando así la teoría de quienes afirmaban que animales de ese tamaño apenas podrían caminar. Para reconstruir el Argentinosaurus se ha utilizado una técnica que necesita una potencia informática equivalente a la de 30.000 ordenadores domésticos juntos.

Los investigadores de Manchester, en colaboración con científicos de Argentina, fueron capaces de escanear mediante láser un esqueleto de más de 40 metros de largo perteneciente a un gran dinosaurio del Cretácico, el Agentinosaurus. Después, utilizando una avanzada técnica informática de modelado y simulación, que implica una potencia equivalente a 30.000 ordenadores domésticos, han recreado su capacidad de locomoción, probando por primera vez que era capaz de caminar y de correr. El estudio, que se acaba de publicar en PLOS ONE, proporciona la primera vista virtual del movimiento de los dinosaurios, y refuta las críticas que se habían hecho anteriormente en el sentido de que en la reconstrucción de este animal se había “inflado” su tamaño, y que con esas medidas nunca podría haber caminado.

El Dr. Bill Sellers, investigador principal del proyecto de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Manchester comenta que “si quieres descubrir cómo caminaban los dinosaurios, el mejor enfoque es la simulación por ordenador. Esta es la única forma de reunir los distintos aspectos de todas las informaciones que tenemos sobre este dinosaurio, y así poder reconstruir cómo una vez se trasladó”. El Dr. Lee Margetts, quien también trabajó en el proyecto, añade que “hemos utilizado el equivalente a 30 mil ordenadores domésticos para conseguir que el Agentinosaurus diera sus primeros pasos tras más de 94 millones de años. Este estudio demuestra claramente que el dinosaurio era más que capaz de dar un paseo a través de los llanos del Cretácico en lo que hoy es la Patagonia argentina”.

El equipo de científicos incluye al Dr Rodolfo Coria, del Museo Carmen Funes, quien estuvo detrás de la primera reconstrucción física de este gran dinosaurio que toma su nombre del país en el que se encontró, comenta que “era tan grande que tomó el nombre del país entero”.  El Dr. Phil Manning, de Manchester, añade que “es frustrante los pocos restos fosilizados originales de estos ejemplares, lo que dificulta cualquier reconstrucción. La digitalización de estos grandes esqueletos de dinosaurios, utilizando escáneres láser, nos permite volver a la vida a estos animales en una especie de Caminando entre dinosaurios… aunque esto es ciencia, no sólo animación por ordenador”.

 


Este es el esqueleto original, de 40 metros de altura, del  Argentinosaurus reconstruido en el Museo Municipal Carmen Funes, en Argentina.


El Dr. Sellers utiliza su propio software para investigar las dificultades en  locomoción que tienen que superar tanto animales vivientes y como especies extintas. “Lo importante es que estos animales no son como cualquier ejemplar de hoy en día, y por tanto no podemos simplemente copiar a un animal moderno y agrandar su tamaño”, explica. “Nuestro sistema de aprendizaje automático funciona sólo a partir de la información que tenemos sobre los dinosaurios, y predice los mejores patrones posibles de movimiento”. El dinosaurio pesaba 80 toneladas, y la simulación demuestra que habría llegado a correr hasta unos 8 km/h.

Sellers, quien cree que esta investigación es importante para comprender más acerca de los sistemas musculoesqueléticos y para el desarrollo de robots, afirma que “todos los vertebrados, desde los seres humanos a los peces, comparten los mismos músculos básicos, los huesos y las articulaciones. Para entender cómo funcionan éstos podemos comparar la forma en que se utilizan en diferentes animales, y los más interesantes a menudo son los que están en los extremos. El Argentinosaurus es el animal más grande que jamás haya caminado sobre la superficie de la tierra, y la comprensión de cómo consiguió esto nos dirá mucho sobre el funcionamiento óptimo del sistema musculoesquelético de los vertebrados. Tenemos que saber más acerca del dinosaurio para ayudar a entender cómo funciona en nosotros mismos. Del mismo modo, si queremos construir robots con patas necesitamos saber más sobre la mecánica de las piernas en una amplia gama de animales, y nadie tiene las piernas más grandes y más potentes que el Argentinosaurus”. Ahora el equipo de investigadores de la Universidad de Manchester planea utilizar este mismo método para recrear los pasos de otros dinosaurios como el Triceratops, el Brachiosaurus y el Tiranosaurus Rex.
(Sin votaciones)
Cargando…