Inicio / Entrada de Blog / Comienza la era de las arañas sintéticas

Comienza la era de las arañas sintéticas



Resistente como el acero y elástico como el nailon, el hilo de araña es el material del futuro. Conocido como la “fibra soñada” su misterioso origen ha sido un quebradero de cabeza para científicos y corporaciones de todo el mundo desde los años 90 hasta ahora, cuando la empresa japonesa Spiber finalmente ha desvelado su secreto e iniciado su producción en masa.



Después de seis largos años de investigaciones y dos socios principales, la Universidad tokiota de Biociencia de Keio y la empresa de piezas de automóviles Kojima Industries, Spiber  inaugurará este año una planta que será la primera capaz de producir en masa hasta 100 kilogramos de hilo arácnido sintético al mes como paso previo a comercializarlo en numerosos productos a partir de 2015.

“Este tipo de hilo tiene muchísimas aplicaciones”, aseguró a Efe Shinya Murata, portavoz de la compañía, que desvela que en primera instancia esperan comenzar a crear productos “para automóviles y el sector médico”, con aplicaciones en campos tan dispares como la cirugía cardiaca y las piezas para vehículos.




El elegante Blue Dress de Spiber

Según la firma, la tela de araña es el tejido más resistente del planeta y uno de los más elásticos, dos cualidades que le permitirán contar con aplicaciones incluso en el campo aeroespacial, entre otras para producir los trajes de los astronautas.

Al igual que el afamado superhéroe de cómic “Spider-Man” (“El Hombre Araña”), creado en 1962 del ingenio de Stan Lee y Steve Ditko, la empresa nipona, dotada de un capital cercano a los 800 millones de yenes (6.330 millones de euros), ha logrado descifrar el secreto del ADN de la tela de araña para su uso cotidiano.

En este sentido, Spiber ha producido la tela a través de un complejo proceso en el que consiguieron extraer de microorganismos el gen de las arañas encargado de producir la fibra del hilo, para posteriormente decodificarlo, reproducirlo y cultivarlo mediante la biotecnología, según detalla la empresa.

En esta línea, la compañía, que ha solicitado ya alrededor de 16 patentes, ha creado una marca con la que pretende comercializar sus productos fabricados con este nuevo material, QMONOS, un nombre que proviene de la palabra nipona “Kumo-no-su”, que significa “tela de araña”.

Además, este nuevo producto puede transformarse en fibra, membrana, gel, polvo o nanofibra, algo que esperan sea “un paso adelante a una nueva era”.

En este sentido, este año la empresa presentó “Blue Dress”, un vestido de noche para mujer, elegante y refinado, que se ha convertido en el primer producto del mundo en ser fabricado íntegro con hilo de araña y cuyo valor ni la empresa se atreve a revelar.

(Sin votaciones)
Cargando…