Inicio / Entrada de Blog / Encuentran en Teruel el fósil de un nuevo tipo de ‘tiburón espinoso’ de más de 400 millones de años de antigüedad

Encuentran en Teruel el fósil de un nuevo tipo de ‘tiburón espinoso’ de más de 400 millones de años de antigüedad

Encuentran en Teruel el fósil de un nuevo tipo de ‘tiburón espinoso’ de más de 400 millones de años de antigüedad
Así podría ser esta nueva especie animal, descubierta en Teruel y cuya antigüedad es de unos 408 millones de año. Imagen cortesía de SINC.



Científicos de la Universidad de Valencia y del Museo de Historia Natural de Berlín reportan el primer ejemplo del Machaeracanthus goujeti.

Los restos fosilizados de un ‘tiburón espinoso’ de más de 408 millones de años de antigüedad han sido encontrados en España. Investigadores de la Universidad de Valencia y del Museo de Historia Natural de Berlín han hallado en Teruel escamas, la espina dorsal y huesos de los hombros de una nueva especie animal, el Machaeracanthus goujeti. Este pez vivió durante el periodo durante el periodo Devónico y es un tipo de ‘tiburón espinoso’, o Acantodio, una variedad extinguida que se caracterizaba por parecerse al tiburón y estar lleno de espinas.

“Alcanzado tras un largo periodo de investigación y trabajo coordinado de un numeroso grupo de científicos, este descubrimiento incrementa nuestro conocimiento de la biodiversidad que existía en la Península Ibérica hace 408 millones de años, cuando la zona de Teruel y el Bajo Aragón estaban cubiertas por el mar”, afirma Héctor Botella, paleontólogo de la Universidad de Valencia que ha formado parte del equipo responsable de este reciente hallazgo.

Se conoce muy poco sobre los ‘tiburones espinosos’, al margen de que sólo vivieron durante la Era Paleozoica (hace entre 540 y 250 millones de años) y que alcanzaron su plenitud durante el periodo Devónico, situado históricamente en un momento de hace entre 420 y 360 millones de años.

Sin embargo, el desarrollo de los huesos del grupo de los ‘tiburones espinosos’ es diferente al de los restos que ahora han sido encontrados aquí, lo que apunta a la posibilidad de que se haya descubierto una nueva especie que podría ser más parecida a los tiburones y que habría surgido durante la diversificación de los vertebrados con mandíbula. La mayoría de las muestras fósiles corresponden a crías, pero a partir de ellas, los investigadores consideran que los ejemplares mayores de este nuevo grupo debían de medir en torno a un metro de largo.

Los fósiles fueron encontrados en estratos sedimentarios en las montañas del Sistema Ibérico. En esta zona, los científicos creen que es muy probable que estos peces vivieran en un gran, pero poco profundo, cuerpo de agua salada conocido como mar epicontinental, que podría haber servido como zona para la crianza de la progenie de los individuos más ancianos de este tipo de animales. Este mar epicontinental se extendería entre Teruel, la montañas de Cantabria y la comuna de Saint-Céneré, en Francia. También se han descubierto fósiles de un tamaño mayor en estratos de sedimentos situados a más profundidad.

Los investigadores han analizado, además, fósiles del periodo del Devónico Inferior en el Norte de España y el Oeste de Francia, que podrían ser los primeros indicios de la especie del Machaeracanthus. Estos hallazgos, publicados en la revista Geodiversitas, se encuentra ahora en el Museo de Paleontología de Zaragoza.

 
(Sin votaciones)
Cargando…