Inicio / Entrada de Blog / Dos pesos de a 20 arrobas

Dos pesos de a 20 arrobas

Dos pesos de a 20 arrobas
“Tres de setiembre de 1775 acompaño a mi amo el doctor Parés a registro de accidente de un forzado de mina. Entramos a la caña (galería) de la cárcel, se aya toda mamposteada. Andamos y andamos hasta la caja del torno de Castro. El torno de Castro es superficial, está a espaldas de la calle Nueva. Al llegar a su pie esta la caña de levante, de 40 varas orientada a ese rumbo y sin fruto alguno. Alcanzamos el torno de San Andrés y no paramos, seguimos por la caña de San Andrés a poniente otras 80 varas, 68 primeras mamposteadas y 12 en piedra firme y alcanzamos el socavón del Castillo de allí seguimos hasta la caña de red, mamposteada y orientada a poniente y después sale al norte la traviesa del torno grande, donde paramos. Hallense cinco personas, un tirador en el suelo, sangrando por la cabeza rota. Asístelo el doctor, yo miro a los otros tres tiradores puestos en cada cigüeña del torno. Ellos sujetaban el huso del torno cuando bajaban un madero por el torno,y el amaynador sujetaba el cintero (soga) que daba dos vueltas al huso del torno y que iba dejando caer poco a poco,.Dejaronle tomar demasiada velocidad y no pudiendole detener, abandonan los manubrios, salta el huso fuera de los estantes con la rapidez del movimiento y golpeó al forzado que no ha podido huir por la estrechez del terreno. Creo que yace muerto.

Hacen entrar 6 forzados cada uno empujando su carro que rueda por medio del socavon hasta llegar al brocal del torno grande, en donde los cargan de esportones llenos de solera, metal o zafra. Sucede que el guion que hay bajo el carro y que entra en una canaleja de madera que hay en su longitud, al tiempo de sacarlos, se vuelca por tener tan juntas las ruedas y entonces, como el terreno es estrecho, y solo hay una canaleja, todos los que están detrás se ven preciados quedarse parados mientras se endereza y se carga. Recorren los 3 carros la traviesa del torno grande con 15 varas que va a dar en la caña de red, recorren otras 60 varas hasta el socavón que tiene 240 varas más hasta la boca. Carga cada carro dos pesos de a 20 arrobas que descargan en un gran patio de calle, donde con carretas o galeras, con mulas o bueyes, se llevan estos frutos al cerco de fundición para su cochura”

Resulta apasionante leer este capítulo del diario y recorrer después prácticamente todas las galerías que relata y que hoy, después de casi 240 años, se mantienen en el Parque Minero igual que las describió. La galería de forzados que comunicaba la antigua cárcel con la mina, construida para evitar fugas y altercados, el torno de Castro donde ahora se puede ver la figura de un forzado trabajando de charquero (cargando cubos de agua bajo un torno),un torno de mano igual al que produjo el accidente y como no el socavón (galería horizontal que comunica la mina con la calle) del Castillo por donde salían los carros empujados por los presos.

*NOTA: El texto recrea la grafía del diario de Josef Ramón de Osta (personaje real que vivió en el siglo XVIII), antiguo forzado en las minas de Almadén, condenado por desertor.

El forzado de Almadén
(Sin votaciones)
Cargando…