Inicio / Entrada de Blog / El Hubble encuentra un lejano planeta azul

El Hubble encuentra un lejano planeta azul

 

 

El telescopio espacial Hubble ha conseguido determinar el color de un lejano planeta conocido como HD 189733b: un azul celeste muy intenso que recuerda mucho a cómo se ve la Tierra desde el espacio.

Pero no existen más semejanzas. Se trata de un gigante de gas que orbita cerca de su estrella madre. La atmósfera del planeta es abrasadora, con temperaturas de más de 1.000 grados centígrados, violentas explosiones, lluvias de cristal y vientos que superan los 7.000 kilómetros por hora.

Este mundo extraño, situado a 63 millones de años luz, es uno de los exoplanetas más cercanos a la Tierra. Representa además la primera ocasión en que los científicos miden el color de un planeta que orbita otra estrella distinta al Sol.

“Este planeta se ha estudiado bien en el pasado, tanto por nosotros mismos como por otros equipos. Sin embargo, es la primera vez que se realiza la medición de su color como si fuéramos capaces de mirarlo directamente”, explica Frederic Pont, de la Universidad de Exeter (Reino Unido), director del programa de observación del Hubble.

Este planeta se detectó por el método del tránsito, cuando cruza delante de su estrella. Los astrónomos midieron la cantidad de luz que se reflejaba en la superficie de HD 189733b, una propiedad conocida como albedo. El equipo usó el Hubble para mirar el sistema antes, durante y después de que el planeta pasara detrás de su estrella. Esta técnica muestra también el color.

“Hemos visto el brillo de toda la caída del sistema en la parte azul del espectro cuando el planeta pasaba por detrás de su estrella. A partir de esto, se desprende que el planeta es azul, porque la señal se mantuvo constante en los otros colores que medimos”, comenta otro de los astrónomos, Tom Evans, de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

El color azul celeste del planeta no está originado por la reflexión de un océano tropical. Más bien se debe a una atmósfera plagada de turbulencias, donde las partículas de silicato dispersan la luz azul. Observaciones anteriores con distintos procedimientos habían establecido la evidencia de que la luz azul se dispersaba en este planeta. Sin embargo, los últimos análisis del Hubble constatan la evidencia.

HD 189733b tiene un perfil muy favorable para este tipo de mediciones, pues pertenece a la clase de planeta denominado “Júpiter caliente”. Estos mundos son parecidos en tamaño a los gigantes gaseosos del Sistema Solar y orbitan cerca de su estrella madre.

“Es difícil saber exactamente qué provoca el color de la atmósfera de un planeta, incluso los del Sistema Solar. Pero estas nuevas observaciones añaden otra pieza al rompecabezas sobre la naturaleza y la atmósfera de HD 189733b. Estamos pintando poco a poco una imagen más completa de este planeta exótico”, concluye Pont.
(Sin votaciones)
Cargando…