Inicio / Entrada de Blog / De cómo la caza de Bin Laden minó la lucha contra la polio. Por Cristina Gallardo

De cómo la caza de Bin Laden minó la lucha contra la polio. Por Cristina Gallardo

Una falsa campaña de vacunación llevada a cabo por la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) en la ciudad en la que se sospechaba que Osama bin Laden permanecía escondido ha puesto en riesgo la erradicación de la polio: los talibanes han prohibido las vacunas contra esta enfermedad y el número de personas que reciben inmunización ha caído drásticamente.


Los trabajadores de las organizaciones humanitarias se rigen por un código de conducta internacional, que les obliga a prestar sus servicios independientemente de las agendas de los gobiernos, rigiéndose sólo por la necesidad. En 2011, la CIA rompió este catálogo de buenas prácticas al iniciar una campaña falsa de vacunación contra la hepatitis B en Abbottabad, la ciudad en la que se creía que Osama bin Laden estaba escondido, con el propósito de recoger muestras de ADN.

Al descubrirse la trampa, los habitantes de la frontera entre Paquistán y Afganistán comenzaron a dar caza a voluntarios auténticos de ONGs internacionales, acusándolos de espionaje. Los talibanes contribuyeron a esta movilización al prohibir las vacunas contra la polio en varias regiones paquistaníes, citando explícitamente la treta de la CIA como justificación y convirtiendo así a los trabajadores humanitarios en un objetivo letal. En diciembre, sus comandos asesinaron a nueve voluntarios que distribuían vacunas en este país, lo que provocó que las Naciones Unidas retirasen de la zona a sus equipos de vacunación. En marzo, los ataques a miembros de campañas contra la polio se extendieron también a Nigeria. 


La poliomielitis o polio es una enfermedad contagiosa que afecta al sistema nervioso y que causa debilidad muscular y parálisis aguda. Se transmite principalmente a través de las secreciones respiratorias o las heces, y sus principales víctimas son los niños entre cinco y diez años. Las vacunaciones de las últimas décadas han logrado que el número de casos caiga en picado de 350.000 en 1988 a 650 en 2011, por lo que la campaña global de inmunización contra la enfermedad ha entrado en su fase final. Sin embargo, los únicos tres países en los que la enfermedad aún se está extendiendo son precisamente los más afectados por las consecuencias de la treta de los espías estadounidenses: Afganistán, Paquistán y Nigeria. Las acciones de la CIA han resquebrajado la confianza de la población local en las campañas internacionales de salud pública en esos países. 



La interrupción o el retraso de las inmunizaciones podría poner en riesgo todo los progresos contra la polio conseguidos en los años anteriores y posponer la erradicación total de la enfermedad otros veinte años más, lo que supondría 100.000 nuevos casos que de otra forma no se habrían producido, según advierte el epidemiólogo Leslie F. Roberts, de la Universidad de Columbia. 



“La gente dirá por siempre que esta enfermedad, este niño lisiado, es consecuencia de la locura de Estados Unidos por atrapar a Osama bin Laden”, afirma Roberts en una columna publicada en el último número de la revista científica “Scientific American” bajo el título “The Spies Who Sabotaged Global Health” (Los espías que sabotearon la salud mundial).



Para evitar que esto suceda de nuevo, los editores de la publicación estadounidense recuerdan que “debe trazarse una línea roja entre los esfuerzos humanitarios y las maquinaciones de la guerra, sin importar lo poco convencionales que sean”.



“Los costes para futuros intentos humanitarios, la estabilidad global y la seguridad nacional de Estados Unidos son demasiado elevados para que esto se haga de otra forma, incluso cuando se tiene en cuenta la liquidación de uno de los enemigos más temidos de Estados Unidos e incluso si no hay alternativa”, subrayan los autores, que invitan a Barack Obama a prohibir que tanto el ejército como las agencias de inteligencia de su país utilicen la tapadera médica o humanitaria para lograr sus objetivos.
(Sin votaciones)
Cargando…