Inicio / Entrada de Blog / El avestruz revela cómo movían el cuello los saurópodos

El avestruz revela cómo movían el cuello los saurópodos

El análisis del cuello del avestruz demuestra que el de los saurópodos no podía ser tan flexible como se creía hasta ahora

 

Los cuellos de los saurópodos no eran tan flexibles como se creía hasta ahora. Los modelos informáticos que se han utilizado hasta el momento para simular su movimiento no tenían en cuenta que la masa muscular, la distancia entre las articulaciones y la cantidad de cartílago reducen drásticamente la flexibilidad. Un estudio del cuello del avestruz, su pariente más cercano, ha servido para aclarar el error.

Un nuevo análisis de los avestruces revela que el modelo informático que se se utiliza para simular los movimientos de los saurópodos de cuello largo, (y que se pueden ver en las últimas producciones de la BBC sobre dinosaurios o en el Museo Americano de Historia Natural, en Nueva York) no reconstruyen correctamente la flexibilidad de sus cuellos. Los resultados de este estudio los acaba de publicar Matthew Cobley, de la Universidad de Utah, contando con la colaboración de colegas de la Universidad de Bristol y del Museo de Historia Natural de Londres, en la revista online PLoS ONE.

Las estimaciones previas de la flexibilidad del cuello de los saurópodos se basaban en la posición de las vértebras del cuello, pero esta nueva investigación sugiere que estas estimaciones fueron probablemente inexactas, ya que los modelos no tenían en cuenta los efectos de los tejidos blandos, como los músculos y el cartílago.

Este análisis de las avestruces, los parientes cercanos de los dinosaurios saurópodos de cuello largo, revela que el aumento de la masa muscular en el cuello reduce la flexibilidad máxima de los mismos. Las variaciones en la distancia entre las articulaciones vertebrales y la cantidad de cartílago presente en el cuello también pudo reducir la flexibilidad de largos cuellos saurópodos, de acuerdo con esta investigación.

“Las exposiciones en los museos y las películas a menudo representan a los saurópodos arqueando el cuello en una amplia gama de movimientos, cubriendo todo el camino desde las copas de los árboles hasta la vegetación baja -comenta Cobley- sin embargo, los resultados de este estudio indican que estos dinosaurios pueden haber sido menos flexibles que como típicamente se les representa.

Tener cuellos menos flexibles probablemente habría limitado la gama de alimentos que estos dinosaurios podrían alcanzar, sus nichos ecológicos, y por lo tanto, pueden haber pastado más activamente para satisfacer sus necesidades dietéticas medias de aproximadamente 400 kg de materia vegetal al día.

Cobley añade que “creo que la conclusión  más importante a sacar de este estudio es que los modelos simulados por ordenador de cualquier sistema biológico – desde un órgano individual a todo un dinosaurio – tiene que ser testados y comprobados  antes de que sean aceptados por la comunidad científica y presentados al público. Es fácil dejarse llevar por los modelos bellamente reconstruidos de los dinosaurios, pero si estos modelos no se basan en datos empíricos reales, tomados de animales que viven en realidad y que  podemos estudiar, sólo sirven para confundir al público en general “.

 

 

 

 

 
(Sin votaciones)
Cargando…