Inicio / Entrada de Blog / El lago Vostok albergó vida

El lago Vostok albergó vida

Estación Vostok donde se realizan las perforaciones

 

El Vostok, un lago subglacial en la Antártida, enterrado a 3.590 metros de hielo en las inmediaciones de la estación de Vostok, albergó vida, según el artículo publicado en “PLOS One” por un grupo de científicos dirigidos por Yury M. Shtarkman y Zeynep A. Koçer, del Departamento de Ciencias biológicas de la Bowling Green State University (Ohio, Estados Unidos). Gracias al cultivo y secuenciación de ácidos nucleicos que se hallan en el hielo, se han logrado identificar más de 3.500 secuencias genéticas únicas

Un 94% corresponde a bacterias y el otro 6% a eucariotas multicelulares. Los investigadores citan parásitos de arañas, langostas y salmones, dos tipos de arques, pero también rotíferos, moluscos o anémonas. En definitiva, un ecosistema similar a otros lagos, ambientes marinos, sedimentos de aguas profundas, chimeneas termales y ambientes gélidos.

Descubierto en 1960 por el geógrafo Andrei Kapitsa, hasta 1993 no se confirmó su existencia tras las pruebas con láser basadas en satélites de altimetría. Hasta este año no ha habido acceso al lago. Los problemas técnicos son ingentes. No sólo hay que enfrentarse a una tarea de ingeniería formidable. Además hay que salvar el escollo de gestionar lo recogido sin contaminarlo. Tras extraer las primeras muestras de agua a principios de 2013 se están detallando ahora los primeros análisis. Los resultados completos se tendrán el próximo año. Hay mucha expectación por la posibilidad de que se identifiquen bacterias desconocidas. Los propios autores han advertido de la posibilidad de que haya habido contaminaciones durante la extracción o en el laboratorio.

La dificultad de acceso al lago favoreció antaño el examen de muestras tomadas desde arriba en el proceso denominado “acumulación de hielo”. El agua del lago congelada se adhiere a la hoja de hielo que lo cubre y ahí se pueden rastrear pistas de lo que hay en el lago. Estas investigaciones revelaron en su momento bajas concentraciones de microbios en relación con otros ambientes de la Tierra.

 



El lago Vostok se encuentra bajo la estación del mismo nombre

 

Una de las preguntas que se hacen sobre el asunto es si hay o hubo peces en el lago. El equipo ha hallado secuencias genéticas de crustáceos, moluscos, anémonas de mar y secuencias simbiontes. Conviene recordar que el lago estuvo en contacto con la atmósfera antes de que lo cubriera el hielo hace quince millones de años.

«Los límites de lo que es habitable y lo que no están cambiando», afirma otro de los investigadores, Scott Rogers. «Encontramos mucha más complejidad de lo que nadie pensaba. Realmente muestra la tenacidad de la vida, y cómo los organismos pueden sobrevivir en lugares donde hace un par de docenas de años pensábamos que no podía haber nada», explica Rogers.
(Sin votaciones)
Cargando…