Inicio / Entrada de Blog / La modernización de la ciencia española cumple 50 años

La modernización de la ciencia española cumple 50 años

La asociación científica más notoria de España, la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM) ha cumplido 50 años y lo ha celebrado la primera semana de septiembre en un Congreso en Madrid al que han acudido más de 1.000 asistentes, mayoritariamente de todas la universidades y centros de investigación del país.

Los 50 años de trayectoria de la SEBBM representan el éxito que tuvo la decisión de unos pocos científicos en los años 60, algunos de ellos herederos de las escuelas que se dispersaron tras la guerra civil, de modernizar la ciencia española.

Severo Ochoa, tras ser investido doctor “honoris causa” por la Universidad de Salamanca, 1961. EFE/Guzmán Gombau

En la foto constitucional, en una escalera de Santander, una cincuentena de científicos se situaron en torno Carlos Jiménez Díaz y Severo Ochoa para agrupar la inquietudes de los investigadores de profundizar en los mecanismos más íntimos de la biología mediante las nuevas tecnologías moleculares que comenzaban a estar a su alcance. Watson y Crick habían descrito en 1953 la estructura del ADN, hito que representa el comienzo de lo que hoy se conoce como biología molecular.

Creo, sin temor a equivocarme, que las expectativas de aquellos pioneros se han cumplido a lo largo de este camino pues muchos de los mejores científicos españoles son miembros de la SEBBM y participan activamente en los descubrimientos que están revolucionando nuestro conocimiento de la biología, la medicina y la biotecnología, y que contribuyen con su esfuerzo a crear una sociedad contemporánea basada en el conocimiento, más justa y alejada de miedos e incertidumbres y al mismo nivel que los países más avanzados.
Sin embargo, quizás en estos días en los pasillos del Congreso que celebraba el cincuentenario de la SEBBM, además del intercambio de ideas, los investigadores también comentaban su honda preocupación por la poca consideración que están teniendo nuestros administradores, me refiero al Gobierno de España, con la ciencia.

El retraso en la convocatoria del plan nacional de proyectos de investigación está cercano al año y sus consecuencias se cifran en cientos de laboratorios a punto de cerrar, cientos de becarios emigrando a otros países, y perdidas económicas importantes en las empresas del sector. Incluso si se convocase este año, los fondos destinados a financiar la investigación serán el equivalente a la mitad de los de la última convocatoria, ya que habrán pasado dos años sin financiarse. Y eso teniendo en cuenta que estos fondos son menos del 0,2% de los presupuestos generales del Estado.

Durante el congreso de la SEBBM hemos vislumbrado las nuevas perspectivas que ofrecen las células madre para futuras terapias regeneradoras, nuevas herramientas para buscar la interacción entre moléculas que permita desarrollar nuevas generaciones de fármacos, y un sinfín de posibilidades de desarrollo biotecnológico para la sociedad, incluidas la terapias personalizadas frente al cáncer y frente a enfermedades degenerativas hereditarias o de la vejez.

Los científicos de la SEBBM han demostrado en este congreso que siguen dando pasos de gigante y aportando entusiasmo para generar un tejido sólido que sin duda permitirá emerger del padecimiento económico actual del país, siempre que la sociedad que lo reclama se vea respaldada por las administraciones del Estado de una forma más activa y considerada con el buen trabajo hecho en los últimos 50 años.

José M. Bautista , del Comité Organizador del Congreso del Cincuentenario de la SEBBM.

Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, Universidad Complutense de Madrid.

 

 

 

 

 

 
(Sin votaciones)
Cargando…