Inicio / Entrada de Blog / Desarrollan una pantalla que permite visualizar imágenes 2D y 3D sin efecto fantasma

Desarrollan una pantalla que permite visualizar imágenes 2D y 3D sin efecto fantasma

<p>EFE</p>
 

 

Desde que comenzamos a ver los primeros dispositivos 3D, uno de los retos que se ha planteado la industria es el desarrollo de entornos de visualización que no requieran gafas para su correcta visualización, ya que la experiencia de uso no resulta del todo satisfactoria. De hecho, cuando no tenemos gafas 3D suficientes para todos los usuarios, quienes se quedan sin ellas experimentarán el conocido efecto fantasma, que les impide visualizar el contenido correctamente en un entorno tradicional (2D).

Para eliminar esta necesidad, investigadores de la Universidad de California han desarrollado un prototipo de televisión dual (2D – 3D), que ofrece una mejor experiencia de uso combinada. En este sentido, cuando visualizamos contenido en 3D, los usuarios que tienen gafas compatibles verán el entorno en tres dimensiones correctamente, mientras que los usuarios sin gafas podrán disfrutar de las imágenes en dos dimensiones, sin el famoso “efecto fantasma”.

De acuerdo con James Davis, profesor adjunto de ciencias computacionales de la escuela de ingeniería en la Universidad de California, “hay muchas razones por las cuáles sería deseable no llevar gafas”. Entre ellas, Davis apunta que “pueden resultar caras si queremos comprar más unidades de las que vienen con el producto, y además llevarlas pueden interferir en otras actividades”.

En cuanto a su funcionamiento concreto, este prototipo se basa en la técnica habitual para ver contenidos en 3D. Así, cuando el contenido se visualiza con gafas 3D el usuario es capaz de ver dos imágenes diferentes intercaladas en cada ojo (derecho e izquierdo). Sin embargo, cuando el usuario visualiza el contenido sin gafas, únicamente ve la imagen del ojo izquierdo.

Para conseguirlo, el sistema proyecta una tercera imagen, que no se puede visualizar ni con gafas ni sin ellas. Esta tercera imagen es el negativo de la imagen derecha y está destinada a cancelar la imagen del ojo derecho (entra en juego cuando se ilumina la imagen derecha y se desactiva cuando ésta se apaga), de tal forma que el usuario únicamente perciba la imagen de la izquierda, eliminando así el efecto fantasma anteriormente comentado.

Sin embargo, durante las pruebas iniciales, los investigadores comprobaron que con este sistema los usuarios 2D experimentaban imágenes de bajo contraste, ya que el pixel más oscuro seguía resultando demasiado brillante. Para mitigar este problema se vieron obligados a forzar un brillo desigual entre las imágenes de ambos ojos, encontrando que un porcentaje aceptable en este sentido oscilaba entre el 20 por ciento y el 60 por ciento, tanto para los usuarios 2D como para los 3D.

Otro de los retos de este experimento fue cuantificar el efecto Pulfrich (sensación de profundidad percibida por el cerebro cuando le llega la misma imagen, pero vista con un ligero retraso en un ojo respecto al otro). Para este proyecto descubrieron que necesitaban un retraso de ocho milisegundos en un panel con imágenes a 120 hercios.

Por el momento, los investigadores del proyecto ya han enviado el registro de la patente, y uno de los estudiantes creará una empresa basada en esta tecnología.
(Sin votaciones)
Cargando…