Inicio / Entrada de Blog / El cieno de la Antártida da pistas sobre el cambio climático

El cieno de la Antártida da pistas sobre el cambio climático

El cieno de la Antártida da pistas sobre el cambio climático
Los estudios muestran que el derretimiento de la capa de hielo del Este de la Antártida provocó una subida de 20 metros en el nivel del mar durante el Plioceno. Imagen cortesía del Imperial College London.

 

El calentamiento global de hace 5 millones de años podría haber provocado el deshielo de parte de la mayor capa del Este de la Antártida y el incremento del nivel del mar

El calentamiento global sucedido hace 5 millones de años podría haber causado que algunas partes de las capas más extensas de hielo de la Antártida se derritieran, así como el incremento en el nivel del mar de unos 20 metros, según una investigación publicada en el periódico Nature Geoscience bajo el título Dynamic behaviour of the East Antartic ice sheet during Pliocene warmth (‘Comportamiento dinámico de la capa de hielo del Este de la Antártida durante la época templada del Plioceno’).

Un grupo de investigadores del Imperial College London, junto a otros socios académicos, han estudiado muestras de lodo para recoger datos sobre el derretimiento de antiguas capas de hielo en el Este de la Antártida. Y han descubierto que el deshielo tuvo lugar en repetidas ocasiones hace entre tres y cinco millones de años, durante un periodo geológico llamado Plioceno, lo que podría haber causado alzas en el nivel del mar de unos 10 metros. Sus conclusiones serán procesadas para intentar prever las consecuencias que el cambio climático actual podría tener hacia finales de siglo.

Los científicos sabían previamente que las capas de hielo del Oeste de la Antártida y Groenlandia se habían derretido parcialmente al mismo tiempo, por lo que el equipo afirma que esta coincidencia podría haber causado que la subida del nivel del mar finalmente ascendiera hasta un total de unos 20 metros durante este periodo.

Los académicos consideran que entender este derretimiento glaciar durante el Plioceno permitirá acceder a un conocimiento acerca de cómo el nivel del mar puede subir a consecuencia del actual calentamiento global. Esta afirmación se debe a que las concentraciones de dióxido de carbono de esa época son muy similares a las actuales y a que sus temperaturas también son comparables a las que están previstas por los meteorólogos para el final de este siglo.

La Doctora Tina Van De Flierdt, coautora del estudio y miembro del departamento de Ciencias de la Tierra e Ingeniería del Imperial College London, confirma que el Plioceno “registró temperaturas que se situaban hasta dos o tres grados por encima de las actuales, con un nivel de dióxido de carbono en la atmósfera similar al que tenemos en esta época.

Nuestro estudio subraya que esas condiciones condujeron a una gran pérdida de hielo y a un significativo incremento del nivel del mar en el pasado. Los científicos predicen que un nivel global de temperaturas similar al que estamos describiendo se alcanzará a finales de este siglo, por lo que es sumamente importante que seamos capaces de entender cuáles son las posibles consecuencias que un fenómeno de este tipo podría tener”.

La capa de hielo del Este de la Antártida es la masa de hielo más grande de la Tierra, con un tamaño muy cercano al del continente de Australia. Esta capa ha registrado fluctuaciones en su tamaño desde el momento de su formación, hace 34 millones de años, pero los científicos habían dado por sentado bastante tiempo antes de estas últimas averiguaciones que su tamaño se estabilizó hace unos 14 millones de años.

El equipo involucrado en el estudio actual puede determinar que la capa de hielo se derritió parcialmente durante este periodo ‘estable’ de tiempo gracias al análisis de los componentes químicos de los sedimentos que se encuentran en el lodo. Estas muestran fueron extraídas de fosas de más de tres kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar situadas en las zonas exteriores de la costa de la Antártida.

El análisis del lodo reveló una huella química que permitió al equipo rastrear de qué parte del continente procedía. Fue así como descubrieron que el lodo estaba originado a partir de las rocas que continúan escondidas bajo las capas de hielo. El único modo por el que cantidades significativas de este lodo podían haber sido depositadas como sedimentos en el mar sería que las capas de hielo se hubieran retirado de su posición tierra adentro y hubieran erosionado esas rocas, explican los miembros del equipo de investigación.

La afirmación de los académicos sobre que el derretimiento de las capas de hielo podría haber sucedido viene causada, en parte, por el hecho de que algunos de sus restos aparecen en las cuencas situadas por debajo del nivel del mar. Este dato pone al hielo en contacto directo con el agua marina en el momento en el que el océano se templó, y puesto que eso sucedió durante el Plioceno, sería entonces la época en la que las capas de hielo se volvieron vulnerables al derretimiento.

“Previamente, los científicos –añade Carys Cook, coautor del trabajo e investigador del Grantham Institute for Climate Change del Imperial College London– consideraban que la capa de hielo del Este de la Antártida era más estable que otras muchas capas de hielo más pequeñas del Oeste de la Antártida y de Groenlandia, incluso cuando se habían llevado a cabo muy pocos estudios en la parte Este del continente. Nuestro trabajo muestra ahora que la capa de hielo del Este ha sido mucho más sensible al cambio climático de lo que anteriormente se había considerado. Este hallazgo es importante para nuestra comprensión de lo que podría sucederle a la Tierra si no frenamos los efectos del cambio climático”.

El próximo paso programado por el equipo de investigadores es analizar las muestras de los sedimentos obtenidos para determinar cómo de rápido fue el derretimiento de la capa de hielo del Este de la Antártida durante el periodo del Plioceno. Esta información podría ser útil en el futuro para predecir cuál será la rapidez con la que las capas de hielo podrían derretirse como consecuencia del avance del cambio climático que llevamos años presenciando.

 
(Sin votaciones)
Cargando…