Inicio / Entrada de Blog / El timo de la estampita planetario

El timo de la estampita planetario

Solo la Unión Astronómica Internacional puede dar nombre a los planetas. (C) IAU (2)
La Unión Astronómica Internacional (IAU) ha advertido de la proliferación en internet de campañas engañosas sobre las propuestas para dar nombre a los planetas más allá del Sistema Solar. La IAU es la organización encargada del proceso del bautismo de los exoplanetas y otros objetos celestes. Hasta la fecha se han detectado más de 2.000 exoplanetas, aunque los avances en el campo de la astronomía sugieren que queda mucho por descubrir, pero también mucho terreno abonado para el fraude.

La alarma de la IAU se encendió ante el concurso en la red, “The Uwingu People´s Choice”, para votar el nombre del mundo hallado en torno a Alpha Centauri, el exoplaneta más cercano del que se tienen noticias. Todo tiene un precio y en este caso la propuesta se va a los 4,99 dólares. Más económico resulta votar por el nombre de la lista que más pueda cuadrar: 0,99 dólares. Y a cambio el incauto recibe un certificado. Según esta empresa, parte de los fondos se donan a la investigación.

La IAU explica que estos documentos no tienen valor alguno y tampoco la metodología, que no guarda relación con el nombramiento oficial. Los astrónomos creen que el procedimiento de nomenclatura unificada tiene que servir para que todos los científicos, independientemente de su nacionalidad e idioma, puedan comprenderlo sin problemas.

Cuando se halla un exoplaneta, el nombre que recibe forma parte de un catálogo oficial. Los investigadores reconocen que denominar a los descubrimientos con nombres como 16 Cygni Bb o HD 41004 Ab carece de emoción si se compara con los apelativos y sugerentes de los planetas de nuestro Sistema Solar, pero tienen claro que el sistema debe ser claro para evitar confusiones.

La IAU es el único juez del proceso de nombramiento y cuenta con la asesoría de los expertos. Como organización científica internacional está en las antípodas de la práctica comercial de venta de nombres de planetas, estrellas o lunas, actitudes que no reconoce y rechaza. Por su parte, la “competencia” de la IAU afirma que nadie tiene derecho a controlar cómo quiere la gente que se llamen las cosas en el universo.

No obstante, la IAU aprecia el creciente interés del público por la información de lo que ocurre encima de nuestras cabezas. Por eso ha encargado una comisión para que se considere permitir nombres populares de exoplanetas. Los resultados del estudio se conocerán a finales de año.

Fotos: ESO, IAU
(Sin votaciones)
Cargando…