Inicio / Entrada de Blog / El cerebro: el próximo gran reto de la ciencia estadounidense

El cerebro: el próximo gran reto de la ciencia estadounidense


El presidente estadounidense, Barack Obama, presentó ayer el proyecto de investigación BRAIN (“Brain Research Through Advancing Innovative Neurotechnologies” o Investigación del Cerebro a través del Avance de Neurotecnologías Innovadoras), cuyo objetivo es trazar en una década el mapa de la actividad y las funciones del cerebro humano, el órgano más desconocido hasta ahora.


 Se espera que sus resultados sean cruciales tanto para la investigación sobre alzhéimer, párkinson y otras enfermedades mentales, como para el campo de la inteligencia artificial.


El proyecto arrancará en 2014 con una inversión inicial de 100 millones de dólares, una cifra que el periódico estadounidense The New York Times espera que ascienda hasta los 3.000 millones de dólares para el total de los quince años. El anuncio de Obama se produce dos meses después de que la Unión Europea decidiese invertir 1.000 millones de euros en el proyecto “Cerebro Humano”.

 

Esta multimillonaria inversión estadounidense ha colocado al proyecto BRAIN como la investigación científica más ambiciosa desde que Estados Unidos apostase por el Proyecto Genoma Humano, en el que el Gobierno estadounidense invirtió 3.800 millones de dólares entre 1990 y 2003 y que generó unos beneficios de 800.000 millones de dólares.

 

Con más de 100.000 millones de neuronas, el cerebro representa un reto para la investigación científica del siglo XXI, ya que en las últimas décadas las técnicas de estudio eran aún demasiado invasivas y porque el tejido neuronal se pudre rápidamente y es complejo de diseccionar.

Sin embargo, los expertos del plan BRAIN, liderados por el científico español Rafael Yuste, consideran que la tecnología actual ya permite estudiar este órgano sin intervenir demasiado en él.


“La nuestra es una nación de soñadores, de gente que se arriesga”, afirmó Obama, en la presentación del proyecto en una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca el pasado 2 de abril.

 

“Ahora es el momento de alcanzar un nivel de investigación y de desarrollo que no se ha visto desde los tiempos más intensos de la carrera espacial”, añadió el presidente estadounidense, ante un público compuesto por científicos y empresarios.

 

“Hemos hecho avances científicos y tecnológicos asombrosos, pero no hemos desentrañado el misterio de los 1.300 gramos de materia situada entre nuestras orejas, en donde se localizan 100.000 millones de neuronas que dan lugar a billones de conexiones”, continuó Obama.

El cerebro, foco de otras grandes investigaciones

El estudio del cerebro ha fascinado a los investigadores desde la antigüedad. Hace más de 2.000 años, el filósofo ateniense Aristóteles estableció que el cerebro era menos importante que el corazón o el hígado, pese a ser el mayor órgano del sistema nervioso. Sin embargo, el cerebro recuperó su protagonismo en la Edad Media, cuando estudiosos cristianos y musulmanes fijaron que en él residen la memoria y el intelecto, dos de los aspectos que ahora el proyecto BRAIN espera estudiar en mayor profundidad.
A finales de enero, la Comisión Europea eligió el cerebro y el grafeno como los dos objetos de investigación en los que la Unión Europea se centrará hasta 2020. Este organismo anunció que invertiría 1.000 millones de euros en el proyecto “Cerebro Humano”, en el que participarán científicos de al menos 15 países comunitarios liderados por Henry Markram (Instituto Federal de Tecnología de Suiza), y por el que se construirá la instalación experimental más grande del mundo para estudiar la actividad de este órgano y posibles tratamientos para enfermedades mentales.
(Sin votaciones)
Cargando…