Inicio / Entrada de Blog / Desarrollan un microscopio que se acopla a un Smartphone para detectar virus

Desarrollan un microscopio que se acopla a un Smartphone para detectar virus


 

Gracias a los avances en captura y procesado de imágenes, varios científicos, liderados por el profesor Aydogan Ozcan, de la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA),  han logrado construir un accesorio para Smartphone que permite detectar virus, convirtiendo los terminales en “mini microscopios móviles”, especialmente útiles en regiones remotas y con escasos recursos.

Y es que hoy en día, la mayor parte de las técnicas que usamos para detectar bacterias y virus mortales (como la malaria, por ejemplo), requieren de complejos dispositivos –microscopios– equipados con múltiples lentes, además de otros elementos ópticos que encarecen demasiado su obtención en países por desarrollar, que es precisamente donde resulta vital identificar epidemias, controlar brotes o detectar la propagación de infecciones en grandes núcleos de población.

Con el fin de aliviar en parte este problema, varios profesionales (incluido el grupo de investigadores de Ozcan), han desarrollado un accesorio capaz de convertir casi cualquier Smartphone en un microscopio de fluorescencia portátil, lo que permite llegar a detectar microbios, ya que el nuevo prototipo es capaz de aprovechar las lentes de última generación que montan los nuevos Smartphone para capturar imágenes con un alto nivel de detalle y contar, por ejemplo, cuántas bacterias hay en una muestra proporcionada.

 



Concretamente, el accesorio cuenta con un láser de diodo compacto (450 nanómetros) situado estratégicamente en un ángulo de 75 grados, una delgada película encargada de eliminar los reflejos, una lente externa capaz de proporcionar hasta dos aumentos en la muestra obtenida y  una serie de controles para el foco incorporado.

Como resultado, este dispositivo es capaz de aprovecharse de los avances tecnológicos que incorporan los terminales inteligentes, tanto para detectar virus individuales como para determinar su carga viral (medir la gravedad de la infección).

 



De acuerdo con sus creadores, este microscopio artesanal puede servir, entre otros aspectos, para realizar un seguimiento periódico de una determinada infección, y así saber si las medidas que se están poniendo en marcha para mitigarlo están surtiendo efecto, o simplemente para detectar incrementos de una cierta bacteria entre la población que pueda suponer una epidemia.

Por citar un ejemplo, con el dispositivo creado –pesa unos 185 gramos– el personal médico puede llegar a distinguir partículas fluorescentes muy pequeñas, de hasta 100 nanómetros, lo que permite identificar amenazas como el citomegalovirus (un tipo de virus de la familia de los herpes que puede llegar a ser mortal en pacientes con baja inmunidad), con el fin de tratarlo de forma aislada y evitar así una rápida propagación entre los habitantes más próximos.

Los lectores interesados obtendrán más detalles sobre esta investigación en ACS Nano (http://pubs.acs.org/journal/ancac3), publicación especializada en investigación sobre nanociencia y nanotecnología.
(Sin votaciones)
Cargando…