Inicio / Entrada de Blog / Descubren cómo mejorar el rendimiento de los paneles LCD

Descubren cómo mejorar el rendimiento de los paneles LCD


 

Hoy en día, los paneles de cristal líquido (Liquid Crystal Display, o LCD) cuentan con una gran aceptación por parte de la industria, ya que están presentes en numerosos dispositivos, como Smartphone, Tablet, ordenadores portátiles o televisores.

A la hora de generar colores y mostrar imágenes, estos paneles se basan en pequeños puntos –o píxeles–, conformando la unidad más básica sobre la que se construyen este tipo de pantallas. Concretamente, cada uno de estos píxeles se compone de cristal líquido rodeado por placas de vidrio que se encargan de polarizar la luz que viene desde la parte trasera, pasándola hacia delante, y componiendo la imagen con múltiples puntos. Por su parte, esta luz se genera aplicando una pequeña carga eléctrica en la parte posterior del panel, que pone en marcha todo el proceso (cuando entra la luz hace que la pieza de cristal líquido actúe y se mueva, y si quitamos la corriente deja de pasar luz, haciendo que la pieza se relaje y vuelva a su estado inicial).

Todo este proceso ocurre a velocidades muy altas (cuestión de milisegundos), pero la parte más lenta del mismo se produce en el momento de cortar la corriente, ya que el cristal líquido tarda demasiado en volver a su estado inicial.

En este sentido, investigadores de la Universidad de Kent State, en Ohio (Estados Unidos), han encontrado una forma de mejorar el rendimiento de los paneles LCD. Concretamente han logrado reducir el tiempo que necesitan los píxeles para volver a su estado inicial mediante un nuevo tipo de cristal (basado en moléculas denominadas CCN-47) que no necesita moverse para dejar pasar la luz a través de él, dando como resultado paneles LCD con ratios de cambio mucho más altos que los convencionales.

 


Este es el esquema de los nuevos paneles LCD diseñados por Volodymyr Borshch


Concretamente, el uso de CCN-47 elimina la necesidad de rotar los píxeles, ya que esta molécula permite polarizar la luz simplemente cambiando el campo magnético aplicado, lo que acelera el proceso significativamente. Como resultado, los responsables del proyecto consiguieron alcanzar el estado de reposo en 30 nanosegundos (en lugar de varios milisegundos, como ocurre en los paneles convencionales).

Según afirman los investigadores, este tipo de paneles no remplazará los existentes, ya que estos no necesitan mayor velocidad (esta mejora no sería perceptible para el ojo humano), pero sí esperan abrir otros campos, como nuevos sistemas de comunicación por satélite
(Sin votaciones)
Cargando…