Inicio / Entrada de Blog / Crean micro baterías personalizadas mediante impresoras 3D

Crean micro baterías personalizadas mediante impresoras 3D


 

Día tras día comprobamos que las posibilidades que nos ofrece el mundo de las impresoras 3D son cada vez más avanzadas. En este caso nos hacemos eco de una novedosa iniciativa que permite fabricar micro baterías personalizadas mediante impresoras 3D.

Esta iniciativa viene a solventar los problemas derivados por la necesidad de construir dispositivos electrónicos cada vez más pequeños ya que, en muchos casos, las baterías suelen ser más grandes que el propio sensor. Para evitarlo, hasta ahora muchos fabricantes de baterías han optado por incluir pequeñas partículas sólidas a la hora de crear los electrodos, pero debido a su diseño ultra delgado, la cantidad de energía que pueden albergar es muy limitada.

Micro baterías


Sin embargo, en este caso, para crear esta solución, los responsables del proyecto analizaron la forma de crear consumible para impresoras 3D cuidadosamente manipulado para introducir micropartículas capaces de almacenar energía. En este sentido, a la hora de crear el proceso, los dos principales retos fueron, por un lado, reducir esas micropartículas para que pudieran pasar por el cabezal de la impresora 3D, y por el otro, conseguir que, una vez depositado en la placa (después de la impresión), el consumible pudiera solidificarse alcanzando la estabilidad y la fijación adecuada.

 


Una vez creado el consumible, el funcionamiento de esta metodología se basa en apilar capas de electrodos ultrafinos y entrelazados entre sí. A la hora de crear esta batería, el extrusor de la impresora 3D aplica el consumible especialmente diseñado a través del cabezal, mediante un hilo más pequeño que un pelo humano, añadiendo capa a capa. Cuando este consumible se solidifica crea el ánodo (representado en rojo) y el cátodo (en púrpura). Posteriormente, el resultado es encapsulado para añadir el electrólito, con el fin de crear una micro batería totalmente funcional.

Según afirma Jennifer A. Lewis, responsable del proyecto y profesora de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard, “no solo hemos demostrado que, por primera vez, podemos obtener una batería con una impresora 3D, sino que lo hemos demostrado de manera rigurosa”.

Finalmente, Lewis obtuvo micro baterías basadas en iones de litio del tamaño de un grano de arena, lo que permite su integración en todo tipo de sensores diminutos en campos tan diversos como la medicina o las comunicaciones, entre otros.

Los resultados del estudio han sido publicados en la revista especializada Advanced Materials (http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/adma.201301036/abstract).

Más información: https://www.seas.harvard.edu
(Sin votaciones)
Cargando…