Inicio / Entrada de Blog / El servicio de Internet en aviones mantiene dividida a la industria norteamericana

El servicio de Internet en aviones mantiene dividida a la industria norteamericana

El servicio de Internet en aviones mantiene dividida a la industria norteamericana
Cada vez más usuarios piden un servicio de internet a bordo para trabajar, comunicarse o entretenerse durante su vuelo.

De hecho, aunque Qualcomm ya propuso en Julio de 2011 una solución para ofrecer internet a los pasajeros dentro del espacio aéreo comercial, es ahora cuando, en una reciente reunión de la FCC (Comisión Federal de las Comunicaciones norteamericanas), han acordado “considerar la propuesta para mejorar el acceso de los consumidores a la banda ancha a bordo, y fomentar la innovación a través de un servicio secundario de banda ancha móvil tierra-aire en la banda de los 14,4 – 14,5 GHz, mientras que aseguramos la protección de interferencias a los clientes”.

La propuesta de Qualcomm pasa por convertirse en el proveedor exclusivo de los servicios de red para las distintas aerolíneas o, en caso de que la FCC no acepte un único proveedor, admitir la posibilidad de separar dos áreas (una en la banda 14,0 – 14,25 GHz y otra en los 14,25 – 14,50 GHz) para comercializar cada una de estas por separado. Sin embargo, Qualcomm afirma que un único proveedor en las dos bandas aseguraría una red mucho más robusta y eficiente, proporcionando un mejor servicio.

A nivel estructural, el entorno estaría formado por estaciones base que se colocarían en tierra (en unas 150 localizaciones) y se comunicarían con los receptores de banda ancha que llevaría cada avión para cumplir con la actual demanda de alta velocidad que reclaman los pasajeros. De acuerdo con Qualcomm, esta infraestructura podría ofrecer hasta 300 Gbps, velocidad suficiente para soportar streaming de vídeo, videojuegos o cualquier tipo de servicio multimedia enriquecido, entre otras.

No obstante, la propuesta no está exenta de retos, ya que desde la compañía se admiten algunos problemas con las interferencias que generarían estos dispositivos. En cualquier caso, desde Qualcomm afirman poder mitigarlos mediante distintas iniciativas, como es la posibilidad de que las estaciones base incorporen una antena de amplia ganancia con el fin de permitir a los aviones transmitir información a niveles de potencia muy bajos. También proponen incorporar antenas direccionales en las aeronaves para desviar las interferencias únicamente a la dirección donde se encuentran las estaciones base, limpiando el espacio aéreo de “ruido” en la medida de lo posible.

Sin embargo, si finalmente la propuesta es admitida a trámite, todavía quedará mucho camino por delante, ya que tendrá que ser sometida a debates, pruebas y opiniones de terceros. De hecho, la industria se mantiene dividida en cuanto a sus preferencias. Si bien American Airlines y Delta ofrecen su apoyo a Qualcomm, ya que “el servicio podrá cumplir con las demandas futuras de los clientes”, por su parte, Boeing, Panasonic Avionics Corporation o Row 44 (compañía de comunicaciones y entretenimiento a bordo y operador de servicios de internet para aerolíneas, respectivamente), se declaran en contra de esta iniciativa tal y como ha sido presentada ya que, según declaran, “la propuesta de Qualcomm se basa en varias afirmaciones sin contrastar”. En cuanto al modelo que proponen, declaran, “no han demostrado que la demanda de conectividad a bordo que requieren los usuarios no pueda ser cubierta por sistemas terrestres o con despliegues basados en satélites dentro de las frecuencias existentes”.

Por el contrario, Qualcomm declara que “los actuales sistemas de comunicación a bordo son, o bien muy caros de mantener, o bien están limitados en cuanto a la velocidad de transmisión, por lo que no serán sostenibles a la hora de cumplir con la creciente demanda de los usuarios en este tipo de servicios”.
(Sin votaciones)
Cargando…