Inicio / Entrada de Blog / Electrónica, tecnología y FIB. Por (*) Alan Neil

Electrónica, tecnología y FIB. Por (*) Alan Neil

Electrónica, tecnología y FIB. Por (*) Alan Neil
En el Festival Internacional de Benicàssim celebrado del 16 al 19 de julio, se vieron a distintas bandas hacer uso de la tecnología para las actuaciones en sus diversos conciertos. La música en la actualidad no queda ajena del apoyo tecnológico gracias al lanzamiento de bases mediante programas informáticos, que disminuyen en ocasiones la legitimidad de la música en directo.

Casi todos los grupos se apoyan mediante programas de edición y producción de audio para el lanzamiento de pistas de sonido que apoyen a los músicos que tocan en directo. Estos sueles ser arreglos de violines u otros elementos electrónicos que evitan la contratación de más instrumentistas (ahorro de costes).

Electrónica


Es impensable pensar que Crystal Fighters en el FIB -y en toda su gira- realice todo ese despliegue de sonido sin un apoyo del programa de producción “Ableton Live”, el cual suele ser el más común entre los productores y artistas de la industria musical.

¿En qué medida el apoyo tecnológico musical deslegitima el sonido de una banda en directo? Suele percibirse algo más negativo en bandas de cierta hibridación rock con electrónica, sin embargo, en formaciones completamente electrónicas no supone un handicap, sino que es un elemento añadido necesario para la proyección de su música. Por lo que muchas bandas deben tener cuidado con los sonidos enlatados que emanan de sus programas. La clave es la aparición de éstos de manera orgánica e integrados dentro del sonido de los instrumentos ‘tocados’.

En el caso de la cantante danesa MØ y su banda pudieron verse ciertas carencias que fueron sustituidas gracias a bases de fondo que completaban el sonido. Es innegable el talento de su batería y guitarra, pero la artista se apoyó de coros lanzados desde Ableton en gran parte del concierto. Las bases vocales le ganaban mucho terreno, evidenciaba una pérdida vocal de la cantante danesa aquella noche y restándole mérito debido a un directo sobrecargado.

Un ejemplo de término medio bien definido de producción fue la actuación de Portishead, la cual creó una de las mejores atmósferas del FIB, las visualizaciones cargadas de dramatismo y crítica, la electrónica densa y retorcida y el uso de diversos instrumentos como sintetizadores o el clásico theremín, dotaron a su actuación de una compleja mezcla de música, arte y tecnología.

Sin olvidar de los visuales durante todo el festival, algunos más trabajos que otro grupos. Aquí la diferencia la volvió a marcar la formación de Bristol.

En contraposición, Florence And The Machine es el ejemplo de una actuación con todos los instrumentos en directo, de todas formas su música no se presta a la inclusión de arreglos electrónicos por lo que no es necesario la utilización de programas.

Otras entradas de CYBERGEEKS

 
(Sin votaciones)
Cargando…