Inicio / Entrada de Blog / Descubiertos los primeros planetas en tránsito dentro de una agrupación de estrellas

Descubiertos los primeros planetas en tránsito dentro de una agrupación de estrellas

Descubiertos los primeros planetas en tránsito dentro de una agrupación de estrellas
Los astrónomos han encontrado dos planetas algo más pequeños que Neptuno orbitando alrededor de estrellas del tipo del Sol en la agrupación estelar NGC 6811. Imagen cortesía de Michael Bachofner.

 

Los datos de la sonda Kepler han permitido identificar los planetas Kepler-66b y Kepler 67b dentro de la agrupación estelar NGC 6811

Todas las estrellas comienzan su vida en grupos. La mayoría de ellas, incluyendo nuestro Sol, nacen en pequeños grupos bondadosos qué rápidamente se desarman. Otras se forman en enormes nubes densas que sobreviven durante billones de años como agrupaciones estelares. Entre esas ricas y densas agrupaciones, las estrellas se atropellan para obtener un espacio con miles de vecinas mientras que la fuerte radiación y los duros vientos estelares azotan el espacio interestelar, arrastrando materiales para la formación de planetas de otras estrellas cercanas. Los datos enviados a la Tierra por la sonda Kepler han permitido que un grupo de investigadores descubra los primeros planetas en tránsito –Kepler-66b y Kepler -67b- dentro de una agrupación de estrellas –la NGC 6811-.

Visto el escenario de las agrupaciones de estrellas, con su radiación y los fuertes vientos interestelares interfiriendo en el proceso de formación, podría parecer que ese ámbito es el lugar menos probable para encontrar mundos desconocidos. Sin embargo, a 3000 años luz de la Tierra, en la agrupación de estrellas NGC 6811, los astrónomos han encontrado dos planetas más pequeños que Neptuno orbitando en torno a estrellas parecidas a nuestro Sol. El descubrimiento, que ha sido publicado en la revista Nature,  muestra que los planetas se pueden desarrollar incluso en agrupaciones atestadas de estrellas.

“Las viejas agrupaciones representaban un medioambiente estelar muy diferente de aquel en el que nacieron el Sol y otras estrellas receptoras del campo estelar –explica el líder del estudio y miembro del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA) Soren Meibom-. Y pensamos que podía ser que los planetas no tuvieran tanta facilidad para formarse y sobrevivir en el estresante medioambiente de las agrupaciones más densas, en parte porque durante un largo periodo de tiempo, no conseguimos encontrar ninguno en este escenario tan específico”.

Los dos planetas desconocidos han aparecido en los datos enviados por la sonda Kepler, puesta en órbita por la NASA. Kepler busca planetas en tránsito o que crucen por delante de sus estrellas receptoras. Durante el tránsito, la estrella se ve oscurecida en una cantidad que depende del tamaño del planeta, lo que permite determinar con exactitud su volumen. Kepler-66b y Kepler-67b son de en torno a unas tres veces el tamaño de la Tierra, lo que también puede equipararse a unas tres cuartas partes del tamaño de Neptuno, y las convertiría, según los expertos, en mini-Neptunos.

De los más de 850 planetas que se conocen más allá de nuestro sistema solar, sólo cuatro –y todos ellos similares o un poco mayores a la masa de Júpiter- fueron encontrados en agrupaciones. Kepler-66b y -67b son los dos planetas más pequeños encontrados en una agrupación de estrellas, y los primeros que parecen estar en tránsito con la estrella receptora, lo que ha hecho posible que se hayan podido tomar las medidas de sus respectivos tamaños.

Meibom y su equipo de investigadores han hecho las mediciones oportunas para determinar que la edad de NGC 6811 es de un billón de años. Obtener de forma muy clara los datos de Kepler-66b y Kepler-67b, ha permitido que se les una al pequeño grupo de planetas de los que se han determinado de forma muy precisa la edad, la distancia y el tamaño.

Teniendo en cuenta el número de estrellas que han sido observadas por Kepler en NGC 6811, la detección de estos dos planetas implica que la frecuencia y las propiedades de los planetas en las agrupaciones abiertas es congruente con la de aquellos planetas situados en torno a los campos de estrellas (que no están dentro de agrupaciones o asociaciones) en la Vía Láctea.

“Estos planetas son tendentes a situarse en los extremos cósmicos –apunta Meibom. Encontrarlos muestra que los pequeños planetas pueden formarse y sobrevivir durante al menos un billón de años, incluso si para ello han de hacerlo dentro de un medioambiente extremadamente caótico y hostil”.

 

 
(Sin votaciones)
Cargando…